ESTÁS LEYENDO...

Alerta mundial por la neumonía asiática.

Alerta mundial por la neumonía asiática.

Aunque de sintomatología similar a la de cualquier neumonía, esta enfermedad se considera atípica por el hecho de no responder a los tratamientos tradicionales, así como por su rápida transmisión


De SRAS a “Neumonía Corona”

Una neumonía es una inflamación del tejido pulmonar que se produce por acción de un agente infeccioso o por daños en el tracto respiratorio al aspirar polvo o agentes químicos. En ambos casos se produce una entrada de fluido en los alvéolos que impide que el oxígeno pase a la sangre y que el dióxido de carbono sea eliminado.

En el caso de la neumonía asiática, denominada por la OMS “Síndrome Respiratorio Agudo Severo” (SRAS), y ahora rebautizada como “Neumonía Corona”, la enfermedad no difiere de otro tipo de neumonía, a no ser porque no responde a los tratamientos tradicionales y tiene un alto nivel de contagio, extendiéndose hasta tal punto que ya puede hablarse de epidemia (a primeros de abril ya ha causado la muerte a 53 personas e infectado a otras 1.323).

Al parecer, y según ha anunciado el director de virología de la Universidad de Hong Kong, Malik Peiris, el agente infeccioso podría ser un virus mutado perteneciente a la familia de los coronavirus, implicada en un tercio de los resfriados comunes que se producen en el mundo. El virus es capaz de sobrevivir fuera del cuerpo humano durante más de una hora, y se transmite por el contacto directo a través de las gotas de saliva que se expulsan al toser o estornudar. Según los investigadores, el alcohol mata el virus, por lo que lo más conveniente es lavarse las manos con frecuencia. Por el contrario, las mascarillas tan usadas últimamente no parecen ser tan eficaces como se pensaba.

Síntomas

  • Fiebre alta, de más de 38º.
  • Tos o dificultad respiratoria.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor torácico.
  • Si a estos factores se une el haber tenido contacto próximo con una persona diagnosticada con este síndrome, o el haber viajado a las áreas en las que se han producido casos, podría tratarse de SRAS.
  • El transporte aéreo: una amenaza real

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la difusión rápida del síndrome respiratorio agudo grave gracias al transporte aéreo es una amenaza para la salud a escala mundial. Iniciada en Hong Kong, lugar en el que se ha identificado un hotel en el que se habría alojado un paciente procedente de China y que podría ser el primer foco de contagio, la enfermedad se ha extendido a Canadá, China, Indonesia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam, con una rapidez alarmante. Otros casos sospechosos o confirmados de SRAS se han dado asimismo en Australia, Gran Bretaña, Suecia, Suiza, Irlanda, Israel, Japón, Rumanía, Eslovenia y Taiwán. En España, un probable caso diagnosticado en Badajoz ha resultado ser finalmente desmentido.

    Consejos de ida y vuelta

    De momento, la OMS ha lanzado una serie de cautelas, entre las que se incluyen no viajar a Hong Kong y Hanoi (la capital de Vietnam), a no ser que sea “estrictamente necesario”, recomendaciones de las que se han hecho eco los gobiernos de todo el mundo. En España, el vicepresidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Antonio Torres, asegura que de momento no hay motivo para lanzar ningún tipo de alarma a la población, máxime cuando el caso sospechoso de Badajoz no se ha correspondido con este tipo de neumonía. Torres simplemente ha recomendado precaución a las personas que viajen a la región asiática, y que ante la aparición de alguno de los síntomas, se dirijan de inmediato a un centro sanitario.

    En caso de viajar a China, Indonesia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam, el Ministerio de Sanidad español propone una serie de medidas preventivas, como evitar visitar lugares concurridos con mala ventilación, lavarse las manos después de estornudar o consultar al médico rápidamente si desarrolla síntomas de infección del tracto respiratorio.



    COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page