ESTÁS LEYENDO...

El 16 de octubre, corre para concienciar sobre el ...

El 16 de octubre, corre para concienciar sobre el paro cardiaco

El 16 de octubre, corre para concienciar sobre el paro cardiaco

Con motivo del Día Europeo de Concienciación del Paro Cardiaco se va a celebrar una carrera en Madrid, en la casa de Campo, el día 16 de octubre a las 12,15 horas. Con esta iniciativa se trata de concienciar a todos los ciudadanos de la conveniencia de realizar actividad física de manera regular para la salud y en especial para el corazón.

La carrera, que tiene dos circuitos de 5 y 10 Km, contará con la dirección Técnica de MAPOMA. La salida y llegada será en la Avenida Principal del recinto ferial de la casa de campo. El encuentro está auspiciado por el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP) y el SAMUR, y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid. Todos los beneficios que se obtengan de esta carrera irán destinados a la Fundación “Menudos Corazones” de ayuda a los niños con problemas de corazón y a la Fundación Mari Paz Jiménez Casado para la lucha contra el sarcoma infantil. El SAMUR, además,  llevará a cabo ese día en Madrid diferentes actividades en Polideportivos municipales, Puerta del Sol y en la puerta del Hospital 12 de Octubre.

El día de la carrera y los siguientes días se celebrarán en todo el país diferentes actos de formación en resucitación cardiopulmonar básica promocionados por las diferentes sociedades científicas y entidades públicas que componen el CERCP. El Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar quiere promover la formación de la ciudadanía en las técnicas básicas de resucitación, así como instar a los poderes públicos en la necesaria instalación de más desfibriladores automáticos que se ha demostrado pueden ayudar a salvar vidas a las personas que sufren un paro cardiaco.

La carrera contará con la presencia de dos deportistas como son el corredor Chema Martínez y el exfutbolista Iván Helguera, así como la presencia de institucional de la Consejería de Sanidad y del Área de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid. En Europa se producen alrededor de 350.000 muertes súbitas al año fuera del hospital, mientras que en España la cifra oscila en torno a las 30.000, lo cual representa cerca de 1.000 paros cardiacos diarios. En el 80% de los casos, estos eventos tienen lugar en el hogar de los pacientes, donde rara vez alguien conoce cómo deben practicarse las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) necesarias.




La supervivencia al año de los pacientes que sufren un paro cardiaco varía de unos países a otros, con una media que apenas supera el 10%. Actualmente está demostrado que con la realización de una serie de acciones encadenadas, denominadas cadena de supervivencia, se podría aumentar la supervivencia al doble o al triple. Las primeras acciones de esa cadena de supervivencia deben ser realizadas por los testigos presenciales. La realidad es que en tan solo 1 de cada 5 paros cardiacos producidos fuera del hospital algún testigo realiza maniobras de reanimación cardiopulmonar. De ahí la importancia de la educación a la población general.

La realización de estas maniobras es particularmente efectiva cuando se inician precozmente. Diversos estudios demuestran que el tiempo transcurrido entre la instauración de la parada cardiorrespiratorio (PCR) y la iniciación de maniobras de RCP es uno de los factores pronósticos más importantes. La posibilidad de supervivencia del paciente disminuye un 10% cada minuto que se demoran estas maniobras, por lo que sería deseable que se iniciaran en los 3-4 primeros minutos de la situación de PCR. La supervivencia de los pacientes que sufren una parada cardiorrespiratorio (PCR) se ve favorecida por la realización de una serie de acciones secuenciadas, lo que se conoce como cadena de supervivencia. Esta está formada por cuatro eslabones:

1- Reconocimiento precoz de la situación de PCR y activación del servicio de emergencias médicas a través del teléfono 112 (o 061 en las comunidades autónomas en las que esté disponible).

2- Inicio inmediato de las maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) básica: compresiones torácicas y ventilaciones.

3- Utilización, en cuanto esté disponible, de un desfibrilador semiautomático (DEA).

4- Administración de cuidados post-resucitación a los pacientes con PCR recuperada.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.