ESTÁS LEYENDO...

Cirugía robótica del tórax, un paso adelante en cá...

Cirugía robótica del tórax, un paso adelante en cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón ocasiona una alta mortalidad tanto en España como en el mundo. La tasa de prevalencia de esta enfermedad en España  se ha estabilizado entre los hombres, pero sigue incrementándose en las mujeres. “Pese a las campañas de deshabituación tabáquica,” explica el Dr. Ignacio Muguruza, cirujano torácico y Director del Programa Integrado de Investigación en Oncología de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “teniendo en cuenta el pronóstico de la enfermedad y la supervivencia de los pacientes, el cáncer de pulmón continúa siendo un problema de salud pública de primer orden. Ahora bien, en los últimos años los avances médicos representan una oportunidad de mirar al futuro con optimismo”.

La dinámica del diagnóstico, por ejemplo, ha sido progresivamente guiada a su realización en el menor tiempo posible y de forma más precoz, mediante técnicas como la tomografía computerizada de baja radiación como método de cribado en pacientes de alto riesgo. Las recientes innovaciones de la clasificación de la extensión anatómica del cáncer de pulmón permiten una mejor estadificación de los tumores, de la previsión pronóstica y la planificación de las distintas opciones terapéuticas. Además, una reciente clasificación histológica y genética, ha alcanzado mayor relevancia con el descubrimiento y aprobación de nuevos fármacos diana para casos concretos. En los próximos años, la biología molecular junto al análisis de las variables anatómicas permitirán una clasificación mucho más precisa que favorezca la comprensión de la enfermedad y de su variabilidad clínica.

Las mejoras en el estudio y optimización preoperatoria de los pacientes, el control del riesgo quirúrgico y los avances en la técnica posibilitan que un grupo más selecto de pacientes se beneficien de la eficacia del tratamiento local mediante cirugía, reduciendo las cifras de morbilidad y mortalidad postoperatorias y mejorando la calidad de vida tras el tratamiento. “En el momento actual,” dice el Dr. Muguruza, “la cirugía por sí sola o asociada a otras terapéuticas sigue siendo el procedimiento más eficaz para el tratamiento de la enfermedad con intención curativa”.

La llegada de la cirugía mínimamente invasiva y de la cirugía robótica han modulado también la forma de pensar y actuar de los cirujanos. En este sentido, la cirugía poco invasiva, junto al resto de las herramientas diagnósticas, cobran un papel más relevante en el momento de desarrollar una estrategia personalizada para los pacientes. Desde la generalización en el uso de la cirugía mínimamente invasiva, un nutrido grupo de pacientes con enfermedad en estadio precoz fundamentalmente, se puede beneficiar de tratamientos mediante cirugía de tórax asistida por video (VATS, por sus siglas en inglés) que reducen de forma significativa el trauma quirúrgico y se asocia a una menor morbilidad con reducción de las estancias, así como una menor pérdida de sangre, menos dolor, incisiones mas pequeñas, menor compromiso respiratorio y recuperación mas rápida.

Sigue leyendo

1 2


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *