ESTÁS LEYENDO...

8 de cada 10 españoles ve mal durante la noche

8 de cada 10 españoles ve mal durante la noche

8 de cada 10 españoles ve mal durante la noche

Más del 80% de los españoles tiene problemas de visión durante la noche, lo que les ocasiona una pérdida de calidad visual y les impide ver con nitidez determinados puntos de luz. Se trata de un trastorno que tiene su origen en “un defecto de la geometría del ojo humano normal”, explica el profesor César Villa, director del Departamento de Óptica y Optometría de la Universidad Europea de Madrid y uno de los participantes en la Semana de la Salud Visual organizada esta semana por esta institución académica. “Es un defecto visual no conocido popularmente, pero que afecta a casi toda la población en horario nocturno, por lo que puede implicar algún tipo de problema sobre todo a la hora de conducir”, afirma.

“Las personas que ya usan algún corrector visual durante el día, sea gafas, lentes o una cirugía, siguen teniendo esta aberración visual durante la noche, haciendo que les disminuya la cantidad de visión y que empiezan a observar alteración de las luces en forma de halos o estrellas”, apunta el profesor. Sin embargo, esta anomalía óptica no sólo afecta a quienes padecen miopía, hipermetropía o astigmatismo, sino que también puede ser sufrida por cualquier persona que en teoría pase sin problemas un test de agudeza visual o tenga muy buena vista durante el día.

La aberración esférica provoca que, durante la noche, donde se encuentra la imagen de un punto “veamos una mancha”, explica Villa. “La imagen del objeto aparece difuminada y no tiene nada que ver con los defectos visuales tradicionales, ya que casi todos los ojos tienen un nivel de aberración”, añade. “La persona observa que su visión no es tan buena como durante el día y si, por ejemplo, va conduciendo, avista alteraciones en las luces, en los farolas y en los focos de los vehículos, percibiendo como una especie de halo a su alrededor. Todo esto hace que se

reduzca la agudeza visual y aparezca una distorsión que produce deslumbramientos por focos de luz, que implican una dificultad para ver con nitidez”, señala el profesor.

Se puede medir el grado de este trastorno
Este experto destaca que los avances en el terreno de la Optometría han posibilitado que actualmente este problema pueda ser medido con precisión, puesto que se dispone de la tecnología para ello, y que posteriormente se pueda corregir. “Hoy en día se puede medir con exactitud el grado de estas aberraciones visuales, algo impensable hace unos años. Hay instrumentos que nos indican el numero exacto de aberraciones y, tras este paso, estamos en disposición de ofrecer soluciones ópticas en forma de gafas o de lentes de contacto o mediante cirugía para corregir estos trastornos”. Según este especialista, estos avances han supuesto que en la actualidad las personas con problemas de visión nocturna “no sólo puedan conseguir aumentar la cantidad de visión que pueden captar por la noche sino también la calidad de esa visión, que es el objetivo final”.

Precisamente, la medición de la calidad visual ha sido la protagonista de uno de los talleres celebrados estos días dentro de la Semana de la Salud Visual, una actividad científica organizada por el Aula Europea de Óptica y Optometría de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Europea de Madrid que ha permitido acercar a los profesionales de la Óptica y Optometría las últimas novedades en los estudios e investigaciones de este campo.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?