ESTÁS LEYENDO...

Advierten del alto abandono del cumplimiento terap...

Advierten del alto abandono del cumplimiento terapéutico en pacientes respiratorios crónicos

Aunque no hay unas cifras exactas, se calcula que el porcentaje de pacientes respiratorios crónicos que abandona el cumplimiento terapéutico podría sobrepasar el 60%. Así, por ejemplo, lo sostiene Vicente Macián, coordinador del Área de Enfermería y Fisioterapia de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica): “los pacientes respiratorios abandonan el tratamiento antes de cumplir con sus pautas, entre otros motivos, por causas psicológicas, ya que cuando uno tiene una enfermedad crónica le cuesta aceptar que el tratamiento debe ser continuo y bien administrado”.        

De ahí que, en el marco del I Congreso Nacional SEMERGEN de pacientes crónicos celebrado en Valencia, se haya llevado a cabo un taller de inhaladores para pacientes de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), cuidadores y personal interesado “con el fin de conocer la técnica para realizarla correctamente, pero también para adquirir hábitos higiénicos, de salud, de rehabilitación respiratoria, de conocimientos de cómo comportarse ante una exacerbación y cuáles son sus síntomas”, ha explicado Macián.  

Asimismo, en el taller de inhaladores, que ha contado con la colaboración de Boehringer Ingelheim, se ha explicado el funcionamiento del pulmón, por qué es necesario llegar al alveolo y  la manera en que la terapia inhaladora permite llegar al órgano diana sin pasar por otros órganos, evitando efectos deletéreos, problemas colaterales y utilizando menos dosis.

Sobre la EPOC
La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las principales causas de muerte y      discapacidad en todo el mundo y tiene un impacto físico y emocional significativo en las personas que la  padecen. Cuando la EPOC progresa aparece la disnea que conlleva una disminución de la función pulmonar y se convierte en una causa importante de discapacidad y ansiedad. Acompañada de síntomas que desencadenan temor, frustración, aislamiento y depresión en los pacientes.

Según las estimaciones más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualmente más de 210 millones de personas padecen  la EPOCiv y se estima que pueda convertirse en la tercera causa de muerte mundial en 2030. Además estos pacientes a menudo presentan otras comorbilidades graves como cardiopatías, diabetes, osteoporosis y depresión, lo que dificulta aún más el tratamiento concomitante de la EPOC y de estas enfermedades.

Debido al carácter crónico de la enfermedad y a sus síntomas incapacitantes, la EPOC también puede suponer una carga significativa para las personas que cuidan de amigos o familiares afectados por esta enfermedad. El diagnóstico precoz y una intervención terapéutica adecuada después de una exacerbación son esenciales para la recuperación rápida de los pacientes y la mejoría de su calidad de vida.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page