ESTÁS LEYENDO...

El CACOF participa en un programa pionero contra l...

El CACOF participa en un programa pionero contra las resistencias antimicrobianas

El CACOF participa en un programa pionero contra las resistencias antimicrobianas

 

El Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF) y la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía –a través del Programa integral de prevención, control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, y uso apropiado de los antimicrobianos (PIRASOA)– han reforzado sus lazos de colaboración con el fin de favorecer el uso correcto de antibióticos en Andalucía y así evitar la aparición de resistencias antimicrobianas, un importante problema de salud pública global que ya genera 2.500 muertes anuales en España y que, de seguir la actual dinámica, podría ser la causa de un millón de decesos tan sólo en Europa en el año 2050.

Las vías de colaboración establecidas pretenden aunar el potencial y la capilaridad de la red de oficinas de farmacias andaluzas (existen más de 3.900 en toda la comunidad, en las que desarrollan su labor asistencial más de 9.000 profesionales farmacéuticos) así como la experiencia acumulada por PIRASOA tanto en la red hospitalaria como de Atención Primaria. Esta colaboración se traduce, esencialmente, en el establecimiento de estrategias de comunicación y formación.

En relación a la estrategia formativa, cabe destacar que la próxima semana dará comienzo una actividad de formación pionera en todo el país, dirigida a los farmacéuticos comunitarios con el objetivo de que mejoren y actualicen sus destrezas profesionales en todo lo relativo a información, consejo y vigilancia farmacéutica en torno a los antimicrobianos. “El farmacéutico juega un papel clave a la hora de mejorar el uso que hacen los ciudadanos de los antibióticos, precisamente en un país que se encuentra entre los primeros del mundo en consumo de estos fármacos y, en consecuencia, también en el desarrollo de resistencias bacterianas”, ha explicado Emilio García, farmacéutico comunitario, uno de los editores del curso y representante del CACOF en el Comité Científico de PIRASOA, en relación a los datos que indican que en España se consume entre un 40 y 50 por ciento más de antibióticos que en el resto de Europa.

“Consideramos muy importante que los farmacéuticos andaluces puedan participar en esta actividad formativa, ya que de la mano de un profesorado multidisciplinar van a tener la oportunidad de actualizar sus conocimientos y mejorar el consejo y la información que ofrecen en torno al correcto manejo de los antimicrobianos, lo que, no me cabe la menor duda, va a tener una incidencia directa en el uso que hacen de los mismos los pacientes, ya que los farmacéuticos son el eslabón de la cadena sanitaria más cercano a ellos”, ha recordado la Dra. Rocío Fernández, farmacéutica de Atención Primaria, otra de las coordinadoras de esta actividad formativa e integrante del comité científico de PIRASOA, quien también ha precisado que según los datos recogidos en el último Eurobarómetro, los españoles están a la cola de Europa en conocimientos sobre antibióticos, lo que dificulta que hagan un buen uso de los antibióticos que les prescribe el médico, algo que se traduce en errores de dosificación o duración del tratamiento, “realidades ante la que los farmacéuticos pueden y deben ejercer un rol más activo con el fin de prevenir complicaciones”, ha añadido.

Por su parte, el vicepresidente del CACOF, Ernesto Cervilla, se ha congratulado de las “sinergias positivas” generadas con esta vía de colaboración entre la Farmacia andaluza y la administración sanitaria, que viene a potenciar la “labor de concienciación sobre el correcto uso de los antibióticos que hemos venido realizando históricamente los profesionales farmacéuticos en nuestro entorno, ya que es esa una de nuestras principales responsabilidades al ser los principales expertos en el medicamento”, ha detallado.

El programa PIRASOA, desde que se inició hace tres años y medio, ha conseguido mejorar el uso de los antimicrobianos reduciendo su consumo en un 18,4% en los hospitales y en un 17% en Atención Primaria, optimizando también el perfil de prescripción al haber aumentado el consumo de antibióticos con menor impacto ecológico y reduciendo los de mayor impacto. En sentido es reseñable cómo se ha reducido hasta un 37% la prescripción de amoxicilina-clavulánico –uno de los antibióticos de consumo más común– en Atención Primaria, lo que se ha traducido asimismo en una reducción de las infecciones por bacterias resistentes.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.