ESTÁS LEYENDO...

35 pacientes con cáncer de tiroides harán el Camin...

35 pacientes con cáncer de tiroides harán el Camino de Santiago en septiembre

35 pacientes con cáncer de tiroides harán el Camino de Santiago en septiembre

Un total de 35 pacientes de cáncer de tiroides de todo el mundo realizarán la última etapa del Camino de Santiago desde Sarria con el objetivo de llevar su voz y la de las personas que tienen alguna enfermedad tiroidea (ET) al prestigioso Congreso de especialistas médicos de la European Thyroid Association que tendrá lugar el próximo 5 de septiembre en Santiago de Compostela.

Esta campaña de concienciación sobre el cáncer de tiroides y la realidad de las enfermedades tiroideas (ET) VOCES EN EL CAMINO está organizada por la Asociación Española de Cáncer de Tiroides (AECAT). Se trata de un Camino que guarda un gran paralelismo con la travesía que atraviesa un paciente de cáncer de tiroides tal y como muestra la web www.vocesenelcamino.org, en la que se recogen -en inglés y español- grabaciones de voz de los pacientes contando su experiencia por el camino de la enfermedad.

El Camino de Santiago iniciará su etapa en Sarria y, a lo largo de 5 días y 112 kilómetros, caminarán y reservarán un espacio para compartir también su vivencia sobre la dolencia. El primer día el grupo comenzará su recorrido en Sarria (Lugo) y los días sucesivos pasarán por en Portomarín (Lugo), Palas de Rei (Lugo) y Arzúa (A Coruña) hasta llegar a la última etapa en el Monte do Gozo en Santiago de Compostela el día 5. Al día siguiente tendrá lugar la celebración del Congreso.

En palabras de Cristina Chamorro, presidenta de AECAT, “nuestra Asociación es la única representante de los pacientes de enfermedades tiroideas en España y por tanto, anfitriona de todos las asociaciones de pacientes y profesionales médicos que participarán en el Encuentro Anual de la European Thyroid Association. Queremos aprovechar esta ocasión para reunirnos y compartir nuestra experiencia con los pacientes de otros países, americanos, argentinos, franceses, holandeses, ingleses… también para unir nuestras voces ante los profesionales médicos y poner en el centro del esfuerzo médico y la investigación al enfermo y no solo a la enfermedad”.

Cristina Chamorro apunta también que “nuestro objetivo con esta campaña es sumar todas las voces y hacerlas sonar al llegar a Santiago en el acto que abrirá el Congreso, para concienciar a la sociedad sobre la importancia de la detección precoz y la derivación a centros de referencia. Mostrar lo que viven día a día los pacientes de cáncer de tiroides, al enfrentarse física y mentalmente con el cáncer a la vez que con una disfunción tiroidea”. Para quien no pueda participar pero quiera también sumar su voz, AECAT propone entrar en www.vocesenelcamino.org y dejar grabada su experiencia. Cada día de camino hace referencia a una etapa de la enfermedad, a un reto vivido posiblemente en soledad pero que ahora se puede compartir, para el bien de otros. La campaña cuenta con las voces solidarias de personas reconocidas como la actriz Lara Dibildos que aporta su experiencia personal.

Incidencia de nuevos casos de cáncer de tiroides en Galicia

En palabras del doctor José Manuel Cabezas Agrícola, endocrinólogo del Servizo Galego de Saúde “en las últimas tres décadas se ha demostrado que la incidencia de este tumor se ha duplicado en todo el mundo, incluida Galicia, de tal forma que es el que más rápidamente ha aumentado en ambos sexos frente a otros tipos de tumores”. En Galicia, el único estudio hasta la fecha (publicado en Thyroid en 2009, Rego-Iraeta y col.), llevado a cabo en Vigo recogiendo datos desde 1978 a 2001, periodo que incluyó la implantación de la iodonización de la sal en 1985, puso en evidencia resultados similares a otras series mundiales, esto es, mayor afectación en mujeres, con una edad media de 46 años, y un 76 % se trataban de carcinomas papilares (de los cuales casi un 40 % eran micropapilares), y también la mayoría (75 %) en estadíos precoces (I y II).

