ESTÁS LEYENDO...

Cirugía mínimamente invasiva en cáncer colorrectal...

Cirugía mínimamente invasiva en cáncer colorrectal: un paso adelante

Cirugía mínimamente invasiva en cáncer colorrectal: un paso adelante

El cáncer colorrectal es, en la actualidad, el tumor maligno de mayor incidencia en España, con más de 41.000 nuevos casos cada año, contando  conjuntamente a hombres y mujeres.  Así, se estima que este afectará a uno de cada veinte hombres y a una de cada treinta mujeres antes de cumplir los 74 años.

Según explica el doctorVicente Simó Fernández, cirujano colorrectal del Complejo Asistencial Universitario de León, los retos actuales a los que se enfrentan los profesionales sanitarios en este ámbito se centran en aumentar la supervivencia a cinco años de los pacientes y disminuir la tasa de recidiva, es decir, la aparición del cáncer de manera repetitiva, ya sea en la misma localización o en otro órgano. “Todo ello sin olvidar la calidad de vida del paciente, lo que implica que nuestras intervenciones causen menos dolor, que la estancia hospitalaria sea más corta y que la reincorporación a la vida habitual del paciente sea lo más rápida posible. Por ello, la tendencia se dirige a realizar intervenciones quirúrgicas menos invasivas, como la cirugía laparoscópica”, ha explicado el Dr. Simó.

En este sentido, la doctora Rosa Jiménez, cirujana colorrectal del Hospital Virgen del Rocío, ha afirmado que “la patología colorrectal es una de las subespecialidades en las que el uso de la cirugía mínimamente invasiva (CMI) es más amplia. Se realizan de forma cotidiana procedimientos laparoscópicos o robóticos tanto por vía transabdominal como transanal, para enfermedades benignas como por ejemplo el Crohn o la colitis ulcerosa, y para enfermedades malignas como el cáncer”. Así lo corroboran numerosos estudios que han demostrado que esta cirugía mínimamente invasiva mejora los resultados a corto plazo, disminuye el dolor postoperatorio y permite la recuperación del tránsito gastrointestinal de forma más precoz. “Además, como no hay incisiones abdominales o las que existen son muy pequeñas, de unos 5 o 10 mm, la incidencia de hernias postoperatorias es menor; y todo ello sin comprometer los resultados oncológicos a largo plazo”, ha indicado la doctora.

“Actualmente la implantación de la cirugía mínimamente invasiva depende mucho del centro y del profesional, pero en líneas generales y en hospitales con unidades especializadas como en el caso del Hospital Virgen del Rocío, las intervenciones con esta cirugía superan ampliamente el 50% de los casos de forma global”, ha detallado la Dra. Jiménez.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.