ESTÁS LEYENDO...

10 consejos para cuidar los riñones en vacaciones

10 consejos para cuidar los riñones en vacaciones

Con el objetivo de fomentar la salud renal durante la temporada de verano y vacaciones, la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) ha puesto en marcha una campaña de sensibilización con consejos y recomendaciones con los que pretende concienciar a la sociedad de la importancia de cuidar de la salud de los riñones y de prevenir la llegada de posibles problemas renales. Hábitos de vida inadecuados, como llevar una dieta no adecuada, el abuso de bebidas azucaradas y confundir descanso con inactividad, son, según los expertos de la S.E.N., grandes peligros para el riñón durante el descanso estival.

Los nefrólogos subrayan que hay muy poca cultura social sobre lo que es bueno y malo para los riñones, bastante menos que sobre salud cardiovascular, “cuando la realidad es que la salud de los riñones y del corazón están íntimamente relacionadas”, explica la presidenta de la S.E.N., la doctora María Dolores del Pino, quien sugiere “aprovechar el descanso y la mayor disponibilidad de tiempo precisamente para planificarnos mejor con las comidas, llevar una dieta más saludable y baja en sal, menos aditivos ricos en fosfato, y hacer mucho más ejercicio”, lo que redunda en el beneficio de nuestra salud y bienestar y la prevención de patologías relacionadas con el riñón y el corazón.

En el caso del riñón, a medida que la función renal disminuye, el riesgo de desarrollar daño y enfermedad vascular aumenta, hasta tal punto que una de las causas habituales de mortalidad en los pacientes renales son los problemas cardiovasculares, incluyendo la enfermedad cardiaca y cerebrovascular, más que la insuficiencia renal en sí misma. Y a la inversa, la presencia de factores de riesgo cardiovascular y el desarrollo de daño vascular también supone un grave problema, al triplicar el riesgo de enfermedad renal.

Además, los malos hábitos alimenticios como la alta ingesta de sal son perjudiciales para el corazón y el riñón. Muchas de las recomendaciones son idénticas, otras específicas para el riñón, pero en general “lo que es malo para el corazón también lo es para el riñón y viceversa”, afirma María Dolores del Pino, quien añade que “hay una cierta legitimación social a los excesos en vacaciones, pero sabemos que estos excesos pueden resultar después bastante nocivos para la salud de nuestros riñones”.

Decálogo de consejos y recomendaciones

1. Recuerda hidratarte adecuadamente. En verano perdemos por la sudoración mucho líquido que hay que recuperar. Y ¡la sed sólo se quita con agua!

2. No te lo permitas todo por ser vacaciones. Acuérdate de tus riñones, y toma menos aditivos ricos en fosfato

3. Evita el tabaco, en verano y siempre. Que las vacaciones no te estropeen los logros del resto del año.

4. Aprovecha el tiempo para planificar mejor tus comidas y comer más sano. Toma fruta y verdura, y combínalas en tus comidas principales con pan, pastas y arroces.

5. ¿Estás en la playa? Aprovecha y come más pescado que carne. Alterna las proteínas del pescado blanco o azul con huevos y legumbres.

6. Vigila la ingesta de sal, sobre todo si sales a comer a la calle. Que la sal de la vida esté en tu ocio y en tus relaciones, no en tu comida.

7. Por algo le llaman el oro líquido: siempre, siempre, aceite de oliva.

8. Descansar no es (sólo) tumbarse al sol. El ejercicio físico no sólo es compatible con el descanso, sino que te ayudará a sentirte mucho mejor.

9. ¿Eres de los que dicen que te gusta andar, pero no tienes tiempo? Pues aprovecha tus vacaciones. No tienes excusas para una hora diaria de paseo, y a buen ritmo.

10. ¿Quieres aprovechar el verano para adelgazar? Pues hazlo, pero con una dieta sana y equilibrada. ¡Nunca tomes suplementos dietéticos sin ser indicados por un profesional!





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.