ESTÁS LEYENDO...

Consejos para evitar las aftas en verano

Consejos para evitar las aftas en verano

Consejos para evitar las aftas en verano

El verano viene acompañado de cambios en el estilo de vida, en la alimentación y en nuestra rutina diaria de higiene bucodental. Por eso, es la época del
año en la que tenemos más riesgo de sufrir alguna infección, que puede acabar causando la aparición de aftas bucales. Además, diversos estudios advierten que las altas temperaturas provocan una mayor proliferación de bacterias orales, lo que también contribuye a la aparición de llagas en la boca. Los expertos de la división clínica de SUNSTAR GUM aseguran que el 20% de la población general sufre aftas en algún momento de su vida.

Por todo esto nos ofrecen, ahora que llega el calor, una serie de consejos para poder prevenir la aparición de llagas, además de explicarte las principales soluciones para curarlas. El calor no lo podemos evitar, pero sí que podemos mejorar nuestros hábitos durante el verano:

Consejos para evitar las aftas

– Vitaminas y minerales: en algunas ocasiones, la aparición de aftas viene asociada a la falta de vitaminas y minerales (como por ejemplo: hierro, ácido fólico o vitamina B12). Por eso, con la llegada del verano debemos seguir comiendo platos que contengan estos elementos. Por ejemplo, con una ensalada de lentejas, un bol de leche fría con cereales o un plato de pescado con frutos secos. En definitiva, existen numerosas recetas para seguir manteniendo una dieta equilibrada a la vez que disfrutas de tus vacaciones.

– Cuidado con tu alimentación: en las vacaciones de verano solemos aprovechar para salir a comer fuera o bien evitamos tirarnos mucho tiempo en la cocina. Además de consumir alimentos con vitaminas y minerales, debemos tener cuidado con los alimentos demasiado calientes, así como los platos muy picantes y especiados. También debemos controlar el exceso de frutas ácidas, ya que contribuyen a la reaparición de las llagas bucales.

– No olvides tu higiene bucodental: los expertos de SUNSTAR GUM afirman que 1 de cada 3 españoles reconoce que se olvida de su higiene bucodental cuando está de vacaciones. De hecho, un 21,7% de los españoles no se lava los dientes cuando no está en su hogar. Aunque estemos en la playa, en la piscina o de acampada, existen numerosas herramientas para que tu higiene bucodental sea fácil. Al menos, tenemos que comprometernos a cepillarnos los dientes 2 veces al día. También es aconsejable que nos enjuaguemos con colutorio y que realicemos una buena limpieza interdental. En este último caso, si estás fuera de casa existen palillos interdentales de usar y tirar que te permiten realizar la limpieza estés donde estés.

Pero, si ya tenemos aftas, ¿cómo podemos curarlas?

Ácido hialurónico: para tratar de forma rápida, duradera y eficaz las molestias causadas por las llagas bucales, puedes recurrir a aplicadores con ácido hialurónico para fomentar la regeneración del tejido. Asegúrate de que su fórmula sea sin alcohol y cuente con ingredientes de origen natural. Si contiene Mucosuave, obtendrás propiedades calmantes resultantes de una combinación de extractos de hierbas. Además, Symrelief te ofrecerá un efecto antiinflamatorio y antibacteriano, gracias a la mezcla de jengibre y bisabolol. Siempre que nos apliquemos un producto como éste, debemos consultarlo con el farmacéutico y asegurarnos de que no irrita, no escuece ni produce sensación de quemazón. También puedes pedir el formato que se adapte más a tus necesidades: gel (indicado para el tratamiento agudo de lesiones focalizadas), spray (óptimo para áreas de difícil acceso, como la parte posterior de la boca) o colutorio (indicado para lesiones múltiples y para aquellas ubicadas en zonas de difícil acceso).

-Yogur natural o con bífido bacterias: cuando padecemos de aftas, debemos fortalecer las defensas naturales del organismo. Por esto, comer yogures con bífido o con probióticos nos pueden ayudar a fortalecer estas defensas.

-Infusiones: las infusiones de manzanilla o de caléndula contienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que actúan de forma positiva en la curación de las úlceras bucales.

-Estrés: evita ante todo las situaciones de estrés, ya que generar bajadas de defensa y pueden provocar problemas como la aparición de llagas bucales.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.