ESTÁS LEYENDO...

Casi el 30% de las mujeres españolas entre 61 y 75...

Casi el 30% de las mujeres españolas entre 61 y 75 años padece diabetes

Casi el 30% de las mujeres españolas entre 61 y 75 años padece diabetes

*En la imagen, de izquierda a derecha, Mercedes Galindo, enfermera especializada en educación diabetológica en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid; Pilar Martínez, vicepresidenta de la Asociación Diabetes Madrid; Raquel Crespo, Subsecretaria de programas del Instituto de la Mujer e Igualdad de Oportunidades (Ministerio de Sanidad) y Ana Mateo, gerente de la Fundación para la Diabetes

El próximo domingo 19 de noviembre tendrá lugar la 6ª Carrera y Caminata Popular por la Diabetes y ExpoDiabetes, el mayor acontecimiento solidario en España sobre esta enfermedad, que afecta a más de 5,3 millones de personas en nuestro país, de las que el 43% está sin diagnosticar. Este evento supone el broche final a todas las actividades conmemorativas en torno al Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre), cuyo lema este año es “Mujer y Diabetes”.

Según la Federación Internacional de Diabetes (FID), actualmente hay más de 199 millones de mujeres en el mundo que viven con diabetes. Las diabetes es la novena causa de muerte entre mujeres en el mundo y provoca 2,1 millones de muertes cada año.

Tal y como indica Mercedes Galindo, enfermera especializada en educación diabetológica en el Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, “se prevé que en 2040 la población femenina a nivel mundial ronde los 300 millones de mujeres, 100 millones más que en la actualidad”.

Datos del estudio [email protected], realizado por el Centro de Investigación en Red sobre Diabetes y Enfermedades Metabólicas (CIBERDEM) muestran que el 29,8% de las mujeres entre 61 y 75 años padece diabetes, cifra que asciende hasta el 41,3% una vez superados los 75 años. También cabe destacar que entre los 15 y los 34 años hay un 17% más de mujeres que padece diabetes en relación a la cifra de hombres con esta enfermedad.

“Hay que tener en cuenta que el retraso en descubrir que se padece diabetes implica que cuando por fin se diagnostica la enfermedad, el 50% de los pacientes ya presenta alguna complicación”, indica Mercedes Galindo. “El diagnóstico precoz no es cuestión de sexos, cuanto antes se diagnostique la diabetes, antes prevenimos sus posibles complicaciones y más eficaz será el tratamiento si aparecen. Pero si el diagnóstico temprano es una prioridad para todas las personas, aún lo es más en el caso de las mujeres, ya que tienen mayores dificultades de acceso a los sistemas de salud en muchas partes del mundo, pero también en nuestro país”.

La diabetes y sus complicaciones en las mujeres

Las mujeres con diabetes tipo 2 son casi 10 veces más propensas a padecer enfermedad coronaria que las mujeres sin esta condición. Igualmente, la mitad de los casos de hiperglucemia ocurren en mujeres de menos de 30 años. Aproximadamente 1 de cada 7 nacimientos se ve afectado por la diabetes gestacional (DMG), una amenaza grave y desatendida para la salud materno infantil.

“Muchas mujeres con diabetes gestacional experimentan complicaciones perinatales relacionadas con el embarazo, como presión arterial o bebés de gran peso. Por otro lado, aquellas que padecen diabetes tipo 1 corren un mayor riesgo de aborto temprano o malformaciones si su control es inadecuado o no existe”, explica Mercedes Galindo. “Además, casi la mitad de las mujeres con diabetes gestacional desarrollará más adelante diabetes tipo 2 entre los cinco y diez años después del nacimiento. Según los datos, a nivel mundial, dos de cada cinco mujeres con diabetes están en edad reproductiva, lo que equivale a 60 millones de mujeres, una cifra nada desdeñable”.

Por otro lado, una situación socioeconómica desfavorecida o la obesidad también “son factores de riesgo para padecer diabetes que se dan en mayor forma entre la población femenina, al igual que también afectan en un peor control de la enfermedad y en una menor adherencia al tratamiento”.

Papel de la mujer en el cuidado de la diabetes

En España, la mujer es quien suele asumir por regla general el papel de cuidadora, especialmente de los hijos que son diagnosticados con diabetes, pero también la función de apoyo a padres, marido y otros familiares con diabetes, lo que genera importantes problemas de sobrecarga de trabajo y en algunos casos el abandono de su puesto laboral, lo que puede generar un incremento de su nivel de estrés, ansiedad o depresión y empobrecimiento de la familia al dejar de ingresar un sueldo.

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.