ESTÁS LEYENDO...

ASMA Y RINITIS ALÉRGICA. Amigos íntimos

ASMA Y RINITIS ALÉRGICA. Amigos íntimos

ASMA Y RINITIS ALÉRGICA. Amigos íntimos


‘Controla tu asma y respira todo el año’ es el nombre de la campaña concebida para dar a conocer la estrecha relación entre asma y rinitis alérgica. ¿El objetivo?, mejorar el tratamiento y calidad de vida de los enfermos.

Con la llegada de la primavera aparecen los síntomas de la rinitis alérgica provocados por la presencia en el aire del polen de árboles o gramíneas. Es la conocida como alergia primaveral. Pero también hay otros alérgenos que están presentes durante todo el año, como los ácaros del polvo o el pelo de los animales.

En uno u otro caso la enfermedad debe tratarse y vigilarse y tener presente que una persona con rinitis alérgica es mucho más propensa a desarrollar asma. Los pacientes con síntomas de rinitis grave y persistente presentan un riesgo de desarrollar asma al menos cinco veces  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentossuperior. Así se desprende del estudio Oneair: Coexistencia de asma y rinitis alérgica en pacientes adultos atendidos en consultas de alergología, en el que han participado 170 alergólogos españoles y 942 pacientes.


Una misma enfermedad…


El motivo, explica la doctora Ana Navarro, una de las investigadoras del estudio, es que “no estamos ante rinitis que afecta a las vías respiratorias superiores (nariz) y no estamos ante asma que afecta a las vías bajas (bronquios), estamos ante una misma vía respiratoria y ante una misma enfermedad”.

Una de las conclusiones más relevantes de este estudio es que la rinitis precede al asma o se inicia de forma simultánea y que existe una correlación muy significativa entre ambas. La doctora Navarro explica: “cuando la rinitis alérgica mejora, el asma también mejora, mientras que la persistencia de rinitis alérgica conlleva tener más síntomas y exacerbaciones de asma”.


… y un diagnóstico integral


El doctor José Antonio Castillo aconseja que, dada la frecuente concomitancia de ambas patologías, es muy importante que el médico haga un diagnóstico integral del asma y la rinitis antes de empezar cualquier tratamiento: “A cualquier paciente con rinitis se le debe preguntar e investigar si ya tiene asma, y a cualquier paciente con asma si tiene rinitis”, explica. Para tratar ambas patologías, desde hace años se dispone de un tratamiento conjunto; se trata, explica el experto, de “los antagonistas de los receptores de antileucotrienos, un tipo de medicación basada en el bloqueo de los leucotrienos (sustancias químicas que desencadenan la inflamación tanto de la nariz como de los bronquios). Este bloqueo permite controlar los síntomas asociados tanto al asma como a la rinitis alérgica”.

SÍNTOMAS


*Rinitis alérgica:
estornudos, picores, goteo nasal, enrojecimiento de ojos.
*Asma: tos, “pitos” o sibilancias en el pecho, dificultad para respirar (disnea), opresión en el pecho.

‘Controla tu asma y respira todo el año’, es el lema de una campaña avalada por la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermedades Respiratorios (FENAER) y la Organización Médica Colegial (OMC), con la colaboración de MSD. El objetivo es sensibilizar sobre la importancia de controlar el asma y conocer su estrecha relación con la rinitis alérgica, no solamente durante la primavera, sino durante todo el año. De este modo mejorará el tratamiento y calidad de vida del enfermo. En la web asmaforum.com se puede acceder a toda la información sobre esta campaña, consejos para hacer frente a la enfermedad, así como un cuestionario de autoevaluación para orientar al paciente.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?