ESTÁS LEYENDO...

Alopecia, ¡tiempos de mudanza!

Alopecia, ¡tiempos de mudanza!

Alopecia, ¡tiempos de mudanza!

Cuando llega el otoño, a la caída de la hoja sumamos la caída del cabello. Ello se debe a un fenómeno natural de “mudanza” que permite al pelo regenerarse. Los expertos de la Academia Española de Dermatología y Venereología AEDV nos explican cuándo esta caída se convierte en anómala, revelando un problema de fondo que hay que atajar con la ayuda del dermatólogo.

La caída del pelo es un proceso normal de renovación del pelo, que vuelve a nacer transcurridos unos meses sin necesidad de recurrir a vitaminas ni lociones anticaída. De hecho, de cada 100 pelos que tenemos, siempre hay un 12-15% en fase de recambio, de manera que se tarda alrededor de cuatro años en renovar completamente la cabellera. Es normal que cada día se caigan entre 50-100 cabellos para luego volver a crecer, en un proceso constante de renovación capilar, que llamamos efluvio, y es más intenso en épocas como el otoño.

Ahora bien, el estrés, alteraciones hormonales, problemas alimentarios, inmunológicos, fármacos, enfermedades internas e incluso algunas formas de cáncer o anomalías genéticas son algunas de las causas que pueden provocar alopecia o caída anormal del cabello. Sin embargo, curiosamente, estas alopecias severas no cursan con un desprendimiento súbito del cabello, mensaje en el que insisten los expertos de la AEDV, cuyas consultas se abarrotan en estas fechas.  Según asegura el doctor Sergio Vañó, dermatólogo miembro de la AEDV, “más del 50% de los hombres y el 25% de las mujeres sufre algún tipo de alopecia”, siendo la más frecuente la androgénica, que se da a partir de la adolescencia en hombres y mujeres y que tiene dos picos de incidencia: la adolescencia y la menopausia.

En general, el pelo muere en primavera, aunque suele tardar tres meses en caerse. En los últimos años, coincidiendo con el cambio climático, la muda se ha adelantado un poco y suele producirse en los meses de agosto-septiembre.

Tipos de alopecia
Debes preocuparte y consultar al médico cuando la caída sea excesiva o cuando produzca una disminución de la densidad capilar, clareándose el cuero cabelludo. Entonces hay que identificar la causa y actuar en consecuencia. Según el doctor Vañó, es fundamental obtener un diagnóstico específico del tipo de a

autumn womanlopecia para así poder seleccionar el tratamiento más adecuado. La alopecia androgénica es la causa más frecuente de alopecia. Influyen factores genéticos y hormonales y afecta tanto a hombres como a mujeres. No obstante, existen más de 100 tipos más de alopecia, desde la alopecia areata (origen inmunológico), efluvio telógeno (origen múltiple: estrés, déficit de hierro, alteración de hormonas tiroideas…), alopecias cicatriciales primarias (origen autoinmune), alopecias inducidas por fármacos, alopecias secundarias a enfermedades sistémicas, etc.

Alopecia androgénica ¡Todos a una!

A) Según el doctor Vañó, entre los tratamientos para la alopecia androgénica están los fármacos antiandrógenos: evitan la acción de las hormonas masculinas en la raíz folicular. En los varones se utilizan finasterida y/o dutasterida, representando el tratamiento más efectivo para la alopecia androgénica junto a minoxidil. Son fármacos seguros y con una tasa de efectos adversos muy baja, siendo necesario mantener el tratamiento muchos años. No comienza a percibirse el efecto hasta pasados 6 meses de tratamiento. En las mujeres que lo requieran se pueden utilizar diferentes fármacos antiandrógenos, siempre evitando el embarazo durante el tratamiento. Los antiandrógenos se utilizan vía oral, aunque en los últimos años se está demostrando su utilidad mediante la administración tópica o realizando infiltraciones en el cuero cabelludo.

B) Minoxidil: se trata de un producto tópico (líquido, spray o espuma) que estimula el crecimiento capilar engrosando los cabellos finos. Debe aplicarse diariamente sobre la piel del cuero cabelludo y es un tratamiento muy efectivo y seguro tanto para hombres como para mujeres. Debe aplicarse durante muchos años. El riesgo de efectos adversos es bajo, el más frecuente es la irritación del cuero cabelludo en algunos pacientes.

C) Otras terapias médicas: existen algunas novedades en los últimos años que pueden ser de utilidad en pacientes seleccionados, como es la bioestimulación con plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento (infiltración del plasma sanguíneo del propio pacientes mediante microinyecciones en el cuero cabelludo) o las terapias con láser de baja potencia. Aunque pueden tener utilidad en algunos pacientes, en opinión del autor son terapias con un índice de efectividad menor que los anteriores tratamientos.

D) Trasplante capilar con microinjertos: el tratamiento quirúrgico de la alopecia ha mejorado de forma sustancial en los últimos años. Actualmente se realiza con la técnica del microinjerto (“pelo a pelo”), lo cual permite obtener un resultado totalmente natural. Se trata de una intervención con anestesia local que puede realizarse tanto en hombres como en mujeres. Requiere unos 4-5 días de recuperación hasta poder trabajar y el resultado cosmético final se observa al año de la intervención.

E) Terapia con células madre: a pesar de las constantes investigaciones en este campo, se trata de un tratamiento que todavía está lejos de poder utilizarse fuera de estudios de investigación, ya que la efectividad conseguida en los estudios en humanos es aún muy baja.

¡Anímate! 10 recomendaciones de la AEDV

1. Existen más de 100 tipos diferentes de alopecia y es necesario un diagnóstico específico para seleccionar el mejor tratamiento.

2. La alopecia es un problema médico con un tratamiento efectivo. El dermatólogo es el especialista experto en problemas capilares.

3. La causa más frecuente de la pérdida de cabello es la alopecia androgénica, de origen genético y hormonal, no puede prevenirse, pero sí diagnosticarse precozmente.

4. El tratamiento médico de la alopecia es efectivo en detener su avance e incluso en conseguir una mejora de densidad, pero debe mantenerse durante muchos años y es fundamental ser constante.

5. El tratamiento quirúrgico de la alopecia (trasplante capilar) es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que permite recuperar densidad capilar de forma totalmente natural. Se puede realizar tanto en hombres como en mujeres.

6. El uso de gominas, lacas, champú o tintes no es malo para el cabello y no produce que se caiga más el pelo.

7. Cortar el pelo corto no hace que crezca más fuerte.

8. En general, los tratamientos médicos para la alopecia son efectivos y muy seguros con un riesgo de efectos adversos mínimo.

9. La utilización de vitaminas puede mejorar el aspecto cosmético del pelo, pero no frenan ningún tipo de alopecia, por lo que deben utilizarse como un complemento al tratamiento médico, pero nunca un sustitutivo.

10. La alopecia puede producir un impacto negativo importante sobre la calidad de vida de los pacientes, por lo que debe dársele toda la importancia que tiene a nivel médico.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.