ESTÁS LEYENDO...

Azúcar blanco refinado, una “bomba” para la salud...

Azúcar blanco refinado, una “bomba” para la salud

El consumo excesivo de azúcar blanco refinado resulta muy nocivo para la salud

Los azúcares son esenciales para el organismo de un ser humano, y debe formar parte de nuestra dieta diaria, pero siempre en unas cantidades ajustadas, sin abusar, y llevando el control en función del peso de cada uno y de la actividad física que realice. Además, no todos los azúcares son iguales; hay unos que nuestro cuerpo necesita, y hay otros de los que deberíamos prescindir en nuestro día a día, como son los azúcares rápidos o procesados, es decir, el azúcar blanco.

El azúcar se comporta como cualquier otro carbohidrato y no solo se encuentra en los pasteles, helados, o chocolate como pensamos, sino que también está presente en las frutas, verduras, cereales, y otros alimentos. “Aunque los azúcares deben estar incluidos en nuestra dieta diaria porque nuestro cuerpo también depende de él, el consumo excesivo y sistemático de azúcares rápidos o procesados puede desembocar a la larga en problemas de obesidad, diabetes tipo 2, hipercolesterolemia o incluso en accidentes cardiovasculares”, afirma el Dr. Ignacio Díez, experto en Endocrinología en el Hospital Vithas San José de Vitoria.

Según explica el Dr. Díez, los azúcares rápidos o procesados, que normalmente se conoce así al azúcar blanco, “producen un subidón muy rápido en la sangre al que el cuerpo tiene que responder con unos niveles de insulina muy elevados y rápidos. En ese caso, el cuerpo transforma ese azúcar a nivel hepático en grasa, y esa grasa se almacena en diferentes partes del tejido”, lo que provoca la subida de kilos y un paso más hacia esas enfermedades antes mencionadas.

También debemos poner especial cuidado en los alimentos que compramos, ya que, las cadenas alimentarias tienen mucha facilidad para desviar la atención del consumidor mediante el marketing. Productos que se etiquetan como “cero azúcares”, pueden contener otro tipo de sustancias igual de nocivas, al igual que envases en los que se lee “0%”, se refiere a la materia grasa y no a los azúcares que hayan utilizado para su elaboración.

¿Se puede sustituir el azúcar blanco refinado?

“No podemos decir que se pueda sustituir el azúcar, ya que son alimentos esenciales para un ser humano, pero sí que debemos disminuir en la medida de lo posible el consumo del azúcar blanco refinado, como por ejemplo los azucarillos que echamos al café, el que se usa en repostería, etc. Este tipo de azúcar podemos sustituirlo por azúcar de caña (tampoco abusar de él), o diferentes tipos de edulcorantes”, aconseja el endocrinólogo.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.