ESTÁS LEYENDO...

Comida emocional. alimenta tu estado de ánimo.

Comida emocional. alimenta tu estado de ánimo.

¿Te
sientes cansada, triste y malhumorada? Hoy puede ser un gran día si aprendes a
comer adecuadamente. Descubre las influencias que la dieta ejerce sobre tu
estado de ánimo

 

Si
todo el mundo sabe que comer bien incide en nuestro bienestar físico, muchos
desconocen la íntima relación que existe entre lo que comemos y nuestro estado
de ánimo. Que nos sintamos mejor, relajados, tristes o contentos depende de la
producción de ciertas sustancias en el cerebro, siendo algunos alimentos
capaces de inducir o incrementar la producción de estas sustancias, que inciden
de forma directa sobre el ánimo, el rendimiento y el comportamiento. Además,
comer es un placer por el hecho de que todo lo que le rodea ?aromas, sabores,
ritos culinarios… -tiene una incidencia directa sobre los sentidos. No en
vano los grandes de la cocina actual han convertido sus fogones en ?laboratorios?
donde potenciar las emociones y sensaciones a través del paladar.

Objetivo: mimar los neurotransmisores

En función de la ?comida emocional? que
hagamos podemos experimentar, aproximadamente 30 minutos después, una sensación
de alegría, mayor concentración, menos estrés… Esto se debe a que la mayoría
de los neurotransmisores, esto es, elementos o sustancias que son liberados en
los extremos de los nervios y que suministran información al cerebro, son
producidos gracias a sustancias básicas existentes en la alimentación. Son los
aminoácidos.

  • Tal es el caso de la fenilanina
    (presente en huevos, hígado, chocolate, pollo, pescado, pasta, arroz,
    lácteos) y la tirosina (se
    puede encontrar en nueces, plátanos, mango, pasta, jamón), las cuales
    forman la base para el neurotransmisor.
  • La noradrenalina, presente
    en naranjas,
    kiwis y frutas tropicales ricas en vitamina C, influye
    en la capacidad de recordar, alivia las depresiones y refuerza al
    organismo ante situaciones de estrés. El té y el café tomados con
    moderación también la contienen.
  • Otro aminoácido, el triptófano,
    (el plátano, los frutos secos, la leche, el queso, la pasta y las judías
    verdes son sus principales fuentes) 
    favorece la producción de serotonina, el transmisor del buen humor
    y de los nervios relajados.
  • Por su parte, la dopamina
    (presente en el queso), regula la adrenalina, e interviene en las reacciones
    ante el miedo y el estrés.

El hambre olfativa

Las sensaciones que se derivan del placer de
comer radican en la conjunción que se produce entre sabor y aroma, tal y como
han demostrado investigadores de la Universidad de Yale (EEUU) y la Universidad
de Dresden (Alemania), quienes han llegado a la conclusión de que hay dos formas de oler, según el camino
que tomen los aromas para llegar a los receptores olfativos. Según esta
investigación, dependiendo de cuál de las dos vías procedan los aromas, se activarán
zonas distintas del cerebro:

  1. Cuando el olor llega a través de las ventanas de la nariz (ortonasal), el cerebro lo identifica
    como algo que puede proporcionar placer pero que aún no lo ha hecho. Este
    mecanismo tiene su explicación en el sistema de recompensa cerebral y
    explicaría la importancia que juegan sentidos distintos al gusto en el
    hecho gastronómico.
  2. Cuando el olor llega por
    la boca
    (retronasal), el cerebro supone que el placer y la
    satisfacción se están produciendo en ese momento.

Los nutrientes del relax

  1. El estrés tiene una relación directa con la forma en que nos
    alimentamos. Los frutos secosylaslegumbrescompensan la pérdida o el déficit de magnesio intracelular que se
    produce ante situaciones prolongadas de ansiedad crónica.
  2. Aunque no se puede hablar de alimentos relajantes propiamente
    dichos, sí que hay un grupo de nutrientes que  estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas,
    ayudando al organismo a mantenerse en calma. Así, por ejemplo, elpavo,
    un clásico de esta época, es una fuente de proteínas con bajo contenido en
    grasa, rica en aminoácidos que aumentan la motivación, avivan los reflejos
    e incrementan la resistencia del organismo al estrés.
  3. También hay algunas preparaciones culinarias que resultan más
    ?relajantes? que otras. Es el caso de las frutas:
    enteras o en zumo son muy recomendables para empezar el día con energía
    mientras que cocidas o en compota son un postre estupendo para las cenas
    de aquellas personas nerviosas o con problemas para conciliar el sueño. En
    épocas especialmente estresantes, nada mejor que reforzar el desayuno con
    un extra de proteínas, añadiendo queso, requesón, yogur o medio litro de
    leche.

?Y
los del nervio

  1. Asimismo, hay que evitar todos aquellos alimentos que potencian
    la ansiedad:lospicantes, elcafé, elvinagre, elpimentón, elmarisco
  2. Además de los alimentos que se ingieren, es muy importante
    vigilar otros aspectos relacionados con la comida, y entre ellos el más
    importante es desterrar la costumbre de comer deprisa y mal, en cualquier lugar, algo que es la antítesis de una digestión
    tranquila.

