ESTÁS LEYENDO...

Ana garcía siñeriz.

Ana garcía siñeriz.

Casi lo primero que llama la atención en
pantalla cuando comienza Channel nº4 es la
sonrisa feliz  de su presentadora, Ana
García Siñeriz. Junto a Boris Izaguirre
y otros colaboradores presenta este magacine de tarde
con soltura y desparpajo. Esta periodista asturiana, que comenzó en la radio y
llegó a presentar informativos de madrugada, es ahora una profesional tranquila
y risueña a la que le gustaría divertirse interpretando a alguna mala malísima
en un culebrón latinoamericano si alguna vez se lo llegaran a proponer?

Hace poco celebrabas en pantalla muy contenta
el primer aniversario de Channel nº4,
¿qué destacarías como algo especial de vuestro programa? ¿De qué estás más
orgullosa?

Yo creo
que hemos conseguido tener un ambiente de buen humor y una manera de enfocar
las cosas que considero que es imprescindible para los programas de tarde,
hemos logrado dar otro punto de vista. Y me gusta que la gente se lo pase bien
viendo el programa, porque pienso que se había reservado el entretenimiento de
este tipo para otras horas. Este tipo de contenidos y de programa divertido no
se había hecho nunca por la tarde y a veces es difícil hacerlo, porque no se
puede hablar de determinados temas en ese horario. Se pueden hacer bromas con
doble sentido pero sin pasarse, v para mí esto es el espíritu del programa:
tener otro tipo de humor, más gamberro, divertido, más rompedor… vamos, que
me enorgullece el haber conseguido hacer otro tipo de programa para la tarde.


Me gustaría que la
gente pensara de mí que transmito credibilidad, espontaneidad y que se
divierten conmigo.

Casi siempre te hemos visto presentar
formando pareja con hombres, con Fernando Schwartz en
Lo Plus , con Jaume
Figueras en Magacine, con
Boris Izaguirre ahora, ¿por qué crees que ha sido así
y que resaltarías  de cada uno de tus
compañeros?

Pues a
mí me gusta mucho estar con otra persona, me lo paso muy bien. Siempre me han
tocado compañeros que me gustan mucho, si no no
hubiera hecho el trabajo, porque no merece la pena trabajar con alguien con
quien no te llevas bien. De Fernando me quedaría con la facilidad con la que
conseguía hacerle fácil la vida a los demás, es una persona divertida,
inteligente… Jaume Figueras
es fantástico, genial, muy gracioso, ¡es que siempre he tenido suerte con mis
compañeros! Y Boris pues es la pera, ya lo veis todos los días, también es divertidísmo, muy culto, me lo paso bomba en el programa.
De todas maneras, ¡todos tiene un perfil muy parecido porque todos son hombres
muy inteligentes y muy divertidos! Nada, hija, que yo he tenido mucha suerte.

Estuviste 10 años a bordo de “Lo
Plus” ¿qué anécdotas o recuerdos guardas de programa?

Yo
recuerdo sobre todo lo que nos reíamos haciendo los vídeos que luego entraban
en el programa, era tan divertido, yo era muy payasa, aunque el mejor actor sin
duda era Fernando. Recuerdo un videoclips que hicimos
de los Adams en el que no podíamos parar de reírnos.
Teníamos unos guionistas muy buenos y luego improvisábamos cosas, en fin que
eso es lo que recuerdo con más cariño.

¿Cómo te gustaría que se definiera tu forma
de trabajar?

A mí
cuando alguien dice de otro que es un gran profesional me da un poco de miedo,
porque es lo que se suele decir antes de darle el palo a alguien. Y con
respecto a lo que la gente opine de mí, me gustaría que pensaran que transmito
credibilidad, espontaneidad y que se divierten conmigo.

Vives a caballo entre Madrid y Barcelona,
porque el programa se graba en Barcelona ¿cómo lo llevas, dónde te sientes más
en tu casa?

Pues lo
llevo muy bien, ahora mismo vivo más en Barcelona, pero bueno, las dos son
ciudades maravillosas para vivir a caballo entre ellas, antes era cuatro veces
por semana en un avión pero ahora he bajado el ritmo, así que mucho mejor.

Has hecho radio, informativos, colaboras con
revistas como Elle o Vogue, vamos que eres una
profesional polifacética…

Empecé
a trabajar haciendo informativos, es muy sacrificado, porque hacía los de las
siete de la mañana, me levantaba a las cuatro, no tenía vida personal… era
muy joven y me machacaba, pero bueno fue una primera etapa. Luego las demás
cosas han ido saliendo poco a poco, paulatinamente, colaborar con las revistas
es otra cosa, y trabajar en la televisión pues me encanta.

¿Tu imagen es siempre muy saludable, como
haces para cuidarte? ¿Sueles acudir a las farmacias por algo especial?

Pues
mira, este año muy bien,  mi vida es muy
ordenada, algo que antes no lo era (se ríe). Voy al gimnasio por la mañana,
antes de ir a trabajar, hago ejercicio, como muy bien, pescado verduras, y
procuro estar al aire libre siempre que puedo. Soy adicta a las farmacias, lo
confieso, compro todas mis cremas, desmaquillantes champús
para mí, bueno, todo, en la farmacia al lado de donde trabajo, que es una
farmacia de esas ultra moderna y cada vez que voy me dejo…vamos, un dineral.
Más que medicinas compro cosas de ese tipo.

¿Cuáles son tus hobbies?

Me
encanta leer, es mi vida, no puedo entender el día sin un libro. Leo, voy al
cine, o juego con mis hijos. Ahora estoy leyendo libros para niños en inglés
para  ayudar a mi hija, y estoy
aprendiendo a tener paciencia, quizá. Me cuesta, (se ríe) pero estoy en ello.
Yo soy muy tranquila. Ya me he dado cuenta de que los deportes de riesgo no son
lo mío, soy más contemplativa que otra cosa.

¿Cómo llevan tus niños el tema de la
popularidad?

Por un
lado es curioso, porque a los niños no les gusta nada que otros conozcan a sus
madres, por ejemplo que en la calle o en el aeropuerto te saluden en plan:
“¡Hola Ana!”, les parece que es un robo, pero por otro lado, como
vivimos en este mundo donde ser famoso es una especie de valor pues ellos ¡se
mueren por salir en la revistas! (Risas) Cuando todo el mundo está intentando
que sus hijos no salgan pues a ellos les encanta, vamos, que si alguna vez han
salido se lo tengo que ocultar porque si no, de verdad que se emocionan.

Colaboras con varias organizaciones benéficas

Pues
hago todo lo que puedo, que a veces no es todo lo que quisiera, ¿no? Colaboro
con PLAN, que es una organización  que
apadrina niños, creo que hacen una buenísima labor. El tema del apadrinamiento
con ellos no consiste en que le des al niño dinero para que se compre unas
zapatillas de deporte sino que sirve para hacer pozos, cosas para la comunidad.
Con Oxfam también suelo hacer cosas, se dirigen a mí
para cosas puntuales, si yo tengo tiempo y la posibilidad de hacerlo pues lo
hago sin dudarlo.

¿Algo que nunca hayas hecho y que te
encantaría dentro del mundo de la tele?

A mí me
encantaría interpretar un culebrón, a lo bestia, eso sí (risas). Eso sí hacer
de una mala súper mala, me divertiría, pero no en España, aquí nadie me
creería, en Latinoamérica.

¿Algún proyecto futuro?

No, no,
de momento seguir con Channel nº 4, es divertidísimo,
cada día me gusta más, es que no veo otro sitio mejor para estar.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page