ESTÁS LEYENDO...

Un chaleco inteligente permite la telemonitorizaci...

Un chaleco inteligente permite la telemonitorización del paciente con insuficiencia cardíaca

Se trata de un nuevo tejido que lleva incorporados sensores de bioimpedancia que permiten el control del paciente de una forma no invasiva

El Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2014 se ha convertido estos días en el epicentro del conocimiento en materia cardiovascular dónde se han presentado un total de 1.086 comunicaciones libres. En cuanto a las últimas novedades tecnológicas, cabe destacar los resultados de un estudio piloto que ha demostrado la eficacia de un chaleco inteligente que por primera vez permite monitorizar de manera no invasiva una de las complicaciones más severas del paciente con insuficiencia cardiaca aguda (ICA), la congestión pulmonar.

El estudio, realizado por investigadores del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, que recientemente ha sido publicado en el International Journal of Cardiology, demuestra cómo la congestión pulmonar podría medirse de manera objetiva mediante la utilización de un chaleco formado por un tejido inteligente que incorpora sensores de bioimpedancia, que permite detectar a los pacientes más graves, es decir aquellos que tienen una mayor retención de líquido en los pulmones, y observar cómo se van estabilizando.

“Estos sensores se colocan a día de hoy de manera invasiva mediante agujas punzantes que penetran en la piel, o bien a nivel externo de manera muy general. El gran avance que supone este proyecto es que hemos conseguido trasformar este proceso en una prueba mucho más precisa, no invasiva para el paciente y más fácil de realizar, ya que se lo puede colocar el propio paciente”, destaca el Dr. Antoni Bayés-Genís, como uno de los autores firmantes del trabajo.

La funcionalidad del chaleco se probó en veinte pacientes ingresados por ICA en la planta de cardiología del Hospital Germans Tries i Pujol de Badalona y se comprobó como la los sensores textiles monitorizaron adecuadamente la recompensación de la ICA durante el periodo de ingreso hospitalario.

“Esta ha sido la primera prueba que hemos realizado en pacientes ingresados en nuestro hospital y ha dado buenos resultados. En un futuro sería muy interesante que el paciente pudiera tenerlo en casa en su día a día, así, cuando detectáramos una descompensación podríamos avisar al paciente para que éste acudiera al hospital, con lo que se convertiría en una herramienta de control externo ambulatorio, pero esto tendría que evaluarse en un estudio futuro”, señala la Dra. Paloma Gastelurrutia, coautora del estudio. Así, se tendrán que realizar estudios futuros para poder confirmar si la toma de decisiones clínicas en la ICA podría beneficiarse de este chaleco de bioimpedancia, no invasivo y fácil de usar.

En la insuficiencia cardiaca (IC) el corazón no es capaz de bombear toda la sangre que el cuerpo necesita y el exceso de líquido (sangre) sale en forma de edemas que pueden quedarse a nivel de extremidades o de abdomen, y, en los más graves, puede acumularse en los pulmones, provocando el ahogo del paciente. La IC es actualmente la primera causa de reingreso hospitalario y la patología que supone un mayor gasto económico en el sistema sanitario.

En este sentido, el Dr. Bayés-Genís concluye que, “estamos ante una población de enfermos graves, sobre los cuales tenemos que conseguir principalmente dos cosas: que vivan más años y que tengan mejor calidad de vida”; y añade que, “para ello es muy importante ir identificando herramientas no invasivas que permitan la adaptación de técnicas de tecnología moderna, como es el tejido inteligente con trasmisión de datos vía bluetooth que nos permite monitorizar al paciente desde casa, de modo que podamos detectar y tratar al paciente antes de que este llegue a una fase aguda”.

PISA Tridimensional, un nuevo método de imagen 3D
Otro de los estudios que se han presentado durante el congreso es un trabajo que corrobora los buenos resultados que se han obtenido mediante PISA Tridimensional, una nueva técnica de imagen en 3D que mejora el diagnóstico del grado de severidad de los pacientes con estenosis mitral, aumentando un 24% la precisión a la hora de diagnosticar esta valvulopatía.

Los métodos actuales que se utilizan para el cálculo de el área valvular mitral (el tiempo de hemipresión, la planimetría 3D del orifico valvular o el PISA 2D) tienen importantes limitaciones. Ante esta situación, y gracias a los avances tecnológicos actuales del eco tridimensional (3D), ya es posible realizar una medición directa y real de PISA (área de isoconvergencia proximal) mediante un solo latido con eco transtorácico, sin necesidad de hacer cálculos geométricos ni de correcciones angulares, necesarios con las técnicas actuales.

De hecho, un grupo de trabajo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid ha sido el primero del mundo en validar esta tecnología, mediante la comparación de esta nueva técnica 3D con los dos métodos de referencia actuales. En concreto, los investigadores observaron que el nuevo método PISA 3D tuvo un acierto del 94% al diagnosticar la estenosis mitral severa, mientras que el PISA 2D tradicional tuvo un acierto del 70%. Así, los resultados evidenciaron que el nuevo método aumenta un 24% la precisión a la hora de diagnosticar la estenosis mitral severa, demostrado que se trata de una técnica eficaz y sencilla de realizar, ya que no requiere de un especialista en ecocardiografía para su realización.

“Este trabajo forma parte de una línea de trabajo con PISA 3D que se ha aplicado a varias valvulopatías además de la estenosis mitral, como son la insuficiencia mitral y la insuficiencia tricúspide; demostrando su eficacia en todas ellas”, destaca el Dr. Alberto de Agustín, primer firmante del estudio. Y añade que, “actualmente existe solo una casa comercial que proporciona el PISA 3D pero esperamos que en un futuro esta tecnología sea proporcionada por el resto de compañías que se dedican a comercializar estos productos”.

Los resultados de este trabajo se han publicado recientemente en la prestigiosa revista Journal of the American Society of Echocardiography, y, aunque hasta el momento solo se ha aplicado PISA tridimensional en el campo de la investigación, el Dr. de Agustín señala que, “se prevé que a la larga se adopte a la práctica clínica ya que tiene dos grandes ventajas: la precisión, ya que ha demostrado ser riguroso en todas las valvulopatías estudiadas, y la segunda la comodidad y facilidad a la hora de realizarse”.





Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *