ESTÁS LEYENDO...

1 de diciembre, Día Mundial del Sida

1 de diciembre, Día Mundial del Sida


Pese a los avances de los últimos años, el 60% de los infectados por VIH aún desconoce su situación. Un nuevo test desarrollado por el Hospital Carlos III de Madrid consigue un diagnóstico completo en tan solo 10 minutos y con una única muestra de saliva. 3.000 farmacias catalanas lo tendrán disponible de manera gratuita a partir de enero de 2009




 





 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos


 

Este fluido oral se recoge de una forma muy sencilla de la zona de las encías con una especie de bastoncillo que se sumerge en una disolución para obtener el resultado. En unos diez minutos la prueba muestra si el sujeto está infectado o no por el VIH. El test, que ha sido autorizado por la FDA americana y el Ministerio de Sanidad, es una prueba rápida, que no necesita personal especializado para su interpretación y que se puede mantener y almacenar a temperatura ambiente sin que varíen sus cualidadesEste análisis detecta anticuerpos contra el VIH de tipo 1 y 2. Dentro del VIH tipo 1, que reúne las variantes del virus más extendidas, la prueba es eficaz tanto para el subtipo más habitual en España y el resto de países industrializados (subtipo B), como para el resto de subtipos (los conocidos como no-B) y que afectan a más del 90 por ciento de los 44 millones de afectados por el virus en todo el mundo y que se concentran en los países industrializados.


 


Las farmacias, elegidas para la prueba

Las farmacias catalanas han sido las elegidas para realizar estos test rápidos de detección del sida a partir de 2009, fomentando así el diagnóstico precoz del sida y contribuyendo a romper la cadena de transmisión, según ha anunciado la titular de Salud de la Generalitat, Marina Geli. En una rueda de prensa con motivo del Día de la Prueba del VIH, celebrado el pasado 20 de octubre, Geli ha explicado que con esta iniciativa se pretende que las 3.000 farmacias catalanas se integren más en la red asistencial. Las poblaciones escogidas tendrán más de 50.000 habitantes, y la prueba, que tarda entre 10 y 15 minutos en dar el resultado, con una fiabilidad del 99,6%, se hará a quien lo pida a partir de los 16 años de edad, para tratar de llegar a las personas más vulnerables que no se acercan a los servicios sanitarios. Con esta prueba se pretende mejorar la detección precoz de la enfermedad y combatir así el ciclo de contagio. Por su parte, el presidente del consejo del Colegio de Farmacéuticos de Cataluña, Jordi de Dalmases, ha recordado que las farmacias son los establecimientos sanitarios más próximos a la población porque siempre están abiertos a todo el mundo.

Además, a partir de febrero, veinte farmacias de centros urbanos (2 en Álava, 6 en Guipuzcoa y 14 en Vizcaya) también ofrecerán las pruebas rápidas del VIH, una técnica muy sencilla que consiste en un simple pinchazo en un dedo. De esta forma, se realizarán 2.000 test en 2009, y el paciente sólo  tendrá que aportar lo que cuesta en la farmacia el soporte diagnóstico, cuatro euros.

En la Comunidad Autónoma Vasca, cerca de diez mil personas están infectadas por el VIH/sida, de las que 8.000 se hallan en tratamiento, mientras que el resto desconoce que padece la enfermedad. Además se calcula que a lo largo de este año 2008 se diagnosticarán un total de 190 nuevas infecciones, lo que viene a suponer un incremento del 9% respecto al 2007.



 


Ser portador no es tener sida

Según fuentes de CESIDA, Coordinadora Estatal del VIH-Sida, el VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana es un microorganismo, agente infeccioso encuadrado en el género Lentivirus (caracterizado por un largo periodo de incubación). Este virus ataca al sistema inmunológico de las personas, debilitándolo y haciéndoles vulnerables ante a una serie de infecciones, algunas de las cuáles ponen en peligro la vida.

Ser seropositivo o portador no significa tener SIDA, sino que se está infectado por el VIH. Si el sistema inmunológico está en unos niveles suficientes de actividad como para mantener alejadas las enfermedades y síntomas característicos del SIDA, una persona seropositiva no padece síntomas ni enfermedades y puede llevar una actividad normal, a pleno rendimiento, en su día a día.

 


Cuándo hablar de sida

A medida que la infección por VIH avanza, a lo largo del tiempo el número de linfocitos CD4 tiende a disminuir a la vez que la carga viral basal tiende a incrementarse. Esto significa que el sistema inmunitario va perdiendo paulatinamente su capacidad de contener al VIH y, con ello, también su capacidad para contener a otros agentes infecciosos a los que un sistema inmunitario sano mantiene bajo control. Llegado un cierto momento, algunos de estos agentes infecciosos que nunca nos producirían daño teniendo un sistema inmunitario saludable comienzan a darnos problemas. Los expertos han definido una serie de enfermedades, signos y síntomas que son característicos cuando una persona tiene su sistema inmunológico muy debilitado a causa del VIH y a los que, en conjunto, se les conoce como Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA.