El
pavo de Navidad contiene aminoácidos que aumentan la motivación, avivan los
reflejos e incrementan la resistencia del organismo al estrés

Alimentos que levantan el ánimo

Uno de los aminoácidos más implicados en el
bienestar emocional y anímico es el triptófano, el cual a su vez está vinculado
a la serotonina, la sustancia cerebral que tranquiliza y levanta el ánimo. El pan integral es uno de los nutrientes que incrementan los niveles de triptófano
cerebral. Lo mejor es comer rebanadas de este pan solas, o antes de otros
nutrientes como la carne o el queso, ricos en proteínas, para que de esta forma
el triptófano llegue antes al cerebro que los otros aminoácidos.

Un clásico segregador de serotonina es el cacao, de ahí que el chocolate sea primera opción a la hora de remontar
bajones anímicos.

El
consumo excesivo de grasas saturadas e hidrogenadas favorecen la depresión y la
fatiga

Aliados de las ?alegrías íntimas?

  1. Tradicionalmente se han atribuido a ciertos alimentos propiedades
    afrodisíacas (que radican fundamentalmente en su aroma). Entre ellos,
    destaca la canela, que además de
    estimular la libido, tiene otras propiedades importantes para la salud,
    tal y como han demostrado recientemente investigadores del Departamento de
    Nutrición Humana del Centro de Investigación en Beltsiville (EEUU),
    quienes han confirmado que esta especia reduce las cifras de azúcar en
    sangre y propicia el descenso de las cifras de colesterol y triglicéridos.
    Según este estudio, para potenciar sus efectos lo mejor es consumirla
    añadida al café, al té, a los zumos, a los cereales o a las tostadas.
  2. Otro alimento con fama ?erotizante? son las ostras ylos mariscos en general, ricos en zinc, por lo que estimulan las capacidades
    físicas y mentales. Su efecto es mayor si se consumen crudos.
  3. Siendo uno de los condimentos más sabrosos y sensoriales, el curry también posee virtudes afrodisíacas, además de ser efectivo en
    la prevención de ciertos tumores, según han demostrado expertos del Centro
    Anderson para la Investigación del Cáncer, en la Universidad de Texas.
  4. Los frutos secos (especialmente el
    pistacho), lasfresasy lasframbuesas, latrufa, elchocolateo laavena son otros de los alimentos que nos ponen ?a tono? para los
    encuentros íntimos. ¿La razón? El bienestar que producen al consumirlos,
    que hace que aumente la libido.

Además
de potenciar la líbido, l

a canela reduce los niveles
de azúcar en sangre y disminuye los de colesterol y triglicéridos

Un guiño a las especias

Todas ellas sirven para potenciar sabores,
añadir variedad a las preparaciones y, también, propiciar determinados estados
de ánimo, debido a sus virtudes aromáticas. Así, por ejemplo, la albahaca agudiza los sentidos, la menta incita al sosiego, el romero fortalece la memoria y la circulación; la vainilla
es un estupendo reconfortante en los estados depresivos, el laurel combate la fatiga, la mejorana es un relajante
natural… La clave es conocer qué efecto produce cada una, con qué alimentos
combinan mejor y, sobre todo, no mezclar especias contrapuestas, ya que su
efecto quedaría anulado.

Sociabilidad a mesa y mantel

Hay determinadas técnicas culinarias que
fomentan la sociabilidad y propician que la hora de comer se convierta en un
momento de reunión y de encuentro. Tal es el caso de la fondue y la raclette. En ambas, cada comensal
se prepara su propio plato mientras comparte mesa y mantel. La foundue clásica de queso o carne
ha dado lugar a una amplia variedad de variantes, saladas o dulces, de forma
que actualmente casi cualquier alimento puede prepararse mediante esta técnica,
que consiste fundamentalmente en la cocción en la sustancia contenida en un
recipiente situado en un hornillo y colocado en el centro de la mesa, del tipo
de alimento elegido, aderezado con distintas salsas y acompañamientos. Lo ideal
es que participen un máximo de seis comensales y que la comida discurra en un
lugar espacioso, tranquilo y, sobre todo, sin prisas. La raclette es el nombre de un queso
suizo ideal para fundir y que actualmente sirve también para denominar a un
pequeño horno de mesa que cuenta con reducidas sartenes en las que se deposita
el queso y al que acompañan patatas, fiambres, hortalizas o cualquier otro tipo
de alimento. El número de comensales recomendados es de ocho.

Trucos para degustar y disfrutar


  • Convierte
    el rito de cocinar en algo agradable.


    Hay que procurar que la preparación de los alimentos sea un placer en sí
    mismo: música agradable, una copa de buen vino… Cocinar con calma,
    tiempo y dedicación puede convertirse en una experiencia de lo más
    relajante.

  • Cuida
    el entorno


    . El ambiente que
    rodea la comida es determinante no sólo para estimular los sentidos sino
    también para asegurar una correcta digestión. Lo ideal es que impere un
    clima tranquilo y alegre, sin televisión ni otros elementos
    distorsionantes. Si se pone música de fondo, ésta no debe impedir la
    conversación

  • Acierta
    con la iluminación


    . La menor exposición
    a la luz solar está relacionada con la melancolía y la depresión. Para
    subsanar la oscuridad invernal nada mejor que poner luces de mayor
    potencia en la zona del comedor, abrir las cortinas a la hora de comer, y
    por qué no, haz el ambiente más agradable poniendo velas por doquier…

  • Presta
    atención al color

    . Los tonos claros
    favorecen el optimismo y la alegría, así que es buena idea que tanto en el
    menaje de cocina como en los manteles, cojines, etc abunden los verdes
    claros, amarillos, naranjas, etc.


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page