ESTÁS LEYENDO...

Campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cóm...

Campaña “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”

En plena estación epidémica de bronquiolitis por virus respiratorio sincitial (VRS) y con la acusada bajada de temperaturas que ha tenido lugar durante las últimas semanas, la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM), la Asociación Valenciana de Padres de Niños Prematuros (AVAPREM), las organizaciones DOWN España y Menudos Corazones y la Asociación Nacional de Familias de niñas y niños Prematuros (Prematura) colaboran, junto con 17 centros comerciales españoles, en la difusión de la campaña de prevención de bronquiolitis “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”, que cuenta con el aval de la Sociedad Española de Neonatología (SEN). Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

Esta campaña se puso en marcha en enero de 2012 como una iniciativa dirigida a los padres de lactantes, niños menores de 2 años y bebés en grupos de riesgo de padecer bronquiolitis, y se dio a conocer en los hospitales y centros de salud españoles. Con el objetivo de potenciar la prevención del virus respiratorio sincitial (VRS) y de reducir los casos de contagio de los más pequeños en nuestro país, se han distribuido los carteles y folletos identificativos de la campaña, en los que se explican distintos aspectos como la actividad del virus, las poblaciones de riesgo y las formas que existen de prevenirlo, durante todo el año.

17 centros comerciales españoles se unen a “Protegerle del VRS es fácil, si sabes cómo”

Esta iniciativa de prevención de bronquiolitis representa la continuidad del esfuerzo por seguir concienciando a la sociedad acerca de la necesidad de prevenir y proteger a los niños más vulnerables contra el VRS. Es por ello que los centros comerciales Príncipe Pío, Espacio Torrelodones, Gran Plaza 2, La Gavia, Loranca, Sexta Avenida y Madrid Xanadú de Madrid, Arenas, Diagonal Mar y Vilamarina de Barcelona, Modoo de Asturias, Águilas Plaza y Zigzag City de Murcia, 7 Palmas y Las Arenas de Las Palmas de Gran Canaria y El Mirador de Cuenca y Ferial Plaza de Castilla-La Mancha, han querido formar parte de esta campaña, dando difusión a los materiales que la componen en sus respectivas salas de lactancia y  apoyar a las asociaciones de padres y pacientes que forman parte de la misma.

Además, los centros comerciales madrileños Príncipe Pío, Espacio Torrelodones, Sexta Avenida y Madrid Xanadú, han organizado pequeños eventos en los que Agustín Matía, gerente de la asociación DOWN España, ha podido saludar a todos los visitantes y explicar la campaña en primera persona a los padres de lactantes y niños menores de 2 años.

El virus respiratorio sincitial (VRS) y la bronquiolitis

El virus respiratorio sincitial (VRS), más conocido como el “virus de los bebés”, es el mayor agente infeccioso de la población pediátrica y genera el 80% de las hospitalizaciones de causa respiratoria en los niños, afectando en su mayoría a lactantes y niños menores de dos años. El VRS aparece cada año durante la estación epidémica, que se extiende desde los meses de septiembre a abril, si bien los expertos aseguran que existen casos de contagio por VRS durante todo el año.

Los bebés prematuros, los niños con cardiopatías congénitas, los niños con síndrome de Down y aquellos con enfermedades pulmonares crónicas son los principales grupos de riesgo ante la infección por VRS, ya que sus vías respiratorias presentan un déficit en su formación y es por ello que son más vulnerables y el virus puede agravar su estado inicial.

El virus respiratorio sincitial (VRS) es el causante del 90% de los casos de contagio de bronquiolitis y afecta principalmente a la población infantil, aunque causa infecciones en personas de todas las edades. Se trata de un virus resistente y de muy rápida dispersión. Tal y como se expone en el artículo “Respiratory Syncytial Virus (RSV)” que el diario internacional New York Times ha publicado recientemente, el VRS puede permanecer activo durante media hora o más en las manos de una persona e, incluso, puede vivir durante más de 5 horas en superficies y pañuelos usados. Además de ello, el artículo manifiesta que, llevar a los niños a la guardería, dejar que estén en contacto con el humo del tabaco, tener hermanos mayores en edad escolar y vivir en condiciones de hacinamiento, son factores que incrementan el riesgo de infección por VRS, que se contagia mediante el contacto directo con otras personas u objetos contaminados como juguetes o ropa.

Tratamiento y medidas de prevención contra el virus respiratorio sincitial (VRS)
Según elartículo del New York Times, que retrata todos los aspectos sobre el virus respiratorio sincitial, los antibióticos no deben utilizarse para tratar la infección por VRS, sino que los bebés vulnerables que la padecen y son hospitalizados, deben recibir tratamiento que puede incluir: oxígeno, aire humidificado, tratamiento intravenoso e, incluso, en algunas ocasiones, se podría llegar a necesitar soporte ventilatorio.

En relación a la prevención, los expertos recomiendan a los padres y cuidadores de los bebés menores de dos años que establezcan una serie de medidas higiénicas y de carácter preventivo, de acuerdo también con el citado artículo y con la Guía de Práctica Clínica sobre Bronquiolitis Aguda del Ministerio de Sanidad. Este tipo de medidas consisten en mantener una higiene personal y de los objetos que puedan estar en contacto con el bebé, además de limpiar las superficies donde haya podido estar una persona que padecía la enfermedad, utilizar pañuelos desechables para evitar que los virus circulen, tirándolos inmediatamente después de su uso,  así como evitar los ambientes muy cargados o exponer a los bebés al humo del tabaco, ya que dificulta la entrada de oxígeno en las vías respiratorias y facilita el contagio del virus. Todas estas medidas y consejos se pueden encontrar en la página Web www.bronquiolitissalud.es.

Cuando se trata de bebés pertenecientes a grupos de riesgo, los expertos recomiendan la inmunoprofilaxis con anticuerpos monoclonales que debe ser administrada mensualmente durante la época de mayor contagio (de septiembre a abril), lo que protege al niño y evita que el virus lo infecte.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page