ESTÁS LEYENDO...

700.000 personas mueren cada año en Europa debido ...

700.000 personas mueren cada año en Europa debido al consumo de tabaco

700.000 personas mueren cada año en Europa debido al consumo de tabaco

La Comisión Europea está revisando y discutiendo la actual Directiva Europea sobre los productos del tabaco con la finalidad de incluir normas nuevas y reforzadas sobre la manera en que pueden fabricarse, presentarse y venderse estos productos. En este sentido, recientemente, la asociación Smoke Free Parnertship (SFP) organizó una reunión celebrada en Bruselas con el objetivo de discutir, defender y apoyar la nueva Directiva Europea. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR),juntamente con diversas Sociedades Científicas Europeas, asistió a dicha reunión poniendo de manifiesto su completo acuerdo con la nueva propuesta de legislación. Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

“El objetivo de la reunión fue coordinar las prioridades de promoción y actividades nacionales
relativas a la legislación sobre los productos del tabaco con el fin de garantizar que la nueva
Directiva sea adoptada a mediados del 2014, a pesar de la compleja agenda legislativa”,
explica el doctor Carlos Jiménez, director del programa de Investigación en tabaquismo de SEPAR y representante de la sociedad científica en la reunión.

La nueva Directiva Europea plantea importantes revisiones de la Directiva vigente. Entre estas
normas y medidas nuevas destaca la inclusión de advertencias combinadas sobre los efectos
nocivos del tabaco. Es decir, la obligación de incluir imágenes y texto que cubran el 75% de la parte frontal y posterior de los paquetes, quedando la cajetilla con advertencias en ambos lados y sin llevar elementos promocionales. “Con esta medida se lleva a cabo un esfuerzo por aumentar la conciencia del público sobre los efectos nocivos del tabaco”, asegura el doctor Jiménez. A lo que añade, “Las advertencias con imágenes ilustrativas de los efectos de enfermedades producidas por el tabaquismo alientan a los consumidores a abandonar el hábito, y a los jóvenes a no iniciarse, favoreciendo la aceptación pública de otras medidas de control, como el establecimiento de ambientes libres del humo del tabaco”.

Asimismo el texto también propone la regulación de modo claro y evidente de los aditivos y las sustancias que se añaden a los productos derivados del tabaco, como la vainilla o la canela. La Directiva prevé la prohibición de los cigarrillos, el tabaco para liar y el tabaco sin combustión que contengan aromas característicos, debido a que hacen el producto más adictivo y dañino.

En lo referente a los productos que contienen nicotina, como el cigarrillo electrónico, no
incluido en la Directiva actual sobre tabaco, se plantea que sean regulados como si fueran medicamentos.
Dichos productos deberán llevar advertencias sanitarias y serán solamente autorizados para uso terapéutico, como en el caso de las terapias de sustitución de la nicotina.

La nueva legislación también tiene previsto obligar a poner advertencias sanitarias en los
cigarrillos de hierbas.

Todas estas normativas contribuirán a la mejoría de la salud pública. “En el tercer estudio
sobre tabaquismo pasivo realizado por SEPAR se puso de manifiesto los beneficios obtenidos
de la reforma y el endurecimiento de la legislación española sobre el tabaco de 2011, ya que
esta logró reducir la prevalencia de tabaquismo pasivo en nuestro país, pasando de ser de mas
del 50% de la población al 21%”, asegura el doctor Segismundo Solano, coordinador del Área de Tabaquismo de SEPAR.

La revisión de dicha legislación pretende mejorar el funcionamiento del mercado interior,
garantizando al mismo tiempo un elevado nivel de salud pública ya que el tabaco mata
anualmente unas 700.000 personas en Europa, siendo actualmente el mayor riesgo evitable
para la salud. El endurecimiento en las leyes sobre el consumo de tabaco obliga a poner
especial atención en la población joven, porque según la Comisión Europea el 70% empieza a fumar antes de los 18 años y el 94% antes de los 25.

En España, la edad de iniciación al tabaquismo está en los 13,5 años. La Comisión Europea propuso la revisión de la actual Directiva sobre los productos del tabaco (2001/37/CE) a finales del año 2012, el siguiente paso es debatir la propuesta en el Parlamento Europeo y en el Consejo de Ministros. Se espera que se adopte en 2014 y que entre en vigor en el periodo 2015-2016.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?