Aparatos para medir la glucosa: a tener en cuenta

Publicado por el 11/05/2010
999992.jpg

“Soy diabético y tengo un aparato para medirme la glucosa. ¿Qué tengo que tener en cuenta para utilizarlo?”. Pedro (Murcia).

Los aparatos para medir la glucosa -glucómetros- se utilizan con la sangre capilar para regular la glucemia o nivel de glucosa. Su uso es fundamental para evitar que se presenten episodios de hiperglucemia -niveles elevados de glucosa- o de hipoglucemia -cuando la glucemia está baja. El conocimiento exacto y periódico de tu glucemia permitirá al médico ajustar exactamente el tratamiento de la diabetes.

Es esencial aprender a manejar correctamente el glucómetro, siendo muy adecuado que comprueben en el centro de salud, al menos una vez al año, cómo realiza el análisis. Asimismo, es importante que calibres el glucómetro cada vez que utilices una nueva caja de tiras, pues de ello dependerá que el  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosresultado que ofrezca sea válido o no. Vigila atentamente la fecha de caducidad de las tiras reactivas, una vez caducadas, ofrecen resultados de glucemia que no son válidos.

Para que el análisis sea totalmente correcto, lávate bien las manos antes de comenzar, pero sin emplear alcohol ni otro antiséptico; sécalas bien posteriormente. Recuerda que las tiras reactivas, así como las lancetas para pincharse y extraer la sangre, son de un solo uso: deséchalas una vez utilizados.

La primera gota que sale de sangre no se utiliza, hazlo siempre con la segunda. La medición de la glucemia puede ser en ayunas (antes del desayuno, sin haber comido antes), preprandial (antes de la comida o cena) o postprandial (dos horas después de la comida o cena). El valor normal será distinto en cada caso: la glucemia en ayunas o la preprandial será menor de 110 mg/dL (6 mmol/L), la postprandial será inferior a 135 mg/dL (7,5 mmol/L).

Recuerda:
Calibra el aparato cada vez que uses nuevas tiras.
Lávate las manos antes del análisis, sécalas bien.
Desecha la primera gota de sangre, utiliza una gota con
suficiente sangre.