ESTÁS LEYENDO...

Caspa o pitiriasis: causas y soluciones

Caspa o pitiriasis: causas y soluciones

Caspa o pitiriasis: causas y soluciones



La descamación excesiva y visible del cuero cabelludo no es una enfermedad, pero el efecto antiestético que produce la caspa o pitiriasis justifica la búsqueda de soluciones y tratamientos.

La caspa es una descamación excesiva del cuero cabelludo que suele iniciarse en la pubertad, probablemente ligada a los cambios hormonales, y disminuye en incidencia con la edad. Por lo general, se agrava en la época invernal mientras que en verano mejora. Aunque puede ser molesta cuando produce picor, lo peor es su efecto antiestético, ya que la imagen de una persona con escamas en el pelo y sobre los hombros no es agradable y, erróneamente, se relaciona con falta de higiene.

Descartando la enfermedad

Detrás de este problema se puede esconder un trastorno de mayor seriedad. Así, la aparición de lesiones descamativas en cualquier otra parte del cuerpo, además del cuero cabelludo, puede ser indicativo de patologías como dermatitis seborreica (orejas, aletas de nariz, frente), psoriasis o dermatitis atópica. En estos casos caso será necesaria una visita al especialista.
Algunos expertos consideran la caspa y la dermatitis seborreica como distintos grados de una misma condición. Sin embargo parece demostrado que, aun respondiendo bien a los mismos tratamientos, se trata de procesos distintos.

Cusas de la caspa: malassezia furfur

Las células que componen la piel se regeneran de forma natural cada cierto tiempo, proceso en el que interviene el hongo malassezia furfur presente en la piel. En circunstancias normales, las células muertas que se desprenden en esta descamación se van eliminando con una higiene normal, pero si este hongo prolifera demasiado estos restos se acumulan en mayor cantidad dando lugar a la caspa.

Algunos consejos

1. Los champús anticaspa son una solución eficaz para luchar contra la pitiriasis. Están formulados para inhibir la proliferación de los microorganismos que la provocan y logran eliminarla del cuero cabelludo gracias a sus agentes exfoliantes. En la farmacia nos podrán recomendar el más adecuado a cada caso. Eso sí, debemos ser constantes en su utilización y atenernos a las recomendaciones de utilización (algunos debemos dejarlos actuar sobre el cabello algunos minutos).

2. Existen condicionantes externos que pueden agravar el proceso (bien porque resecan demasiado el cuero cabelludo o porque son agresivos con él). Por ello es recomendable evitar los tintes o moldeadores frecuentes, el secador o las aguas duras (el agua muy caliente también exacerbará el problema). A la hora de peinarnos, utilizar un cepillo adecuado, preferiblemente de cerdas suaves.

3. Cuídate desde dentro: debes evitar el estrés y la ansiedad, del mismo modo una dieta deficiente puede agravar la caspa.









¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.