A estas enfermedades, generalmente causadas por agentes infecciosos como bacterias, hongos y otros virus, se las denomina Infecciones Oportunistas, porque aprovechan la oportunidad de un sistema inmunitario debilitado para manifestarse.



 


Cómo se transmite

  • El VIH puede ser transmitido de una persona con infección por VIH a otra persona a través de lesiones abiertas, heridas o cortes en la piel.
  • También puede ocurrir la transmisión a través de las membranas mucosas, como las que recubren el ano o la vagina.
  • Asimismo, es posible al compartir objetos como jeringuillas u otros elementos punzo-cortantes con restos de sangre infectada.
  • La leche materna de una mujer con VIH también puede contener cantidad suficiente de virus para producir infección.
  • Finalmente, el virus también podría transmitirse al recibir una transfusión de sangre o hemoderivados que estén contaminados con VIH de la persona donante, o a través de agujas contaminadas con sangre infectada.

 


Fármacos antirretrovirales

El VIH es un retrovirus. Esto quiere decir que su código genético no está escrito en ADN, como ocurre con la mayor parte de los seres vivos, sino en ARN. Por lo que el virus, para poder reproducirse, necesita convertir ARN en ADN (de modo que la célula infectada pueda “leerlo”), que es justo lo contrario de lo que hacen los virus de ADN y el resto de seres vivos. De ahí viene el nombre de retrovirus, y también el de “antirretroviral” para los fármacos que buscan reducir su actividad o eliminarlo.

Los fármacos antirretrovirales, además, también reducen la cantidad de virus presentes en otros fluidos del cuerpo, en particular, en aquellos implicados en la transmisión del virus de persona a persona, como son la propia sangre, el semen, el flujo vaginal y la leche materna. Esto es muy importante a la hora de reducir el riesgo de transmisión, especialmente en la transmisión materno-fetal (de madre a hijo).

 

 


Microbicidas, esperanzas rotas

Según el doctor Julio Montaner, próximo presidente de la Sociedad Internacional del Sida (IAS), durante la XVII Conferencia Mundial sobre Sida celebrada el pasado mes de agosto en México, la realidad es que en la actualidad sólo el 33% de las personas seropositivas que necesitan tratamiento lo recibe y el objetivo de lograr la cobertura universal para 2010 parece muy lejos de lograrse. Las mujeres son hasta tres veces más vulnerables que los hombres ante la infección por VIH. Por este motivo, el 2008 era el año fijado en el que estaría disponible un microbicida de aplicación vaginal eficaz que protegiera a las mujeres de la infección por el VIH. Sin embargo, después de esta última Conferencia Mundial se ha sabido que dos grandes ensayos clínicos con microbicidas a base de sulfato de celulosa, que estaban en fase III, se han suspendido por razones de seguridad, ya que en lugar de reducir el riesgo de infección por VIH, lo aumentaba, según han comunicado la Sociedad Internacional del Sida, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de Naciones Unidas. La esperanza la depositan ahora en la investigación de microbicidas de segunda generación, cuya base son los fármacos antirretrovirales, los medicamentos antisida por excelencia. El problema que plantea el uso de microbicidas es, además del de las posibles resistencias que puedan generar, las limitaciones a la investigación impuestas por el hecho de que los antirretrovirales pertenezcan a laboratorios farmacéuticos a los que es necesario pagar simplemente por investigar con ellos. Otras cuestiones por resolver serían elegir el mejor método de aplicación: en gel, en anillo vaginal, diafragmas, cápsulas… y probar su eficacia al aplicarse por vía rectal. En cualquier caso, las investigaciones prosiguen y el Gobierno español ha anunciado que aportará 10,2 millones de euros para la lucha contra el sida, un millón y medio de los cuales irá a la Asociación Internacional para Microbicidas. Esta nueva aportación se suma a los 600 millones de dólares que el Gobierno español se ha comprometido a aportar al Fondo Global de la Lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria para el periodo 2008-2012.



 


¿Y qué hay de la vacuna?

El VIH es el patógeno más complejo al que la comunidad científica se ha enfrentado nunca. Según han expuesto desde IAVI (la Iniciativa Internacional para la Vacuna contra el Sida), “en 25 años sabemos más sobre su biología que de ningún otro agente y aún la vacuna se nos escapa. Pero hay que seguir. Tenemos que comprender mejor el VIH, sus armas y sus puntos débiles, para diseñar un producto que realmente dé al sistema inmune la protección suficiente”. Por ello, los investigadores han optado por detenerse un momento a estudiar a fondo qué está fallando. Por su parte, del dinero anunciado por la vicepresidenta Maria Teresa Fernández de la Vega, España destinará 3 millones de euros para apoyar las actividades de la Iniciativa Internacional para la Vacuna IAVI. El objetivo último sigue siendo el mismo: desarrollar una vacuna segura, eficaz, que prevenga la infección y que sea accesible para todo el mundo.

