ESTÁS LEYENDO...

ASMA PREMENSTRUAL: HABLAMOS CON… EL NEUMÓLOG...

ASMA PREMENSTRUAL: HABLAMOS CON… EL NEUMÓLOGO

ASMA PREMENSTRUAL: HABLAMOS CON… EL NEUMÓLOGO

Las mujeres asmáticas presentan mayores alteraciones de las hormonas femeninas y este hecho tiene una repercusión recíproca entre las alteraciones del ciclo menstrual y la propia sintomatología del asma. De ahí que, según los expertos, el ciclo menstrual pueda influir en los síntomas del asma bronquial y viceversa. No es de extrañar que en las consultas de asma de difícil control el 80% de los pacientes sean mujeres.

La evolución del asma en la mujer está claramente asociada con cambios en las hormonas sexuales a lo largo de su vida. De hecho, el 42% de las mujeres asmáticas sufre un empeoramiento de sus síntomas en los días previos a la menstruación. Así lo ha demostrado un estudio promovido por la Asociación de Neumólogos del Sur De España (Neumosur), en colaboración con cinco hospitales públicos andaluces. Este estudio revela además, que molestias como la ansiedad y la depresión, la tensión abdominal y la sensación de  hinchazón generalizada se asocian con el empeoramiento del asma antes de la menstruación (APM).
Los efectos de la menstruación en la salud respiratoria han sido tratados en profundidad durante la XX Reunión de Invierno Conjunta de las Áreas SEPAR, celebradas el pasado mes de febrero en Alcalá de Henares. Según ha explicado el doctor Antonio Pereira Vega, neumólogo y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el asma premenstrual es un fenotipo especial del asma en la mujer fértil en la que persisten muchos interrogantes respecto a su definición, manifestaciones clínicas, nivel de gravedad, etiopatogenia y tratamiento.

Doctor Pereira, ¿podría explicarnos qué es el asma premenstrual? ¿Qué porcentaje de mujeres lo sufren?
El asma es una enfermedad respiratoria caracterizada por una inflamación crónica de las vías aéreas. Dicho esto, el asma premenstrual es un tipo especial de asma, que padecen algunas mujeres en edad fértil y en el que la influencia del ciclo menstrual es determinante. Se manifiesta con un empeoramiento cíclico de los síntomas, fundamentalmente tos, pitos y ahogos, cuando se acerca el final de cada ciclo ovárico. Respecto al porcentaje de mujeres que lo sufren, desde el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, actualmente estamos coordinando un estudio, en el que participan también el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, la Clínica Quirón de Marbella y el antonio pereiraHospital Infanta Elena de Huelva, en el que hemos observado que  entre las mujeres asmáticas en edad fértil, un 45% pueden tener un empeoramiento premenstrual, afortunadamente  leve y que se controla aumentando la medicación habitual de base. Sólo un 4% de los casos  no se controlan de manera adecuada a pesar de la medicación: son los casos de asma más severo y para el cual estamos intentando encontrar un tratamiento más específico. En cualquier caso, es una realidad que en nuestra consulta de asma de control difícil, el 80% son mujeres, lo cual está muy relacionado con factores hormonales, inmunológicos y ambientales.

¿Se sabe a qué mecanismo obedece este empeoramiento cíclico del asma?
El mecanismo habría que buscarlo en las hormonas sexuales femeninas, como un factor que actuaría favoreciendo la inflamación y la hiperreactividad de la vía aérea. Sin embargo, esta causa está muy debatida entre los neumólogos, ya que aunque se han hecho muchos estudios al respecto, no se ha podido demostrar que las mujeres con asma premenstrual tengan un comportamiento distinto a nivel sanguíneo (niveles de progesterona, estrógenos…), al de otras mujeres que no lo sufren. Aún así seguimos pensando que detrás de este asma premenstrual tiene que haber una causa hormonal relacionada con el aumento o descenso en los niveles de hormonas sexuales o con cambios en el cociente estrógenos/progesterona a lo largo de su ciclo menstrual. Igual la explicación hay que buscarla en otros sustancias intermedias que no se pueden medir en sangre pero que a su vez pueden estar influidos por las hormonas sexuales. Una de ellas es la citoquina, una sustancia muy compleja y al mismo tiempo muy atrayente para los neumólogos que estamos estudiando el asma premenstrual. En cualquier caso, poco más sabemos de esta patología, que los neumólogos consideramos una gran desconocida.

¿A partir de qué parámetros clínicos se considera que hay asma premenstrual?
Hay muchos autores que simplemente por el hecho de referir estos síntomas al final del ciclo ovárico, ya lo consideran asma premenstrual.

