ESTÁS LEYENDO...

Un 30% de las personas con diabetes sufre retinopa...

Un 30% de las personas con diabetes sufre retinopatía diabética

Un 30% de las personas con diabetes sufre retinopatía diabética

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra hoy 14 de noviembre, Clínica Baviera quiere poner de relieve la importancia que tiene la realización de revisiones oftalmológicas periódicas para detectar de forma precoz las enfermedades oculares asociadas a esta patología y evitar las altas cifras de diagnóstico tardío. Un 30% de las personas que padecen diabetes sufre retinopatía diabética y/o edema macular diabético, una enfermedad visual que deteriora los vasos sanguíneos que irrigan la retina y que provoca fugas de fluido o sangre alterando la función visual y la calidad de vida de los pacientes diabéticos. Afecta tanto a los diabéticos tipo 1 como tipo 2 y a día de hoy se sabe que la ceguera por diabetes podría prevenirse con la detección precoz de las formas de riesgo de la enfermedad en un número muy importante de casos. Este tipo de enfermedades solamente se pueden detectar a través de exámenes oculares como la retinografía, una prueba diagnóstica que tiene por objetivo detectar posibles alteraciones oftalmológicas analizando el fondo del ojo y comprobando si la retina se encuentra en buen estado. Es sencilla, útil, segura y muy cómoda para el paciente.

La diabetes, que afecta a 5 millones de españoles, multiplica por 10 el riesgo de padecer ceguera. Las principales enfermedades visuales derivadas de esta patología son la retinopatía diabética (RD) o el edema macular diabético, principales causas de ceguera en los países desarrollados.

El edema macular diabético afecta a un 7,9% de las personas con diabetes, en mayor medida a aquellos con diabetes tipo II. Su principal síntoma es que se produce la pérdida de la visión central que a veces se manifiesta como una percepción distorsionada de las caras u otros objetos. Esta patología consiste en la acumulación de líquido a nivel de los tejidos de la mácula, lo que provoca el engrosamiento de la retina.

A pesar de la elevada exposición de las personas con diabetes a padecer RD, sólo un 20% de ellos se somete a revisiones anuales de retina para poder detectar enfermedades de este tipo. “Un riguroso control glucémico y revisiones oftalmológicas periódicas son esenciales para evitar que se desarrollen este tipo de enfermedades visuales y poder frenar su avance a tiempo”, señala la Dra. Maribel López, especialista en retina de Clínica Baviera.







¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.