 


Informe sobre la epidemia mundial de sida 2008

*Contiene datos de 147 países.

Afortunadamente, el Informe sobre la epidemia mundial de sida 2008 confirma que el mundo está, finalmente, realizando cierto progreso real en su respuesta al sida. En 2008, un pequeño número de países ya proporcionan acceso universal al tratamiento antirretrovírico y a los servicios de prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH. Otros ya se encuentran en camino de lograrlo. Y cada vez en más países, los niveles de infección por el VIH están en descenso.







































  1. El porcentaje mundial de personas que viven con el VIH se ha estabilizado desde 2000, aunque a un nivel inaceptablemente alto. A pesar de los avances habidos, en la actualidad en todo el mundo, más de 41 millones de personas están afectadas por el VIH/SIDA.
  2. África Subsahariana sigue siendo la región más afectada por el VIH, ya que le corresponden el 67% de las personas que viven con el virus y el 72% de los fallecimientos por sida producidos en 2007 en todo el mundo.
  3. En el plano mundial, el porcentaje de mujeres entre las personas que viven con el VIH ha permanecido estable en torno al 50% desde hace varios años.
  4. Se estima que 370.000 niños menores de 15 años contrajeron el VIH en 2007.
  5. En casi todas las regiones fuera de África subsahariana, el VIH afecta de forma desproporcionada a los usuarios de drogas inyectables, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y los profesionales del sexo.
  6. En la tercera década de la epidemia, un tercio de los países carece de leyes que protejan contra la discriminación a las personas que viven con el VIH.
  7. Existen estrategias de eficacia contrastada para prevenir todos los modos de transmisión del VIH: sexual, por vía sanguínea (a través del consumo de drogas inyectables o en contextos sanitarios) y maternoinfantil.
  8. En los últimos años se ha confirmado que la circuncisión médica masculina puede ser una tecnología potencialmente útil para reducir el riesgo de VIH entre los hombres.
  9. Aunque los jóvenes de 15-24 años representan el 45% de todas las nuevas infecciones por el VIH en adultos, muchos de ellos siguen careciendo de una información precisa y completa sobre cómo evitar la exposición al virus.
  10. Avanzar hacia el acceso universal a la prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH es un paso importante en la dirección de una respuesta eficaz y sostenible al VIH.



 


La circuncisión médica masculina puede ser una tecnología potencialmente útil para reducir el riesgo de VIH entre los hombres, según el último informe ONU-SIDA sobre la epidemia mundial de sida 2008.



 


A pesar de ser el colectivo que más riesgo tiene de infección (19 veces más que la población normal), menos del 1% de los fondos se destina a programas de prevención destinados al sexo entre hombres. En países como Bolivia el riesgo llega a ser hasta 179 veces mayor.

 


Sanidad y trabajo, los lugares de mayor discriminación

A pesar de los avances y de la puesta en común de muchos países hoy en día todavía asistimos a muchos casos de discriminación. Según Santiago Pérez, presidente de CESIDA, (Coordinadora Estatal de VIH-Sida) que agrupa a más de cien organizaciones en dieciséis comunidades autónomas, “los ámbitos sanitario y laboral son los que presentan mayor número de situaciones de discriminación en nuestro país”. Con el fin de orientar a quienes tienen que enfrentarse a una de ellas, el pasado 22 de octubre se presentó la Guía de Capacitación Legal, una revisión de las vías de impugnación que tienen los particulares que sufren una situación de rechazo para recurrir en contra de la Administración cuando ésta vulnera sus derechos. Aunque no se dispone de un registro oficial, el Observatorio de Derechos Humanos y VIH/Sida, durante el año 2007 recibió más de un centenar de solicitudes de ayuda. “Hay que tener en cuenta”, manifiesta el presidente de CESIDA  Santiago Pérez, “que esta cifra corresponde sólo a los casos que llegan a las entidades, ya que muchas situaciones de discriminación son ocultadas por las personas damnificadas por temor o falta de recursos personales. La consecuencia inmediata de este tipo de discriminaciones es la ocultación de la infección por parte de la persona afectada. El estigma produce estrés y puede limitar el acceso a recursos como la salud, la vivienda, la educación y el trabajo. Por este motivo, contar con este tipo de  herramientas, como la guía de capacitación, nos puede ayudar a sacar a la luz situaciones invisibles de discriminación”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page