ESTÁS LEYENDO...

Colonoscopia: “lo lamento, va a tener que vo...

Colonoscopia: “lo lamento, va a tener que volver”

Cerca del 25% de las colonoscopias realizadas en España presenta una insuficiente limpieza previa, lo que resta eficacia y genera retrasos en el diagnóstico del cáncer de colon al obligar a repetirlas.

Así lo concluyen los expertos que participan en la 20ª Reunión Anual de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG) celebrado del 8 al 10 de marzo en Madrid. Este problema impide la visualización de lesiones malignas y premalignas, lo que provoca un aumento de riesgos y costes, y disminuye el efecto protector de la prueba frente al cáncer.

El tumor maligno de mayor incidencia en España

Este tipo de tumor es la segunda causa de muerte en la Unión Europea y el tumor maligno de mayor incidencia en España, con cifras de entre 28.500 y 33.800 nuevos casos cada año, según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Además, se estima que el 90% de los casos pueden ser curados si se detectan de modo precoz, para lo que es necesaria una colonoscopia eficaz. En este sentido, los preparados con bajo volumen de polietilenglicol, en combinación con ácido ascórbico, consiguen una gran eficacia y mejoran la calidad de la limpieza, lo que contribuye a que la prueba sea lo más completa posible.

Qué las obstaculiza

Existen diferentes causas que obstaculizan una correcta visualización de las lesiones al realizar la colonoscopia y por tanto favorecen un diagnóstico erróneo o impreciso. “El valor de este tipo de pruebas depende de forma crítica de la limpieza colónica pues si el colon está mal preparado impide que sea completa, lo que obligaría a repetirla y, además, disminuye el efecto protector sobre la aparición del cáncer”, advierte el doctor Marco Antonio Álvarez González, médico adjunto del Servicio de Digestología del Hospital del Mar de Barcelona. Diferentes estudios han demostrado, de hecho, que a detección de los pólipos del colon, incluyendo neoplasias avanzadas, se asocia con la calidad de la preparación. Esta es “la parte más difícil y molesta pues implica que el paciente siga una dieta baja en fibra y tome preparados laxantes para eliminar el material fecal acumulado”, indica.

¿Hacerla, por qué razón?

⊕ La colonoscopia se indica por muchas razones: en pacientes que presentan síntomas, por diagnóstico precoz en personas que no tienen sintomatología y para el seguimiento de lesiones encontradas en un anterior examen. “El diagnóstico temprano es importante ya que se trata de una enfermedad muy frecuente, por lo que se recomienda hacer esta prueba a partir de los 50 años en personas sin síntomas ni con factores de riesgo”, subraya el doctor Álvarez González. Los programas de cribado poblacional de cáncer colorrectal, que se realizan en algunas comunidades autónomas de España, comprenden la realización de un análisis de sangre oculta en heces y, si el test resulta positivo, una colonoscopia. Están dirigidos a personas asintomáticas con edades comprendidas entre los 50 y los 70 años.

⊕ Por otro lado, hay personas con antecedentes familiares o determinadas enfermedades predisponentes al cáncer de colon “a las que se recomienda realizar una vigilancia más estrecha”, informa el doctor Álvarez González.

⊕ Por último, aquellas que han presentado pólipos o un cáncer de colon operado, “necesitan realizarse pruebas periódicas de seguimiento para detectar nuevas posibles lesiones”. Las recomendaciones de seguimiento de la guía de práctica clínica de la Unión Europea aconsejan la realización de una nueva colonoscopia entre uno y cinco años, en función de las características de las lesiones extirpadas en la primera colonoscopia.

Sigue leyendo

1 2




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *