ESTÁS LEYENDO...

Caries. la cara amarga del azúcar.

Caries. la cara amarga del azúcar.

La
prevalencia de caries y de otras patologías bucodentales aumenta conforme
decrece la frecuencia del cepillado, el recambio del cepillo y las visitas
periódicas al dentista. Visitarlo, al menos, una vez al año es el mejor
baluarte para anticiparse a las incipientes caries.

Estos son datos
extraídos de la última encuesta realizada por la Fundación Dental Española
(FDE) con la colaboración de Colgate, procedentes de la campaña anual Mes de la
Salud Bucodental del pasado septiembre. Además, según la Organización Mundial
de la Salud (OMS) nos encontramos ante la patología infecciosa más extendida en
el mundo, pudiendo llegar a padecerla un 90% de la población. Por tanto, es un
tópico eso de que la caries es una enfermedad común en los niños debido a la
gran cantidad de golosinas y dulces que ingieren, ya que también la padecen los
adultos. Tres son los factores que influyen en su aparición: la presencia de
bacterias en la boca, los azúcares en la dieta (que por acción de las bacterias
sufren una degradación ácida que actúa sobre el esmalte), y, por último, la
existencia de dientes susceptibles o predispuestos.

Una patología que decrece

Se estima que en veinte años habrá dejado de ser un
problema en los niños españoles e incluso en adultos, y en cincuenta años en
todas las edades, si se mantienen las circunstancias actuales. Traduciendo a
cifras, las tasas de reducción de la caries son más acusadas en el grupo de 12
años de edad (50 por ciento) que en los jóvenes (22 por ciento) o mayores (14
por ciento). Esta considerable reducción se debe a la proliferación de
programas preventivos que están haciendo mella entre la población; al uso de
pasta de dientes con flúor, ya que refuerza el esmalte dental permitiendo a los
dientes luchar contra el ataque ácido de los alimentos y previniendo la caries,
y al aumento de la frecuencia del cepillado y las visitas al odontólogo.

Junto a la caries, la enfermedad periodontal es una
de una de las más comunes. Además, en España un 68% de los niños padece
gingivitis. Por todo ello, la salud bucodental se ha convertido en uno de los
objetivos prioritarios de la Organización Mundial de la Salud, y representa
entre el 5 y 10 por ciento del gasto sanitario de los países industrializados.

La explicación a
las caries

Unas
horas después del cepillado de dientes aparece un depósito espeso y adherido a
su superficie: la placa dental, constituida principalmente por bacterias.
Cuando el azúcar entra en contacto con estas bacterias forma ácidos que
disuelven los cristales del esmalte: es la desmineralización. La saliva elimina
los azúcares y juega un rol muy importante frente a los ácidos, mientras que
los iones de calcio y los fosfatos acuden en socorro del esmalte: es la
remineralización. Si la desmineralización puede con la remineralización, el
riesgo de caries está servido.

Medidas
de prevención según el Consejo de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos

–         
Cepíllate
los dientes después de cada comida y, sobre todo, por la noche.

–         
Emplea
diariamente la seda dental.

–         
Utiliza
flúor, esencial para prevenir la caries. Lo contienen los dentífricos, ciertos
colutorios, chicles, etc,

–         
Cambia
de cepillo regularmente, ya que su vida media es de sólo dos o tres meses.

–         
Evita
comer entre horas.

–         
Acude
al dentista al menos una vez al año.

Vacunas, una
técnica preventiva todavía lejana

Desarrollar
vacunas que consigan eliminar una de las infecciones más comunes de la
humanidad como son las caries es uno de los objetivos perseguidos por los
científicos, sobre todo americanos e ingleses, desde hace años. Los trabajos
realizados hasta la fecha están focalizados en el Streptococcus Mutans, una de
las bacterias de la placa dental que daña las piezas al secretar grandes
cantidades de ácido láctico que erosionan el barniz dental.

La caries en 10 preguntas

1¿Qué es la caries?

Es una enfermedad
multifactorial que condiciona la disolución del

componente orgánico y la
desmineralización del componente inorgánico de los tejidos duros del diente.

2¿Por qué y cómo se
inicia?

Se inicia por el acumulo de
restos de alimentos en la superficie del diente, sobre los que actúan las
bacterias y al degradarlos, producen un ácido que es el que se introduce en el
diente y lo va destruyendo.

3¿Cuáles son sus
síntomas?

Los síntomas van a depender
del grado de avance de la lesión y del compromiso en la destrucción del diente
y pueden ser desde ninguno, a pequeñas molestias o dolor severo cuando afecta
ya a la pulpa.

4¿Qué tratamiento exige?

Lo mas importante es
diagnosticarla y establecer el grado de extensión, en base a ello, será
ninguno, preventivo con flúor, remineralización o reposición de los tejidos
dañados por empastes de amalgama de plata o de resinas compuestas.

5¿Es posible detener su
acción?

Sí, dependiendo del estadio
de diferentes formas, remineralizando o eliminando los tejidos afectados.

6¿Cada cuánto tiempo es
recomendable visitar al odontólogo?

Visitas periódicas cada 6
meses, o como mínimo una vez al año.

7¿Qué cuidados podemos
proporcionar a nuestros dientes para prevenir la

aparición de las temidas
caries?

Una buena higiene, una
alimentación adecuada, pastas y colutorios fluorados y visita periódica al
dentista.

8¿Se puede suprimir el
cepillado de dientes si nos comemos una manzana

de postre?

Nooooooooooo, gran error,
que comenten incluso muchos profesionales.

La manzana contiene mucha
azúcar y ácidos, dos elementos esenciales en el

desarrollo de la caries.
Rotundamente no.

9 En algunos hogares es
cosa habitual dejar en la mesilla de noche a los

niños agua azucarada,
zumos, leche condensada o bañar el chupete de los más

pequeños en miel o
azúcar, ¿es una práctica recomendable?

No, ello favorece la
aparición de caries en los dientes anteriores, que se conoce como caries de
biberón, que son de una gran importancia.

10 Consejos para
cepillarnos correctamente los dientes…

El cepillado correcto es
aquel que elimine la plaza bacteriana. Al 
principio se puede utilizar las pastillas de detector de placa, que  seriaran al paciente de guía. Pero la técnica
de cepìllado es aquella con la que el paciente se encuentre mas cómodo y
elimine dicha placa.

Respuestas de Rafael Llamas
Cadaval. Profesor de Patología y Terapéutica Dental.

Facultad de Odontología de
la Universidad de Sevilla



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page