ESTÁS LEYENDO...

19 de octubre, Día Internacional del Cáncer de Mam...

19 de octubre, Día Internacional del Cáncer de Mama

Cada año se diagnostica en nuestro país 26.000 nuevos caso de cáncer de mama, un tumor cuya incidencia aumenta año tras año, pero que cuenta con un índice de supervivencia alto gracias al diagnóstico precoz y a una mayor eficacia de los tratamientos disponibles.

Con el dato de que 1 de cada 8 mujeres desarrollará un cáncer de mama a lo largo de su vida, cobra aún más fuerza la necesidad de invertir en investigación y trabajar para que no existan retrasos en el acceso a la innovación oncológica. Así lo ha puesto de manifiesto Roswhita Britz, presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), en el marco del Día Internacional del Cáncer de Mama, añadiendo que “hemos avanzado mucho durante los últimos años y ahora no podemos dar marcha atrás”. La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y los Grupos de investigación académica en cáncer de Mama GEICAM y SOLTI apoyan a FECMA en la conmemoración del Día y en la difusión de su Manifiesto de 2014, un documento que pretende trasladar a la población y a las administraciones las inquietudes de las mujeres agrupadas en las 40 asociaciones de FECMA, en el marco de la Campaña “Mientras una mujer sufra por cáncer de mama, no pararemos”.

El cáncer se supera en un número importante de casos (casi 9 de cada 10 mujeres sobrevive a la enfermedad a los cinco años) pero ocasiona todavía hoy el 6% de los fallecimientos en España. Por ello, la presidenta de FECMA insiste “en la importancia de la investigación e innovación para desarrollar terapias menos agresivas, más innovadoras y eficaces; es necesario disponer de los medicamentos contrastados como más adecuados y avanzar en la corrección de los efectos adversos de la enfermedad y, de esa forma, garantizar una atención de calidad a todas las mujeres con cáncer de mama”.

El Manifiesto de FECMA de este 2014 recoge además la reivindicación de que el acceso a los servicios, las prestaciones, terapias o determinados medicamentos innovadores sea óptimo e igualitario “sin que existan diferencias entre comunidades autónomas, provincias u hospitales. Hay que tener en cuenta que los titulares del derecho a la salud no son los territorios, sino los pacientes y los usuarios”. En este sentido, propugna una atención personalizada y multidisciplinar con independencia del lugar de residencia, debido a que no hay pacientes ni tratamientos estándar.

Tal como asegura el doctor Miguel Martín, presidente del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, “en los últimos años hemos asistido a un desarrollo espectacular de nuevos tratamientos más eficaces frente al cáncer que cada vez se emplean de manera más individualizada, lo que contribuye a aumentar su eficacia, reducir las toxicidades y evitar terapias innecesarias: todo ello redunda en una mejora de la prestación sanitaria y en la optimización de recursos humanos y económicos. No obstante, aún queda mucho camino por recorrer, ya que todavía el 25% de las mujeres con cáncer de mama fallecen a causa de su cáncer. La investigación clínica académica, en paralelo con la investigación liderada por la industria farmacéutica, es fundamental para seguir avanzando y se encuentra ante el grave obstáculo de la falta de financiación”. Por todo esto, FECMA considera clave continuar invirtiendo en proyectos de investigación, que han permitido mejorar la situación global del cáncer de mama, y que no se produzcan retrocesos en el avance de su conocimiento.

En esta línea de mantenimiento de los logros, pero con la vista puesta en el futuro, la doctora Eva Ciruelos, Miembro de la Junta Directiva y del Comité Científico del Grupo SOLTI de Investigación en Cáncer de Mama, reconoce como “necesario para el futuro de la investigación el desarrollo de una medicina de precisión, es decir aquella que se basa en el tratamiento de una enfermedad mediante el análisis de las características moleculares del tumor de cada paciente y el uso de las terapias que se ajusten a dichas características; es necesario trabajar con el fin de que más pacientes puedan acceder a ensayos clínicos con terapias dirigidas en función de sus perfiles moleculares”.

Cáncer de mama en mujeres jóvenes
A pesar de que la mortalidad por cáncer disminuye en los tumores de mama, sí se está observando un incremento de los diagnósticos en mujeres jóvenes: de los 26.000 casos de cáncer de mama que se diagnostican cada año en nuestro país, el 18,6% se registra en mujeres menores de 45 añosi. Por este motivo, la Federación expone en su manifiesto de este año la preocupación por este incremento de los casos en mujeres jóvenes: a las consecuencias que puede tener un cáncer en mujeres de mayor edad tanto en el ámbito personal y familiar como laboral, en el caso de las pacientes jóvenes se añade el problema de la fertilidad. De ahí que FECMA reivindique programas de información detallada sobre la preservación de la fertilidad antes de iniciar un tratamiento.

Atendiendo a la realidad sanitaria, el documento reitera su propuesta para alcanzar un Pacto de Estado por la defensa, la sostenibilidad y la cohesión del Sistema Nacional de Salud, con el compromiso de las Administraciones Sanitarias y los actores implicados, entre los que se incluyen los pacientes. Y es que, como viene haciendo la Federación en los últimos años, el Manifiesto 2014 defiende que el Sistema Nacional de Salud debe garantizar una Cartera de Servicios única y común, con independencia de la administración gestora como elemento de equidad y justicia.

Como cada año en el mes de Octubre, FECMA hace un llamamiento especial a las mujeres para que acudan a las citas de los programas de detección precoz, en un ejercicio de co-responsabilidad y entendiendo que “hoy por hoy, las mamografías son la mejor herramienta de detección del cáncer de mama”. Asimismo defiende que esos programas sean promovidos y gestionados por el sistema público de salud, con acceso gratuito, continuados en el tiempo, dotados de los recursos necesarios, desarrollados con controles de calidad y por personal formado y evaluados en sus resultados. En este ámbito de la responsabilidad personal de las mujeres, recuerda la necesidad de seguir un estilo de vida saludable, con el objetivo de reducir el riesgo de cáncer. La doctora Pilar Garrido, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), insiste en este aspecto: “los especialistas sabemos que cada vez va a haber más personas con cáncer debido a nuestra mayor esperanza de vida pero también a nuestros hábitos de salud; por eso uno de los grandes retos que tenemos como sociedad científica es contribuir a modificar hábitos de vida, sobre todo el tabaco y la obesidad, que tanta influencia tienen en el cáncer”. La presidenta de la SEOM ha recordado, asimismo, la “importancia de medir resultados en salud para racionalizar la gestión y mejorar la eficiencia, todo lo cual redundará en una mejora de la calidad de la atención oncológica en el Sistema Nacional de Salud”.

Otras necesidades a tener en cuenta
El Manifiesto de 2014 recoge otras reivindicaciones de la Federación en las que las mujeres con cáncer de mama reiteran la necesidad de desarrollar registros poblacionales homogéneos y actualizados de cáncer, ya que según explica su presidenta “son una herramienta esencial para conocer la realidad de nuevos casos y fallecimientos, la edad de las personas diagnosticadas, los casos de cáncer metastásico y el número de mujeres en edad fértil diagnosticadas de cáncer”.

Por otro lado, FECMA reclama el derecho a una segunda opinión y a una información veraz, completa y contrastada durante todas las etapas del proceso. Asimismo, aboga por el derecho a una atención a los problemas laborales; a una asistencia psicosocial y a la evaluación de los riesgos de mujeres susceptibles de presentar síndrome hereditario de cáncer.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *