ESTÁS LEYENDO...

Carnes con antibióticos: un peligro en potencia.

Carnes con antibióticos: un peligro en potencia.

Facilitan el crecimiento de los animales y ayudan a prevenir enfermedades, lo que ha convertido a los antibióticos en una opción válida y muy utilizada en los países desarrollados en los últimos tiempos. Sin embargo, el consumo de carne tratada con antibióticos podría suponer un peligro potencial para la salud pública, ya que su uso indiscriminado, especialmente si se emplean de forma masiva y sin necesidad, puede hacer que los microorganismos que causan las infecciones microbianas se adapten al antibiótico en cuestión, haciendo inmunes al animal y al hombre tras su consumo, al limitar la capacidad natural de lucha contra las infecciones. Como consecuencia de todo ello, actualmente la prescripción antibiótica parece estar restringiéndose, limitándose a las etapas de transición y a situaciones de traslado de los animales en las que el factor estrés los hace más proclive a padecer enfermedades infecciosas. De todas formas, los expertos están investigando nuevas alternativas que se perfilan en torno a los ácidos orgánicos y a la presencia de microorganismos en el intestino. Ambos compuestos facilitan la absorción intestinal, manteniendo las defensas naturales de los animales. Respecto a los acidificantes, han demostrado prevenir y mejorar los problemas sanitarios, sobre todo los de origen intestinal, favoreciendo la absorción de nutrientes, mejorando la funcionalidad del intestino y controlando el crecimiento de microorganismos sensibles. Respecto a los minerales, sobre todo el hierro consigue una mejora del estrés animal y facilita su aumento de peso.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page