ESTÁS LEYENDO...

Angiogénesis. la batalla contra el cáncer.

Angiogénesis. la batalla contra el cáncer.

El
término angiogénesis

fue utilizado por primera vez en 1787 por John Hunter, quien tras estudiar
las cornamentas de los renos dio este nombre al proceso por el cual se
desarrollan los vasos sanguíneos
. Casi 200 años después el doctor J. Folkman establecía la relación entre el crecimiento de los
tumores y los vasos sanguíneos.

Gracias a ambos, actualmente se puede hablar de una
nueva vía de lucha contra el cáncer: la terapia angiogénica

La gente no muere del cáncer que le aparece. Muere de las metástasis, es decir de los tumores
malignos que se desarrollan en distintas partes del organismo. Uno de los
grandes avances ? y de las grandes esperanzas- de la investigación oncológica
de los últimos años es la terapia antiangiogénica. El
concepto es ?matar de hambre al tumor?, a través de la inhibición de la
creación de los vasos sanguíneos a
través de los cuales se alimentan las células tumorales.

Un proceso no patológico

Hay que saber que en
condiciones normales la angiogénesis constituye un
proceso normal no patológico. De hecho, hay al menos tres casos de angiogénesis necesaria para el organismo humano:

  • La embriogénesis: el
    embrión precisa de la creación de vasos sanguíneos para su correcto
    desarrollo y crecimiento.
  • La reparación de heridas y fracturas óseas.
  • La menstruación.

Un proceso patológico

Al margen de estos casos naturales, la angiogénesis
puede formar parte también de un proceso patológico presente en enfermedades
como el cáncer, algunas retinopatías, artritis y accidentes cardiovasculares.
Concretamente, la angiogénesis adquiere un papel muy
importante en dos de las etapas del cáncer:

·        
En el crecimiento
del tumor primario: el tumor, para crecer, necesita oxígeno y nutrientes.

·        
En el desarrollo
de la metástasis: sin angiogénesis, no hay
metástasis.

Parece evidente pensar que el bloqueo de la angiogénesis,
es decir, del desarrollo de nuevos vasos sanguíneos y, por tanto del aporte de
nutrientes y oxígeno a los tumores, impediría su crecimiento y diseminación.

La investigación médico-científica

La investigación médica está orientándose en la búsqueda de fármacos antiangiogénicos. El primer fármaco antiangiogénico
está siendo utilizado frente al cáncer colorrectal,
la segunda causa de mortalidad por cáncer en hombres (tras el de pulmón) y en
mujeres (tras el de mama). Sin embargo la antiangiogénesis
podría convertirse en el mecanismo universal 
de ataque a los tumores. Estamos hablando de futuro. La oncología ha
avanzado enormemente a través de pequeños pasos. La utilización de los nuevos
fármacos, actualmente, sólo añade unos meses de vida a la media de
supervivencia, pero a través de asociaciones con quimioterapia y, sobre todo, a
la labor investigadora, podríamos estar hablando de realidades sólidas de aquí
a sólo 2 ó 3 años.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page