ESTÁS LEYENDO...

ALZHEIMER de perfil genético

ALZHEIMER de perfil genético

Aproximadamente un 2% de la población mundial tiene un perfil genético susceptible de desarrollar Alzheimer de aparición tardía. Prevenir, enlentecer o retrasar la pérdida de memoria y otras capacidades cognitivas asociadas a esta enfermedad, es el objetivo de dos nuevos tratamientos anti-amiloides que actualmente se encuentran en fase de investigación.

Se estima que unos 44 millones de personas tienen Alzheimer o una demencia relacionada con el Alzheimer en el mundo, enfermedad cerebral irreversible y progresiva que destruye lentamente la memoria y las capacidades cognitivas y, con el tiempo, incluso la capacidad de realizar las tareas más simples de la vida diaria. Aunque el tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas en algunas personas, en la actualidad no existe una cura para esta devastadora enfermedad, de ahí que su prevención se encuentre en el foco de investigación de todos los expertos internacionales.

La explicación: en la proteína amiloide
En las etapas iniciales del Alzheimer es evidente la acumulación de proteína amiloide en el cerebro, creyéndose que éste es un factor clave en la aparición del daño progresivo posterior y los síntomas clínicos de la enfermedad. Adelantarse a esta acumulación en individuos predispuestos genéticamente, es el objetivo de un estudio clínico pionero que laboratorios Novartis va a iniciar el próximo año en colaboración con el Banner Alzheimer´s Institute (BAI). Este estudio pretende demostrar si dos tratamientos anti-amiloides en fase de investigación pueden prevenir o retrasar la aparición de los síntomas de la Alzheimer en personas identificadas con riesgo genético de desarrollar la forma de la enfermedad de aparición tardía. A la espera de la aprobación de las autoridades regulatorias, está planificado que el estudio se inicie en 2015 en centros de Norteamérica y Europa.

En personas genéticamente predispuestas
Los dos tratamientos se administrarán en más de 1300 adultos de 60 a 75 años cognitivamente sanos pero con riesgo de desarrollar acumulación de proteína amiloide en el cerebro, debido a que heredaron dos copias genéticas del alelo de la apolipoproteína E epsilon 4 (APOE4), uno de cada padre.

  1. Uno de los tratamientos es una inmunoterapia activa, que estimula una respuesta inmune, y desencadena la producción de anticuerpos naturales frente al amiloide.
  2. El segundo tratamiento, un inhibidor de la enzima β-secretasa (BACE), es un medicamento oral diseñado para prevenir la producción de diferentes formas de amiloide Los tratamientos actuales para la EA sólo van dirigidos a paliar los síntomas de la enfermedad. Se estima que unos 44 millones de personas tienen Alzheimer o una demencia1 relacionada.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *