ESTÁS LEYENDO...

Cúrcuma, canela y jengibre: en el plato y en tu sa...

Cúrcuma, canela y jengibre: en el plato y en tu salud

Cúrcuma, canela y jengibre: en el plato y en tu salud

Nuestro dietista-nutricionista Eric Iges desgrana los beneficios que aportan a nuestra salud tres especias escogidas: la cúrcuma, la canela y el jengibre.

Desde que llegaron de Oriente a través de la ruta que lleva su nombre, las especias han sido tan codiciadas como la seda o el oro. Convertidas en moneda de cambio, con ellas se pagaban largas y costosas expediciones e hicieron fortuna los grandes comerciantes de la época, convirtiéndose en señal inequívoca de riqueza. Sin duda, los motivos que dieron a las especias ese valor fueron múltiples, pero en la actualidad nosotros nos quedaremos con dos: su sabor y los beneficios que reportan a nuestra salud, no sólo por sus propiedades intrínsecas, sino porque evitan el exceso de sal y azúcar en nuestros platos o la incorporación de salsas calóricas y de mala calidad a nuestra dieta.

Un trío de ases

CÚRCUMA

La cúrcuma es una planta de la que se usa fundamentalmente el extracto de su raíz como especia. El principal principio activo de la cúrcuma es la curcumina, un tipo de polifenol. Se ha observado cómo puede ser útil en la prevención del cáncer, enfermedades de carácter inflamatorio, enfermedades cardiovasculares, enfermedades hepáticas, etc., aunque no debemos caer en la trampa de considerar que tomando esta especia curaremos este tipo de enfermedades multifactoriales. Mi recomendación es que intentéis añadir en vuestras preparaciones pequeñas cantidades de cúrcuma de manera habitual.  Se puede comprar en polvo o rallar uno mismo de la propia raíz y añadir en arroces, carnes y pescados, en ensaladas junto a pimienta, cebolla y aceite de oliva (medio graso), en purés, en caldos, en preparaciones con legumbres e incluso en infusiones. Además, sigue estos cinco consejos que te ayudarán a mejorar su absorción:

1      Combina la cúrcuma con pimienta negra. El principio activo de la pimienta negra es la piperidina, y su combinación con la curcumina puede aumentar significativamente la absorción de esta última.

2      Combina la cúrcuma con cebolla. La cebolla contiene quercetina, la cual inhibe una de las enzimas que desactivan la curcumina e impiden su absorción.

3      La curcumina es liposoluble, por lo que el hecho de combinarla con alimentos grasos puede favorecer su absorción.

4      Incorpora cúrcuma en preparaciones calientes. El calor puede ayudar a mejorar la absorción.  La “famosa” leche dorada se toma caliente y consta de 2 ingredientes fundamentales: cúrcuma y bebida vegetal que sea rica en grasa, como son la bebida vegetal de coco o de almendras. Puede ser otra manera de añadir la cúrcuma en la alimentación.

5      ¿Sabías que el curry es una mezcla de especias en las que se incluye cúrcuma, pimienta, canela y la cebolla entre otras? Utilízalo.

La suplementación con cúrcuma se ha visto que puede resultar efectiva por su efecto antiinflamatorio. Existen estudios aislados que asemejan el uso de curcumina con el de ibuprofeno o diclofenaco en distintos tratamientos, evitando con la curcumina los efectos adversos de estos. Dosis muy elevadas de curcumina pueden producir efectos laxantes, por lo que no conviene tampoco abusar de la suplementación, además la cúrcuma como alimento posee muchos más compuestos beneficios que solamente la curcumina aislada. Con el empleo de la especia en los platos resulta casi imposible tomar dosis demasiado altas.

CANELA

Gracias al árbol de la canela, se obtiene esta especia, procedente de su corteza. Existen estudios que muestran que la canela puede ser especialmente beneficiosa para mejorar la sensibilidad a la insulina, lo cual puede resultar especialmente útil en diabéticos. Además, la canela es un gran antioxidante natural y posee otras posibles características como mejorar el mal aliento o ser un buen antimicrobiano.

De la canela, cabe destacar que es importante priorizar la variedad Ceylan, frente a la Cassia. Ambas se encuentran fácilmente en el mercado y tienen precios similares, sin embargo, la variedad Cassia contiene cierta cantidad de cumarina que en cantidades excesivas puede resultar tóxica. Si se toma de manera más esporádica no ocurre absolutamente nada, pero si se realiza un consumo más habitual, sí recomiendo incorporar la Ceylan. La canela se puede añadir en la leche o bebida vegetal y también se puede usar en el café, ayudando a reducir el azúcar o edulcorante que se añade en este. Cómo no, se puede añadir en distintos tipos de infusiones, y también se puede incorporar en yogures y preparaciones saludables de “bollería casera” como tortitas o galletas de avena sin azúcares añadidos.

JENGIBRE

Al igual que ocurría con la cúrcuma, el jengibre es una planta de la cual se usa el extracto de su raíz como especia. Se ha empleado de manera tradicional en la cultura asiática e india por sus propiedades beneficiosas para la salud. Existe bastante evidencia que afirma que puede ser de utilidad para combatir las náuseas y vómitos, especialmente producidas durante el embarazo o durante el tratamiento con quimioterapia. Sin embargo, también se han estudiados sus efectos como protector gástrico, y, por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorios se ha aplicado comúnmente como remedio ante la tos, el dolor de cabeza y el dolor menstrual. Además, existen revisiones donde analizan el uso de jengibre contra el síndrome metabólico, una de las enfermedades más comunes en la sociedad occidental actual.

Se puede usar la raíz natural del jengibre y masticarla o bien rayarla para utilizarla como especia en multitud de preparaciones, aunque en las infusiones es donde más se suele consumir. Se puede suplementar en forma de cápsulas o tabletas si se quieren obtener los beneficios mencionados de forma más aguda, siempre sin superar las dosis indicadas.

Y si no conoces el Té Chai, atrévete a probarlo. Es una mezcla de té negro, junto a jengibre, canela, cardamomo, clavo, pimienta negra y anís.

El comino ayuda a combatir las digestiones pesadas y el ajo es eficaz frente al resfriado, la gripe y la hipertensión.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.