ESTÁS LEYENDO...

Al cole con dislexia: afronta bien el curso

Al cole con dislexia: afronta bien el curso

Al cole con dislexia: afronta bien el curso

¿No sabes si tu hijo puede tener dislexia? Permanece atento a estas señales según el rango de edad que tenga y aplica las pautas indicadas por la Federación Española de Dislexia. Estás a tiempo de evitar su retraso escolar.

Muchos de los fracasos escolares tienen su origen en la dislexia, un trastorno del aprendizaje que puede acabar convirtiéndose en una espiral destructiva para toda la familia (acoso, depresión, baja autoestima…). De origen neurológico, según la Asociación Internacional de Dislexia y otras DEA -Dificultades Específicas de Aprendizaje, la dislexia se caracteriza por dificultades de precisión y fluidez en el reconocimiento de palabras y por problemas de descodificación y de escritura de palabras. Estas dificultades son causadas por un déficit en el componente fonológico del lenguaje, que presenta un carácter inesperado, dado que otras habilidades cognitivas tienen un desarrollo normal y la enseñanza es adecuada. Como consecuencia, las personas con dislexia pueden presentar dificultades de comprensión lectora y una experiencia lectora reducida, lo que puede influir en el incremento de su vocabulario y de su base de conocimientos.

Dificultades añadidas

El niño/a disléxico debe poner tanto esfuerzo en las tareas de lectoescritura que tiende a fatigarse, a perder la concentración, a distraerse y a rechazar este tipo de tareas. Cuando lee confunde letras, cambia sílabas, y sustituye unas palabras por otras, lee sin comprender y hace repeticiones, omisiones /adiciones de letras o palabras. Tiene problemas en la escritura y en el copiado: hace inversiones, omisiones, adiciones y/o sustituciones de letras y palabras. A menudo la escritura varía pudiendo ser ilegible en algunos momentos y su ortografía es fonética e inconstante, cometiendo a menudo errores ortográficos. Habla con frases entrecortadas, dejando oraciones incompletas, no pronuncia bien palabras largas, se come artículos y tartamudea cuando está estresado. Respecto a las matemáticas y a la organización temporo-espacial, tiene dificultades para comprender los enunciados de los problemas, le cuesta manejarse con el dinero y con el reloj, y tiene dificultad para controlar su tiempo y entender las tareas secuenciales.

Coordinación psicomotriz

A menudo las etapas del desarrollo como gatear y caminar se lograron antes o más tarde de lo habitual, y es frecuente que presenten dificultades en las habilidades motoras finas/gruesas (atarse los cordones, patinar, montar en bicicleta…). Mantiene mal el equilibrio y tiene dificultades de coordinación, siendo tosco en los juegos de pelota, juegos en equipo, etc. Se marea fácilmente con algunos movimientos y puede ser ambidiestro y con frecuencia confunde izquierda/derecha y arriba/abajo.

Memoria y lenguaje

Para comprender usa principalmente imágenes, iconos y sentimientos, mas que sonidos y palabras. Tiene poco diálogo interno y una excelente memoria a largo plazo para experiencias, lugares y caras. Sin embargo, su memoria para lo aprendido el día anterior es mala, al igual que para secuencias, hechos e información que no ha experimentado. Tiene un oído muy fino y escucha cosas que a menudo a los demás pasarían desapercibidas. Se distrae fácilmente con los sonidos.

El niño disléxico suele ser muy propenso a infecciones de oído y sensible a algunas comidas, aditivos y productos químicos. También tiene un sueño muy profundo o bien se despierta con mucha facilidad. Suelen continuar mojando la cama.

En los extremos

Respecto a su personalidad, son extremadamente desordenados u ordenados compulsivos. Tienen un fuerte sentido de la justicia y son perfeccionistas y emocionalmente sensibles. Tiene cambios bruscos de humor y una mayor capacidad y sensibilidad para percibir el entorno. Son intuitivos y poseen una gran curiosidad y creatividad innata.

Qué se puede hacer

En 2013 se consiguió que la LOMCE incorporara en el Título II una Sección cuarta sobre el “Alumnado con dificultades específicas de aprendizaje”. Pero estos avances siguen siendo insuficientes. Según la FEDIS, es necesario incluir en ese artículo las posibles adaptaciones de metodología, evaluación y exclusión de materias, así como la garantía de la continuidad de los niños con dislexia y otros DEA en el sistema educativo.

dislexia





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.