¿Cuáles son los factores ambientales que pueden influir en el agravamiento de los síntomas?
Los factores ambientales que pueden influir son los mismos que para el asma en general, es decir, el tabaco, la contaminación, el polen en las personas con alergia a gramíneas u otro tipo de pólenes, a los ácaros, etc. Estos factores ambientales irritan los bronquios, cerrándolos y provocando los síntomas propios del asma. Factores que también pueden influir son la psicología propia de la mujer o la epigenética, entre otros.


Hablamos de una relación bidireccional, ¿quiere esto decir que el asma también exacerba los síntomas del síndrome premenstrual?
Los estudio realizados entre mujeres sanas y mujeres asmáticas revelan que estas últimas tienen más alteraciones del ciclo menstrual y viceversa, de manera que por el momento se puede afirmar que la influencia es bidireccional, es decir, tanto puede influir el asma en las características del ciclo menstrual de las mujeres asmáticas como el propio ciclo menstrual en las características del asma que padece la mujer. Las mujeres con asma presentan más síntomas como hinchazón abdominal, dolor ovárico, dolor e hinchazón en el pecho, etc.  Tras estudiar esta relación entre asma y ciclo premenstrual y constatar la base común en todo ello, se nos ocurrió que el tratamiento con fitoestrógenos, cuyos efectos positivos sobre la sintomatología del síndrome premenstrual ya han sido demostrados, podía igualmente mejorar los síntomas del asma. Y todo ello sobre la hipótesis de que en ambos casos se produce edema: si muchas mujeres experimentan hinchazón o edema al llegar al final     de su ciclo ovárico, igualmente el edema que se produce en la musculatura y en los bronquios podían mejorar con estos fitoestrógenos y mejorar la sintomatología del asma.

¿Qué características son comunes en las mujeres asmáticas respecto a su menstruación?
Existe mayor prevalencia de asma en las mujeres con ciclos menstruales irregulares por desarreglos hormonales y cuya menarquia ha sido precoz . Cuando se han comparado las mujeres sanas con las mujeres asmáticas, estas últimas presentan mayores alteraciones de las hormonas femeninas y este hecho tiene repercusión en alteraciones del ciclo menstrual. La hipótesis más sugestiva para explicar las variaciones que sufre el asma de algunas mujeres a través del ciclo menstrual son los cambios en las hormonas sexuales femeninas ya que influyen en la modulación del tono y la inflamación de las vías respiratorias. Si no se conoce la etiopatogenia difícilmente podremos tener un tratamiento específico para esta entidad.

¿Qué puede hacer una mujer para prevenir la exacerbación de los síntomas del asma cuando se acerca el final del ciclo?
Si una mujer nota que antes de la menstruación se pone un poco peor de su asma lo primero que tiene que hacer es vigilarse y aumentar su tratamiento habitual. Si a pesar de aumentar el tratamiento no mejora, las pacientes pueden experimentar incluso crisis severas que conllevan visitas a urgencias frecuentes, ingresos hospitalarios o incluso crisis de asma de riesgo vital. Entonces deben consultar con el especialista, ya que se podrían beneficiar claramente de un tratamiento específico para el asma premenstrual: el tratamiento con fitoestrógenos.

¿Y qué son los fitoestrógenos?
Los fitoestrógenos son estrógenos naturales que han demostrado mejorar los síntomas premenstruales y los síntomas propios de la menopausia. Con escasos efectos secundarios, estos estrógenos naturales pueden modificar los niveles hormonales y al mismo tiempo que mejoran los síntomas del síndrome premenstrual, pueden mejorar los síntomas asmáticos. Eso sí, en relación al asma premenstrual estos estudios con fitoestrógenos aún no están estandarizados y se encuentran en fase de experimentación. Se necesitan futuros estudios multidisciplinares, con ginecólogos, endocrinos y neumólogos para terminar de determinar sus beneficios.

Teniendo en cuenta que las hormonas femeninas influyen en el asma, ¿cómo les afecta el embarazo? ¿Y la menopausia?
Los estudios que existen en relación con el asma en el embarazo arrojan los siguientes datos: un tercio de las mujeres con asma empeoran cuando se quedan en estado, un tercio se queda igual y un tercio mejora. No sabemos la causa del por qué empeoran o mejoran, etc… por eso para mi, el asma en la mujer es un tema realmente atractivo y complejo, con connotaciones muy especiales que plantea muchas dudas. También hay muchos casos de asma que aparecen después de la menopausia, y suelen ser de difícil manejo. En estos casos también pueden ser beneficiosos los fitoestrógenos.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.