Impacto social de las patologías tiroideas en España

El 21% de la población está preocupada por padecer una disfunción tiroidea o algún tipo de nódulo, bocio o cáncer según se desprende del estudio “Impacto social de las patologías tiroideas en España” elaborado por AECAT. El presente informe destapa el escaso conocimiento que la población general, tiene sobre los efectos reales del tiroides sobre la salud global y el bienestar declarando el 37,9% no saber nada o casi nada y el 54% saber muy poco; cuando el 6,71% de la población se estima que padecería una DT sin saberlo. Anualmente se desarrollan en España más de 46.000 nuevos nódulos tiroideos que deben ser estudiados para descartar la presencia de malignidad entre ellos. En España se detectan cada año 3.000 nuevos casos de cáncer de tiroides.

¿Qué es el tiroides?

El aspecto que más se conoce del tiroides es su papel en determinar la rapidez con que los alimentos se transforman en energía, y por tanto como influyen en el peso corporal y el nivel energético. Pero también hay que saber que además controla la función muscular, la función cardíaca, la función ósea y la función hepática, las concentraciones de colesterol, interviene en la síntesis del glucógeno y en la utilización de glucosa, son necesarias para la formación de vitamina A, mantienen la temperatura corporal, el tracto gastrointestinal, y controlan funciones cognitivas como memoria o ideación. Una posible disfunción del tiroides, bien por hipofunción o por hiperfunción, puede estar detrás de depresiones, casos de infertilidad, hipertensión, hipercolesterolemia, osteoporosis, problemas de desarrollo neuronal, incluso cretinismo en niños, siendo vital su vigilancia durante el embarazo.

¿Cómo se puede detectar?

Una analítica es suficiente para determinar la concentración de las hormonas tiroideas en sangre. Sin embargo, son muy difíciles de detectar las disfunciones tiroideas solo por sus síntomas. El estudio recomienda invertir en mejorar la detección precoz para evitar costes sanitarios y sociales mediante los siguientes modelos: Nódulos Tiroideos, derivación a consultas de alta resolución o cita única en el que se centralice en un solo sitio y lugar todas las pruebas necesarias para descartar un tumor y en enfermedades tiroideas determinar claramente los grupos de pacientes a los que habría que hacer un chequeo (screening bioquímico) de hormonas tiroideas y posible derivación a especialista. También resalta el estudio la importancia de educar a la población. El paciente debe saber cuándo puede haber un problema de tiroides detrás de alguna de estas patologías. Conocerlo contribuirá, no sólo a detectar disfunciones no diagnosticadas que pudieran estar dañando la salud, sino que aclararían, ante la sociedad, la función real del tiroides.

Modelos diagnósticos de calidad

Otra de las conclusiones del informe -que ha sido supervisado por el doctor Sánchez Franco, por el Dr. Galofré, actual coordinador del grupo de trabajo de cáncer de tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición y por el doctor Larrad, reconocido cirujano de tiroides y también miembro del mismo- es su apuesta por los nuevos modelos de acto único para el diagnostico de nódulo tiroideo, y advierte que estamos en el mejor momento para valorar convenientemente el modelo a generalizar, revisando la importancia de un ecografista experto y la intervención de un equipo multidisciplinar, así como la conveniencia de ir incorporando las nuevas técnicas moleculares y radiológicas que están surgiendo.

El 20% de los resultados de las citologías no son concluyentes y ante el riesgo de cáncer de tiroides se operan. En este sentido la calidad del diagnóstico y la pronta derivación para su tratamiento se convierte en el mayor ahorro social y sanitario. “El médico general debe saber cuándo es preciso derivar al endocrinólogo al paciente que le ha encontrado un nódulo en el tiroides. Desgraciadamente no es raro diagnosticar carcinomas muy agresivos en nódulos tiroideos que han sido seguidos durante años por especialistas que no son endocrinólogos. Es decir, todo el mundo se “atreve” con el nódulo tiroideo, porque la mayoría van bien, pero entonces no se hacen las cosas bien. Igual ocurre con la disfunción tiroidea, y también, desgraciadamente, se ve algunas prácticas no del todo ortodoxas”, nos comenta el doctor Galofré.

También por eso es importante contar con pacientes informados e implicados en su autocuidado, mostrando la importancia de la información basada en el paciente, en su nivel de conocimientos y momento emocional. Así como generalizar la práctica de aportar información clara y por escrito del diagnóstico que incorpore datos de páginas con información en webs para visitar o asociaciones de pacientes que les sirvan de apoyo. “La encuesta muestra el enorme malestar que generan las enfermedades tiroideas, afectando de raíz la vida del paciente, mientras se detectan y ajusta el tratamiento hormonal pero también la satisfacción final con el mismo. Ante esto, es imprescindible apoyarnos unos a otros, esperemos que Voces en el Camino sirva para concienciar sobre el problema”, concluye la presidenta de AECAT.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.