¿Adicto a la nicotina?.

¿ADICTO A LA
NICOTINA?

La nicotina, es uno de los principales componentes activos
presentes en el tabaco y es el que tiene el mayor poder adictivo. Conocer el
grado de adicción es el primer paso si nuestro objetivo es dejar de fumar.

La adicción a la
nicotina se debe, en parte, a sus propiedades farmacológicas, pero también a la
manera en que es liberada por el cigarrillo. La forma de administración de esta
droga es por vía respiratoria, lo que significa que en menos de 10 segundos la
sangre la distribuye por todo el cuerpo.

Hay muchos test
caseros que pueden proveernos de una indicación del grado y profundidad de
nuestra adicción, pero el más sencillo y accesible es no fumando. Si podemos
pasar un día, un mes, un año, una vida sin fumar, entonces podemos afirmar que
no tenemos ningun grado de adicción a la nicotina. Debemos tener en cuenta que
las ganas de fumar sólo desaparecen no fumando ya que no es la falta de
cigarrillo lo que produce deseo de fumar sino que es el mismo cigarrillo el que
genera el deseo de más.

Salvar el síndrome de abstinencia que
provoca la adicción a la nicotina puede ser la primera gran batalla en la lucha
contra el tabaco si queremos convertirnos en no fumadores.

Una más contra el tabaco

L
a evolución
de patologías alérgicas es peor en los fumadores

Según la Sociedad
Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el tabaquismo agrava los
síntomas alérgicos en los pacientes alérgicos y dificulta su tratamiento. Ello
provoca una peor calidad de vida en comparación con los alérgicos no fumadores.
?Dejar de fumar evitaría el
desarrollo y frecuencia de muchas enfermedades alérgicas, como el asma y la
rinitis?
, afirma el doctor
Ricardo Abengózar, alergólogo del Hospital Virgen del
Valle de Toledo y especialista en tabaquismo.

EL TABACO Y LA PIEL

Los efectos
nocivos del tabaco sobre la piel pueden resultar tan dañinos como desconocidos:

1. Fumar reduce
la cantidad de flujo sanguíneo que llega a la dermis, lo que priva a ésta de
oxígeno y otros nutrientes esenciales; además, el aire contaminado con humo
seca la piel produciendo un efecto deshidratador.

2. El tabaco favorece la aparición de
arrugas sobre todo en la cara y pigmenta la piel de alrededor de los
dedos de un color amarillento.

3. Diversos estudios han demostrado que el cáncer provocado
por el humo del tabaco es más propenso a hacer metástasis en la piel.

4. Los efectos negativos del tabaco sobre la piel son más
acusados en mujeres que en hombres.

5. Los fumadores que llevan más de 10 años
consumiendo desarrollan lo que denominamos ?cara del fumador? con más arrugas,
más marcadas, una piel más grisácea, menos luminosa y más atrofiada

6.
A estos fumadores les cicatrizan peor
las heridas, y son más propensos a sufrir cáncer de piel.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page