ESTÁS LEYENDO...

Astenia primaveral. La vida es sueño.

Astenia primaveral. La vida es sueño.

Trabajar sin fuerzas, comer sin ganas, pasear dormido, estos son los nuevos verbos que la primavera vuelve a poner de moda entre quienes padecen astenia. Tranquilos: pasarse el día en brazos de Morfeo es sólo cuestión de tiempo

La palabra armonía, que inspira tantas filosofías orientales, podría servir para explicar este trastorno en el que nuestro organismo aún no ha conseguido armonizarse con los cambios climáticos de la nueva estación: más horas de luz, temperaturas más altas, más sol, nuevas condiciones de humedad, etc. También asociada a los procesos alérgicos que se producen en esta época del año, la astenia primaveral sumerge a quienes la padecen en un auténtico letargo marcado por la debilidad, el cansancio, la falta de vitalidad, los trastornos del sueño y las dificultades para concentrarse y memorizar cualquier cosa.

 

Menos defensas

Es frecuente que ante un cuadro de astenia primaveral se multipliquen las aftas bucales, se caiga el pelo, las heridas tarden en cicatrizar o se presenten dolores musculares sin que se haya realizado ejercicio físico alguno. Todos ellos son claros indicativos de que nuestro sistema inmunológico está debilitado.

Normalmente, esto pasa cuando el cuerpo se acostumbra a los nuevos biorritmos y condiciones climáticas, pero para contrarrestar o incluso prevenir todos estos efectos, lo mejor es seguir una serie de pautas: llevar un ritmo de vida ordenada, respetar las horas de sueño, mantener unos horarios fijos de acostarse y levantarse, realizar ejercicio físico moderado y, sobre todo, llevar una dieta saludable y equilibrada.

 

Alergia, alerta

Muchas veces, previamente a un accidente de circulación hay una distracción favorecida por el cansancio, dolor de cabeza, fatiga visual o atención reducida producida por la alergia y/o por la astenia primaveral. Quienes padecen astenia y sobre todo los alérgicos que están siendo tratados con antihistamínicos de 1ª generación, de efecto sedante, deben duplicar las precauciones a la hora de ponerse al volante. De varios estudios europeos se deduce que el 2% de los accidentes de tráfico están asociados a patologías alérgicas, lo que ha llevado a la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica y a la Dirección General de Tráfico, a poner en marcha una campaña de sensibilización social titulada Alergia, alerta por todo el territorio español. El objetivo de dicha campaña es conseguir que los pacientes alérgicos tomen conciencia de la importancia de seguir el tratamiento y no suspenderlo sin consentimiento médico, así como evitar el consumo conjunto de alcohol y de algunos antihistamínicos de primera generación con efecto sedante.

Una de las tendencias recomendadas a la hora de tomar medicación para la alergia es la de consumir los llamados antihistamínicos de segunda generación, cuyo principio activo, la cetirizina, no posee propiedades sedantes y no provoca somnolencia. Este tipo de fármacos, además, se caracteriza por la comodidad de administración de que hace gala (una sola pastilla al día) y por su idoneidad a la hora de aplicarlo a los llamados grupos de riesgo, constituidos por niños y ancianos.

 

Tu dieta energética

 

·          En el desayuno no deben faltar los cereales: se puede optar por un buen tazón de cereales con leche o una rebanada de pan, preferiblemente integral, ya que aportan más fibra y mayor densidad nutritiva. Debe incluirse siempre algún zumo de frutas, a elegir entre naranja, pomelo, mandarina, kiwi o piña, todas ellas ricas en vitamina C. De omitirse en el desayuno, es conveniente incluirla a media mañana.

·          A media mañana conviene tomar un tentempié a base de frutos secos, jugos de hortalizas, yogures, batidos, o incluso un sandwich vegetal, todo rico en minerales y vitaminas.

·          A la hora del almuerzo hay que incluir siempre verduras frescas, empezando por una ensalada o caldo de verduras, y siguiendo por un plato a base de carne, pescado o huevos, alimentos ricos en proteínas. En esta comida se debe incluir también alguna pieza de fruta, ya sea al comenzar o al terminar. Las bebidas estimulantes como el té o el café deben sustituirse por alguna infusión.

·          La cena debe ser ligera y hacerse preferentemente dos horas antes de acostarse, para que la digestión no interfiera en el sueño. Lo ideal es un caldo o puré de verduras seguido de una ensalada preparada con hojas de lechugas diversas, escarola, endivias, espinacas, canónigos, cebolla, pepino, zanahoria, remolacha, tomate o espárragos, para hacerla más variada. Y para aliñarla, prueba con levadura de cerveza o semillas de sésamo, que además de enriquecer los platos, proporcionan fibra y energía. Y recuerda que cuanta más variedad de hortalizas y verduras tenga, más riqueza nutritiva tendrá. En la ensalada puedes incluir también alguna fruta, o dejarla para el postre.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page