ESTÁS LEYENDO...

Cefalea en racimos: uno de los dolores más atroces...

Cefalea en racimos: uno de los dolores más atroces que existen

Cefalea en racimos: uno de los dolores más atroces que existen

Más del 50% de los pacientes con cefalea en racimos no recibe el tratamiento preventivo adecuado

Un estudio internacional de la Fundación del Cerebro y la Asociación Cefalea en Racimos Ayuda (ACRA), revela el alto número de pacientes que sufre esta enfermedad de forma crónica, el inadecuado tratamiento que reciben muchos de ellos -lo que hace que recurran a tratamientos sin eficacia demostrada, o incluso al consumo de drogas-, o la elevada tasa de ideación suicida que presentan estos pacientes.

Se trata de un tipo de cefalea de baja prevalencia, en España se calcula que afecta a unos 25.000 personas, pero es una de las más incapacitantes y uno de los dolores más atroces que existen. De hecho, es considerada como uno de los dolores más fuertes que puede sufrir un ser humano”, explica el Dr. Jesús Porta Etessam, Director de la Fundación del Cerebro. “Así pues, queríamos presentar este estudio internacional, en la que contáramos con una muestra suficiente de pacientes, para contribuir al conocimiento de la realidad que sufren los afectados por este tipo de cefalea”.

La cefalea en racimos es una cefalea primaria que afecta principalmente a adultos jóvenes. Es una enfermedad que se presenta en brotes, es decir que se produce en determinados periodos, normalmente de uno a tres meses, que suelen coincidir en las mismas fechas del año y en los que el paciente tiene un número de crisis continuadas, que van, desde una cada varios días, hasta ocho crisis en un solo día, dependiendo de cada paciente. La cefalea en racimos se caracteriza por ataques de dolor muy intenso y taladrante, generalmente alrededor del ojo o la sien, que va acompañado de ciertas alteraciones físicas como enrojecimiento, lagrimeo, caída del párpado, congestión nasal o goteo nasal.

Suele debutar cuando el paciente ronda los 30 años y afecta de forma predominante al sexo masculino, aunque según este estudio “la relación varón-mujer en la cefalea en racimos se va igualando”. Además, casi el 28% de los pacientes padecen la enfermedad de forma crónica, es decir que la enfermedad se presenta de manera continuada o con remisiones que no superan las 2 semanas entre crisis. Otra de las conclusiones del estudio es los pacientes no son manejados de una manera adecuada. Llama la atención el poco uso de oxígeno, triptanes subcutáneos o intranasales y la pauta inadecuada del tratamiento preventivo.  “Creemos que precisamente por su inadecuado tratamiento y, en ocasiones, la falta de respuesta a las terapias iniciales, los pacientes con cefalea en racimos valoran la posibilidad de recurrir tratamientos no establecidos y productos sin eficacia demostrada”, señala el doctor Porta Etessam. Asimismo, añade, es notable el elevado uso de alucinógenos como tratamiento de las crisis.







¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.