ESTÁS LEYENDO...

Un 20% de las mujeres padece anorgasmia

Un 20% de las mujeres padece anorgasmia

Un 20% de las mujeres padece anorgasmia

 

La marca LELO organizó ayer un evento en Madrid en el que, de la mano de la sexóloga francesa Valérie Tasso, descubría todo lo relativo al clítoris y la anorgasmia, una de las disfunciones sexuales que más padecen las mujeres. Asimismo, durante la sesión, la experta reveló algunos de los datos más significativos acerca de la sexualidad femenina.

La anorgasmia hace referencia a la incapacidad que tienen algunas mujeres para experimentar un orgasmo. En este sentido, puede que una mujer no haya experimentado nunca un orgasmo, por lo que padecería de anorgasmia primaria; o existe la posibilidad de que, por diversos motivos, deje de experimentar orgasmos a pesar de que ya los haya tenido con anterioridad, en cuyo caso padece anorgasmia secundaria. “La anorgasmia es una patología que afecta al 20% de las mujeres, en la mayoría de los casos se genera por la presión que esta ejerce sobre sí misma, pero es importante destacar el hecho de que es posible corregir dicha afección a corto y medio plazo”, añade. Durante la sesión, Valérie Tasso explicó que conocer la verdadera naturaleza del clítoris es fundamental para llegar al orgasmo y solucionar problemas como la anorgasmia.

Una de las premisas sobre las que enfatizó Tasso es que existe la creencia incorrecta, aunque generalizada, de que las mujeres pueden experimentar dos tipos de orgasmos distintos: vaginales y clitorianos. Sin embargo, la prestigiosa sexóloga francesa advirtió de que esta creencia es falsa, ya que el clitoriano es el único tipo de orgasmo que las mujeres pueden experimentar.

El clítoris es, sin lugar a duda, un órgano sobre el cual todavía existen infinidad de cosas por conocer. No obstante, éste copa los primeros resultados que aparecen al introducir “ese gran desconocido” en el buscador de Google. “Muy poca gente es consciente de que el clítoris tiene como única función otorgar placer”, comenta Valérie. “De hecho, “Kleitoris” (del griego, clítoris) significa “llave”, la cuál abre la puerta hacia la máxima representación del placer: el orgasmo”, añade.

Más allá de la parte externa, el clítoris, que tiene un tamaño real de entre 10 y 12cm, se compone también de una parte interna no visible que permanece ajena a la estimulación exterior. SONA, el estimulador de clítoris de la marca sueca LELO, emite ondas sónicas produciendo un efecto de reverberación dentro del clítoris gracias a la almohadilla localizada en la abertura del producto. “En la actualidad, los juguetes eróticos han pasado de tener un papel exclusivo para dotar de placer al usuario a convertirse en una herramienta médica que tiene cada vez más aceptación tanto por parte de los profesionales como de los pacientes”, explicó Tasso.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.