ESTÁS LEYENDO...

5 consejos que te ayudarán a correr mejor

5 consejos que te ayudarán a correr mejor

5 consejos que te ayudarán a correr mejor

La técnica de carrera es un aspecto desconocido para muchas personas que practican el creciente fenómeno del ‘running’. Y es que al igual que ocurre con cualquier otro deporte, la técnica es esencial que ayuda a mejorar , y de hecho, es lo que marcará la diferencia a la hora de evitar las lesiones y mejorar resultados. La compañía farmacéutica Uriach, a través de su producto Fisiocrem*, ofrece una serie de consejos que ayudarán a correr mejor y a mejorar la técnica. Y si ya eres un corredor experimentado, nunca está de más refrescar conceptos que pueden ayudarte a mejorar:

1. La postura corporal es un aspecto fundamental a la hora de correr. Para mejorar, hay que ser consciente de los errores que se cometen, y la mejor ayuda te la podrá dar o bien un espejo en el que puedas comprobar tu técnica, o bien un profesional deportivo. Los aspectos que más tendrás que tener en cuenta son:

Mirada al frente. Normalmente se puede tener la tendencia, o tentación según como se mire, de mirar hacia abajo, pero eso altera el equilibrio y una buena posición del cuerpo para correr.

Evita la tensión. Procura que tus hombros estén relajados, correr es un momento únicamente para ti, disfrútalo.

El braceo. Los codos ligeramente separados del cuerpo, las manos relajadas, no elevar los brazos en exceso, y abrir el codo a 90 grados, son algunos de los básicos para que te conciencies de la posición de tus brazos. ¿Y hasta dónde levantarlos? Se recomienda que hasta la altura del pectoral y al bajar, a la altura de la cadera, eso sí, no los cruces ya que se tiende a compensar con la musculatura.

El tronco. Es el pilar a la hora de correr, debe estar erguido para facilitar una correcta respiración.

Los pies. Deben estar el mínimo de tiempo posible en el suelo.

2. El calentamiento y los estiramientos. ¿Quieres prevenir las lesiones? Aunque en los deportes de impacto es donde suele haber más lesiones, no es en el único campo deportivo en el que se producen. El calentamiento tiene como objetivo disminuir el riesgo de sufrir una lesión y preparar la musculatura para el esfuerzo a la que se verá sometida. El problema de empezar una actividad de manera brusca es que el músculo no recibe tanta sangre del corazón porque éste trabaja a bajas pulsaciones en estado de reposo. Es lo que puede dar origen a una lesión al no haber suficiente oxígeno y nutrientes, elementos indispensables para el buen funcionamiento muscular. Para hacerlo bien, el calentamiento debe ir incrementando las pulsaciones de forma gradual a través de movilizaciones y estiramientos.




3. Vestimenta y calzado. La mejor ropa para correr es la que te permite ir cómodo y relajado, evita la que pueda alterar el movimiento natural de los brazos y piernas. El calzado es vital, puesto que unas deportivas adaptadas para este tipo de deporte pueden distribuir el impacto de la pisada y contribuir así a un menor castigo en las articulaciones de la rodilla y la cadera. Si has sufrido algún tipo de lesión en extremidades inferiores, es recomendable visitar a un podólogo, realizar un estudio, y valorar la opción de usar (o no) plantillas.

4. Terreno. Parece una tontería, pero el terreno donde corres es importante y es que a mayor dureza, mayor es el impacto que reciben tus articulaciones, y por tanto más desaconsejable es correr por él. Prioriza terrenos como la hierba, la tierra blanda, o incluso las cintas de correr del gimnasio, puesto que están diseñadas específicamente para ello, aunque para algunos puedan resultar más aburridas.

5. Estado físico y motivación. No abarques en exceso. Como en cualquier otro deporte, para mejorar los resultados en el running, también se requiere paciencia y constancia. La distancia y la intensidad deben ir progresando gradualmente, actuar con cabeza y seguridad es lo que evitará que al final tengas una lesión, puesto que el sobreesfuerzo es una de las principales causas que te pueden dejar “fuera de juego”.
30049555981k

*Fisiocrem, compuesto por plantas como la Arnica montana, la Hypericum perforatum, la Calendula officinalis y la Melaleuca alternifolia, puede ayudarte a preparar músculos y ligamentos para el ejercicio físico y así ayudarte a evitar lesiones; la preparación con el masaje puede ayudar a sobrellevar el agotamiento muscular o de los ligamentos (Consulta las instrucciones de uso).





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.