ESTÁS LEYENDO...

Aumenta el diagnóstico de piedras en el riñón en p...

Aumenta el diagnóstico de piedras en el riñón en pacientes jóvenes

La incidencia de litiasis o cálculos en el riñón ha aumentado entre los jóvenes que rondan la treintena. Entre las causas, los expertos apuntan hacia el cambio en los hábitos dietéticos, como son el abandono de la dieta mediterránea por costumbres más anglosajonas como la ingesta de “comida rápida”. En muchos casos, este tipo de alimentación es la responsable de que en los últimos años haya aumentado la obesidad y el sobrepeso, la hipertensión arterial y la dislipemia, algunas de las causas de esta patología urológica. El abordaje de la litiasis en España será uno de los temas que se debatirán estos días en el marco del LXXVII Congreso Nacional de la Asociación Española de Urología (AEU), que se está celebrando en el Palacio de Congresos “Mar de Vigo” y al que acuden más de un millar de expertos de todo el territorio nacional.

En este contexto, el doctor Juan Antonio Galán, coordinador del Grupo de Litiasis de la AEU explica “que muchas publicaciones relacionan el llamado síndrome metabólico con una mayor incidencia de litiasis, sobre todo úrica. Asimismo, se está refiriendo a la litiasis como un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares”. En España, se estima que se producen 325.079 nuevos casos al año, mientras que si hablamos de prevalencia, ésta se sitúa en torno al 5%. Lo que indica que más de dos millones de personas sufren cálculos renales en nuestro país. “Respecto al perfil del paciente, la litiasis es más frecuente en varones con edades comprendidas entre los 30 y los 50 años, sobresaliendo un pico entre los 29 y 32 años y otro en la década de los 50 años”, destaca el doctor Galán.

Por comunidades autónomas, “en Galicia, la situación no varia mucho. Aunque popularmente se cree que consumir mucho marisco podría significar alta prevalencia de litiasis úrica, lo cierto es que la práctica clínica no lo demuestra. En cambio, si podemos decir a favor de las circunstancias de esta zona de España, que su agua posee una baja concentración en calcio, lo cual sería en teoría beneficioso de cara a esta enfermedad”, apunta este experto.

Se habla de litiasis cuando se forman cálculos o material sólido en el riñón a partir de las sustancias que se encuentran en la orina. Los cálculos renales o “piedras” según su composición se pueden dividir en distintos tipos. En esta línea, este experto apunta que “aunque se mantiene como más frecuente la litiasis por oxalato cálcico, en los últimos años ha habido un aumento de otros como la litiasis úrica. Esto se debe fundamentalmente a los cambios que se han producido en la dieta en los últimos años, sobre todo en gente más joven”.

Medidas de prevención y diagnóstico
En cuanto a la prevención, los especialistas recomiendan seguir medidas higiénico-dietéticas como son la ingesta abundante de líquidos –más de dos litros al día- y seguir una dieta basada en alimentos variados y con una dosis adecuada de calcio. Asimismo, se recomienda no abusar de los hidratos de carbono refinados, las proteínas y la sal, así como consumir complementos de cítricos y alimentos ricos en fibras (legumbres, cereales integrales y semillas vegetales) y evitar la vida sedentaria.

En cuanto al diagnóstico, es frecuente que la litiasis se detecte de manera casual al realizar pruebas diagnósticas por otro motivo. “Así, y aunque existen varias formas de presentación, como son la sensación de peso o molestias en la parte lateral de la espalda, sangre en orina, micciones frecuentes y con poca cantidad, mal olor en la orina que sugiere infección, etc., lo más frecuente es, sin embargo, el llamado cólico nefrítico o renal. Un dolor muy intenso -referido como “peor que un parto”- en la zona del riñón, que generalmente corre hacia el abdomen y a veces hacia los genitales o la parte interna del muslo”, explica el doctor Galán.

Junto a la historia clínica (perfil y hábitos del paciente), en el diagnóstico de la litiasis se emplean técnicas radiológicas, como son las radiografías, ecografías y la Tomografía Axial Computerizada (TAC) con el objetivo de pronosticar si habrá que tratar la piedra y que tipo de tratamiento va a ser el más adecuado. “Esta técnica, TAC, ha mostrado la mayor sensibilidad y especificidad que el resto, llegando a diagnosticar la litiasis en prácticamente el 100% de los casos, incluso con baja radiación, aunque no en todos los casos es necesaria esta prueba, ya que con la radiografía simple y la ecografía se pueden diagnosticar también y con menos exposición a la radiación”, apunta este especialista.

Tratamiento de la litiasis
En cuanto al tratamiento, en el 70% de los casos el paciente expulsa espontáneamente la piedra. Así, el doctor Galán explica que “aunque, sin duda, hace ya 25 años se inventó el tratamiento ‘estrella’, que se practica en tres de cada cuatro pacientes, la litotricia extracorpórea por ondas de choque. Esta técnica consiste en fragmentar las piedras del riñón o uréter mediante disparos de energía de manera que los trozos más pequeños pueden ser expulsados al orinar”.

“Otro de los métodos”, añade el doctor Galán, “a la hora de tratar los cálculos son las técnicas endourológicas, operando a través de las vías urinarias, ascendiendo desde la uretra o bajando desde el riñón hasta donde se encuentre la piedra problema. En estas técnicas la piedra se fragmenta con aire a presión o láser con contacto directo y controlado directamente con la visión mediante cámaras (vemos como se rompe). Después se pueden retirar los fragmentos para completar el tratamiento. En general, estas técnicas son más efectivas que la litotricia pero también más agresivas y precisan de anestesia general”.

Centros de referencia
Ante esta variedad de posibles tratamientos, el doctor Galán subraya la importancia de que los pacientes con litiasis “sean tratados en centros donde no manejen sólo una técnica en concreto, sino todas las opciones disponibles. De tal modo que estén en condiciones de ofrecer al paciente la más adecuada en función de su caso concreto”.

Por otro lado, este experto también destaca la necesidad de que en estos centros “no sólo se aborde de forma adecuada el tratamiento, sino también la prevención de las formación de piedras, mediante la realización de estudios metabólicos y el análisis pormenorizado de las piedras que tienen a generar estos pacientes”. Y es que en muchos casos, tras la litotricia, quedan cálculos residuales. Lo que sucede en un 30% de los pacientes, de los que en un 60% existe un alto riesgo de que las piedras vuelvan a crecer. “En estos casos”, concluye el doctor Galán, “es crucial llevar a cabo un estudio metabólico con el fin de tratar adecuadamente al paciente y evitar dicho crecimiento o nuevos nuevos episodios de litiasis”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page