ESTÁS LEYENDO...

Como si de una mano real se tratara.

Como si de una mano real se tratara.

Podrán sentir calor o frío, el tacto de otra persona, un golpe o porrazo… Podrán controlar todos sus movimientos, pudiendo emplearla en tantas actividades como deseen. Las prestaciones de esta mano biónica diseñada por investigadores de la Universidad de Barcelona y del CSIC, han mejorado de tal forma a las utilizadas hasta hoy, que quienes hayan sufrido una amputación de la mano apenas notarán la diferencia entre la auténtica y la ortopédica, lo que podría suponer una alternativa muy interesante al trasplante. El proyecto en el que trabajan está suponiendo una revolución en el campo de la ortopedia, hasta el punto de que la percepción de sensaciones puede llegar a ser igual a la percepción que se tendría con una mano auténtica. El uso de esta prótesis actuará con datos de contacto, presión y temperatura gracias a la implantación de un chip que mantendrá el contacto con las fibras nerviosas que anteriormente a la amputación conectaban el sistema nervioso con la mano de la persona. Este chip interpretará las intenciones del usuario mediante el procesamiento de las señales bioeléctricas de las neuronas y transmitirá con precisión las órdenes del movimiento a la mano artificial. Al mismo tiempo, la prótesis recogerá datos de contacto, presión y temperatura de forma similar a como lo hace el tacto de una mano real, y las transmitirá al chip para que sean enviadas al cerebro a través de las conexiones de los nervios.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page