ESTÁS LEYENDO...

Asma infantil.

Asma infantil.



Qué es el asma:

Me cuesta respirar

En una situación normal, el aire entra y sale fácilmente de los pulmones, pero cuando el revestimiento de los pulmones se inflama, no deja pasar el aire, y te cuesta respirar. Esto es el Asma. Es decir, el asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias que tiene una doble vía de inflamación. Además es la enfermedad crónica que más afecta en la infancia especialmente en edades tempranas (entre el 8-10% de los niños).

Importancia de tener el asma controlado

Los niños necesitan tener el asma controlado para poder hacer una vida normal. Sobre todo es importante que tu hijo conozca los síntomas, aprenda a identificarlos, así como las cosas que le hacen empeorar. El primer paso es controlar la inflamación que puede desencadenar las crisis asmáticas. La principal preocupación para los niños es no sentirse un enfermo, no ser diferente y poder hacer todo lo que hacen sus amigos. La preocupación de los padres va más allá: que los medicamentos sean eficaces y tengan el mínimo de efectos secundarios. Y la atención del  médico debe tener en cuenta, además de ambas cosas, que los niños son eso: niños, no adultos pequeños.

En ocasiones, tu hijo puede sentir que de repente se ahoga, tiene mucha tos o se queda sin aliento. Es un ataque (o crisis) de asma, y puede llegar en cualquier lugar o en cualquier momento. Si le ocurre, lo mejor es ir al médico porque quizás necesite más medicinas. Para prevenirlo, lo mejor es que siempre lleve consigo su inhalador o medicina. No tiene por qué dejar de hacer cosas divertidas, como jugar al fútbol, hacer natación, o patinar… Lo único que tiene que hacer es estar preparado por si acaso.

Soluciones para todos y cada uno

Afortunadamente, el asma se puede controlar con medicamentos, haciendo que los síntomas no aparezcan. Estos medicamentos ayudan a que las tuberías del árbol respiratorio estén despejadas y así no haya problemas para respirar.

Hay dos tipos de medicamentos para el asma:

Medicamentos de control: son los que hay que tomar a diario para respirar bien, ya sea por la mañana o por la noche. Se toman en pastillas, en polvitos, una vez al día, como los antileucotrienos;  o mediante inhaladores, varias veces al día, como los corticoides y los combos.

Medicamentos de alivio rápido: se toman únicamente cuando existen problemas al respirar, y se toman con inhalador, como los antagonistas B2 de acción corta. (esa B es la letra griega BETA)

El médico te dirá cuál es el más efectivo en tu caso.

Cómo reconocer el asma (Síntomas):

  1. Dificultad para respirar.
  2. Dolor o presión en el pecho.
  3. Tos.
  4. Silbidos en el pecho al respirar.
  5. Cansancio al menor esfuerzo.
  6. Formación de flemas
  7. Nerviosismo.
  8. No dormir bien.

Elementos que pueden empeorar el asma

:

    • Virus: especialmente en otoño e invierno.
    • Polen
    • Epitelios de animales
    • Otros alergenos: ácaros, hongos, cucarachas y algunos alimentos
    • La práctica de ejercicio. El médico te dirá qué medicamento usar antes de hacer ejercicio para no tener problemas con la respiración. De esta  forma, podrá hacer todo lo que hagan sus amigos.
    • La presencia de irritantes o partículas que irritan las vías respiratorias: humo del tabaco, contaminación, olores fuertes y algunos productos químicos.

Es muy importante tener en cuenta que cada niño es diferente y, por lo tanto, estos elementos pueden afectar, o no, a su asma de manera distinta.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page