ESTÁS LEYENDO...

Andar deprisa mejora la salud coronaria, reduce la...

Andar deprisa mejora la salud coronaria, reduce la obesidad y fortalece los músculos.

En EEUU se ha convertido en la actividad física más popular entre los ciudadanos, una auténtica fiebre que se contagia a todos, pero especialmente las mujeres parecen ser las grandes beneficiadas del walking. Según un trabajo publicado en el último American Journal of Public Health, las que caminan de forma vigorosa al menos cuatro horas por semana ven reducido su riesgo de muerte prematura en un 27%. El estudio, elaborado en el Hospital Universitario de Harvard (Boston, EEUU), incluyó a un total de 80.000 féminas. La evidencia médica les apoya, porque con esta práctica están reduciendo de forma considerable el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis e, incluso, algunos tipos de cáncer. Los que pretendan perder peso a través de las caminatas deben saber que para conseguir un gasto calórico significativo hay que marchar deprisa. El ritmo habitual de una persona sana, de mediana edad, suele ser de cinco kilómetros por hora, es decir, 12 minutos por km. El gasto depende del peso individual. Así, un varón de 75 kilos puede quemar 230 kilocalorías si anda durante una hora a un ritmo suave de cuatro km/h. Sin embargo, una mujer de 55 kilos sólo gastaría 185 kilocalorías a ese ritmo. Si ambos logran caminar durante esa hora a una velocidad de seis km/h conseguirían consumir 330 y 270 kilocalorías respectivamente.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page