Colesterol.

Si en España la enfermedad cardiovascular es la causa
de un tercio de las muertes en varones y de cerca de la mitad en mujeres, un
control de los niveles de colesterol puede disminuir hasta un 35% el riesgo
coronario. Sin embargo, según expertos reunidos en el I Foro Social sobre
Colesterol en Segovia, el control del colesterol es insuficiente con el
abordaje terapéutico actual. Un informe realizado por The
Stockholm Network titulado
“Colesterol: las implicaciones sociosanitarias y
políticas de un abordaje insuficiente”, ha revelado la existencia de un vacío
en las políticas y agendas de los gobiernos en cuanto a la lucha contra los
niveles elevados de colesterol”. Este informe asegura además, que de no
poder medidas, “en el año 2020 los crecientes niveles de colesterol
podrían sumir a Europa en una crisis sanitaria y social del Estado del
bienestar”. Este informe hace un llamamiento para reforzar el seguimiento
de las directrices internacionales de manejo del colesterol, seguir los
tratamientos de eficacia demostrada y extender el uso de nuevas terapias y
tratamientos de combinación, así como involucrar más al paciente en su
tratamiento y estrechar los lazos entre atención primaria y hospitalaria en el
manejo del colesterol.

Según un Informe de The
Stockholm Network

Un control insuficiente del colesterol en España podría desencadenar unacrisis en 15
años

VIEJAS Y NUEVAS ESTRATEGIAS

Respecto a las estrategias terapéuticas que se han
venido utilizando contra el colesterol, existen numerosos datos de que no se
aplican adecuadamente las medidas de prevención que han demostrado ser
eficaces, como la dieta y el tratamiento con fármacos hipolipemiantes,
especialmente con estatinas, según revela el doctor
Rodríguez Padia, jefe del Servicio de Cardiología del
Complejo Hospitalario de Toledo. Uno de los motivos que explican este hecho es
que el colesterol procede de dos fuentes, la intestinal (cuyo componente
mayoritario procede a su vez de la bilis y sólo una tercera parte de la dieta)
y la hepática. Las estatinas, siendo fármacos
extraordinariamente eficaces y seguros, actúan únicamente a nivel de una de las
dos fuentes (la hepática), quedando la fuente intestinal del colesterol sin
ningún tipo de abordaje. A este respecto, recientemente se han incorporado al
arsenal terapéutico los inhibidores de la absorción intestinal que actúan de
forma eficaz sobre dicha fuente intestinal (al igual que las resinas, fármacos
antiguos de uso limitado por ser mal toleradas por los pacientes) que abren un
futuro hacia la terapia de coadministración (estatinas inhibidores de la absorción intestinal) para el
manejo integral de la dislipemia”, concluye.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page