ESTÁS LEYENDO...

45 hospitales realizarán pruebas de prevención del...

45 hospitales realizarán pruebas de prevención del ictus

El próximo miércoles 29 de octubre el GEECV de SEN y Boehringer Ingelheim impulsan, con motivo del Día del Ictus, una red de puntos informativos en Hospitales de todo el territorio nacional en los que se realizarán pruebas preventivas de ictus: presión arterial, glucemia y doppler. El objetivo es dar a conocer la importancia de las labores preventivas, aprender a identificar las señales de aviso de un posible ictus y saber cómo actuar para evitarlo.

Durante la jornada también tendrá lugar la tradicional ceremonia de entrega de los Premios Ictus 2014 que este año han recaído en la periodista Victoria Prego en la categoría social por su fuerza y afán de superación ante la enfermedad y en la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) por la importante labor de difusión que realiza el colectivo periodístico y la rigurosidad y el interés con el que realizan su trabajo y que percibimos desde hace años contribuyendo a mejorar la información que recibe la sociedad y ayudando a disminuir las consecuencias de esta devastadora enfermeda, quienes acudirán a recoger el premio.

De dos tipos

Hablar de ictus es hablar de un conjunto de enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos que suministran la sangre al cerebro. Este grupo de patologías, conocidas popularmente como embolias, también se denominan accidentes cerebrovasculares (ACV) y se manifiestan súbitamente. El ictus es el equivalente a un infarto de corazón, pero en el cerebro.

Existen dos tipos principales de ictus.

  1. Los ictus hemorrágicos o hemorragias cerebrales, que se producen cuando un vaso sanguíneo (vena o arteria) se rompe;
  2. Y los ictus isquémicos o infartos cerebrales, que ocurren cuando una arteria se obstruye por la presencia de un coágulo de sangre. A menudo, este trombo se origina en el corazón y se desplaza hasta el cerebro, donde interrumpe el flujo sanguíneo.

Cuando se sufre un ictus, el daño cerebral adquirido puede ser irreparable y dejar secuelas graves, que repercutan de forma notable en la calidad de vida de los afectados. Después de un ictus, sólo un tercio de los pacientes se recupera totalmente, otro tercio queda con secuelas y otro tercio fallece. Además, el 25% de las personas que padecen un ictus mueren durante los 30 días siguientes.

ictus día mundial





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *