ESTÁS LEYENDO...

Amaxofobia. temores infundados.

Amaxofobia. temores infundados.

El
33% de los conductores españoles padece amaxofobia, según un estudio reciente
del Instituto MAPFRE de Seguridad Vial. Un temor que se manifiesta en forma de
ansiedad y estrés y que puede aparecer repentinamente, incluso en conductores
expertos

La amaxofobia o miedo a conducir es la consecuencia
de un proceso en el que la persona percibe el tráfico como una amenaza, ve al
resto de los conductores como peligrosos y se siente incapaz de afrontar el
reto de conducir. Como en otros trastornos fóbicos, la respuesta
huida-evitación
produce una sensación de alivio de la ansiedad, respuesta
que puede llegar a ser tan poderosa que se vive como la única para hacer frente
al problema.

Los más afectados

Un
estudio reciente publicado por el Instituto MAPFRE de Seguridad Vial muestra
que el 64% de las mujeres conductoras de entre 30 y 40 años, y el 36%
de los varones,
con una edad media de 35 años, sufren esta patología que se
manifiesta en forma de sudores, taquicardias, respiración agitada y
entrecortada, temblores, malestar de estómago, cefaleas, vértigos o
agarrotamiento muscular.

Causas

Javier Díaz, psicólogo clínico y profesor de autoescuela, explica que
hay tres situaciones desencadenantes de esta fobia, conocidas como factores
internos. Además, según la investigación realizada por el Instituto MAPFRE de
Seguridad Vial, también hay que tener en cuenta las circunstancias ajenas al
conductor o factores externos:

Causas internas

Causas externas

– Las personas sometidas a grandes
dosis de estrés, vital, personal o laboral pueden sentir miedo a conducir por
alguna situación generada por el tráfico.

– Conducir bajo factores
climatológicos adversos.

– Un accidente de tráfico puede
provocar una crisis de estrés y desembocar en amaxofobia.

– Condiciones de tráfico
denso.

– Una deficiente
preparación ante el volante genera un tipo de miedo que hace que las personas
dejen de conducir por sentirse inseguros.

– Circulación nocturna.

– Desplazarse en un vehículo
con poca potencia

-Responsabilidad de
llevar ocupantes en el coche, sobre todo niños.

Cómo afrontarlo

Muchas personas que sufren esta fobia tratan de corregirla volviendo
a la autoescuela a recibir clases, pidiendo ayuda a familiares y, en algunos
casos, acudiendo a la consulta de un psicólogo. Lo que está claro es que tal y
como afirman desde el Departamento de Seguridad Vial del Real Club
Automovilístico de España (RACE), sí tiene remedio. Para ello, el tratamiento
es recomendable hacerlo en varias etapas:

  1. El
    psicólogo habla con el afectado para tratar de ver por qué se ha llegado a
    esta situación.
  2. Después,
    se comienza a circular por zonas tranquilas con un vehículo adaptado.
  3. Más
    tarde, el afectado comienza de nuevo a conducir su propio vehículo en
    compañía del psicólogo.
  4. Finalmente,
    el paciente comienza a circular en solitario mientras el terapeuta te
    sigue en otro vehículo de cerca.

Entre el 90% y el 95% de los
afectados por amaxofobia acaban superando su miedo a conducir

¿Tengo amaxofobia?                                                      

Puntúe del 5 (mucho) al 0 (ninguno) el grado de temor que le producen
las siguientes situaciones.

FUENTE: Javier Díaz, psicólogo clínico y profesor de
autoescuela. E-mail:j[email protected]

1. Arrancar en cuesta

2. Incorporarse a las autopistas

3. Al estacionar, provocar la detención de otros
vehículos

4. Circular en paralelo a un autobús

5. En un cruce que aparezca lateralmente otro
vehículo

6. Circular con motos bicicletas cerca

7.Circular con lluvia o niebla

8. Bajar puertos de montaña

9. Rebasar obstáculos en calles estrechas

10. Circular de noche

11. Circular con tráfico denso

12. Ver peatones cruzando la calzada

13. Un vehículo asomando en un cruce

14. Ser adelantado en una carretera estrecha

15. Adelantar en una vía de doble sentido

16. Que se cale el vehículo entorpeciendo la
circulación

17. Las cuestas abajo prolongadas

18. Los túneles

19. Las carreteras con más de dos carriles

20. Los puentes y pasos elevados

21. Otras situaciones no especificadas

Resultado:

Entre
0-44, no padeces amaxofobia

Entre 45-63, estás comenzando a tener miedo

Entre 64-84, padeces amaxofobia

Entre 84-105, tu amaxofobia es incapacitante



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page