ESTÁS LEYENDO...

Aneurisma, ¡sí a la ecografía abdominal!

Aneurisma, ¡sí a la ecografía abdominal!

Aneurisma, ¡sí a la ecografía abdominal!

El aneurisma de aorta abdominal es una enfermedad degenerativa de la pared de la aorta que conduce a su dilatación, pudiendo, de manera asintomática, terminar en rotura de la arteria. Una simple ecografía abdominal que permita el rastreo de la aorta debería realizarse a partir de los 65 años de manera obligatoria, y antes si existen antecedentes familiares.

El aneurisma es una dilatación de una arteria producida por la degradación de su pared, siendo su localización más habitual la arteria aorta en su posición abdominal infrarrenal. Se trata de una patología asintomática, indolora y silenciosa, que lleva asociada una gran mortalidad cuando surgen complicaciones.

La herencia, un handicap

Los orígenes de esta patología se deben a una combinación de cierta predisposición hereditaria, edad avanzada (entre un 4% y un 8% de los varones mayores de 65 años la padece), sexo masculino, raza caucásica, hipertensión e influencia de otros factores exógenos como el tabaquismo.

En las mujeres constituye una patología menos frecuente pero presenta mayor riesgo de rotura.

Ecografías para todos

La detección temprana es clave para evitar que los aneurismas acaben en rotura y puedan resultar fatales. De ahí que el doctor Luis Javier Álvarez, presidente de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular, haya reclamado que las ecografías de aorta abdominal formen parte del protocolo de pruebas de prevención para las personas mayores de 65 años. Se trata de “una prueba sencilla, indolora y que nos permite actuar con antelación. Debería ser una  prueba recurrente a partir de cierta edad y, en el caso de tener antecedentes familiares, incluso en edades más tempranas”, afirma este experto.

Lo último en técnicas quirúrgicas

En lo que se refiere a las últimas técnicas quirúrgicas, el doctor Manuel Vallina-Victorero, cirujano vascular en el Hospital Universitario de Cabueñes (Gijón) y secretario de SEACV, ha descrito los avances en las intervenciones personalizadas, que están sustituyendo a la cirugía tradicional en un tasa del 60-70% por todo el territorio español. “La última novedad son las prótesis customizadas, hechas a medida para cada paciente, usando como modelo la imagen de una Tomografía Axial Computerizada (TAC)”. Estas prótesis se encapsulan y se introducen mediante una punción en la arteria femoral. Una vez la capsula está dentro del cuerpo, “esta se abre como una flor, y se ubica en la arteria adecuadamente, rebajando los riesgos de una cirugía tradicional”, describe este experto. Ahora bien, este tipo de intervención, según el doctor Javier Álvarez “no constituye la primera indicación, ya que antes de realizarla hay que valorar qué otras enfermedades asociadas tiene el paciente, y en función de eso, tomar una decisión”.

Buenos hábitos siempre

“Las enfermedades vasculares son la primera causa de mortalidad, y al final lo único que hay que hacer es cuidarse, tener una buena dieta, evitar el consumo de alcohol y el tabaquismo y hacer ejercicio físico controlado, sin locuras”.

Según señala el doctor Felipe Sainz, cirujano vascular del Hospital Universitario HM Sanchinarro, en algunos países como Estados Unidos, Reino Unido y Australia, y de acuerdo con las guías clínicas, existen programas de detección precoz de aneurisma de aorta abdominal, tal y como ocurre en España con enfermedades como el cáncer de mama. Más si cabe cuando el diámetro de la arteria alcanza unas dimensiones determinadas que hace que las probabilidades de romperse sean altísimas, es decir, con un diámetro igual o mayor de 5,5 centímetros.

Una aorta aneurismática presenta riesgo de romperse cuando tiene un diámetro mayor a 5,5 centímetros





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.