ESTÁS LEYENDO...

Contorno de ojos. 10 productos delicatesen.

Contorno de ojos. 10 productos delicatesen.

El contorno de ojos es la ?zona chivata?
del rostro: grita a los cuatro vientos nuestra edad, avisa descaradamente de
cuándo no hemos dormido lo suficiente, refleja sin piedad los signos de estrés
y acusa como nadie las consecuencias de la polución y de los cambios
medioambientales.

La piel del
contorno de ojos no sólo es la más fina de todo el cuerpo, sino que sus
glándulas sudoríparas y sebáceas son muy escasas, de ahí que la película
hidrolipídica de la superficie sea prácticamente inexistente. A todo ello hay
que unir el hecho de su red de microcirculación sanguínea y linfática es muy fina
y frágil. Pero hay más: el parpadeo (que se realiza unas doce mil veces al día)
y la gesticulación continua que repercute en esta zona hace que la piel esté
sometida a una gran movilidad, lo que altera sus fibras de colágeno y elastina,
ocasionando su disminución y, en consecuencia, una pérdida de tono y
elasticidad. Sobre este ?campo minado?, la acción de los factores
medioambientales es especialmente agresiva: el viento, el frío, el aire
acondicionado, la calefacción y, muy especialmente, el sol, la exponen a una
mayor deshidratación y a fenómenos irritantes que contribuyen a la formación de
radicales libres y al envejecimiento.

Las tres ?pupas? más frecuentes

1. Ojeras: se producen cuando los tejidos
de la zona se relajan y generan un hundimiento de la piel o cuando se forma una
pigmentación muy oscura. Aunque suelen ser hereditarias, también pueden
aparecer por falta de sueño.

-Cómo
prevenirlas… Hidratando a diario la zona con una crema descongestionante y
tonificante y, -absolutamente imprescindible-, usando siempre protección solar,
para evitar los problemas de pigmentación. El mejor momento para empezar a
plantarles cara es cuando comienzan con una coloración violeta.

…Y cómo
camuflarlas. Lo mejor es emplear un corrector y aplicarlo con la yema de los
dedos, utilizando después la base de maquillaje suavemente, para no retirar el
producto, y homogeneizando con polvos sueltos. Se deben evitar las sombras
nacaradas y oscuras y el uso del delineador en el párpado inferior. Un truco es
intentar atraer la mirada hacia la parte superior del ojo, centrando los
efectos de color en el párpado superior.

2. Bolsas: son el resultado de la
acumulación de líquido y grasa entre la dermis y la epidermis, debido a
distintos desarreglos de tipo orgánico

-Cómo prevenirlas…
con mucha agua y durmiendo con la cabeza ligeramente elevada, lo que favorece
la eliminación de líquidos en esta zona. Las compresas descongestionantes son
muy efectivas: se hierve agua y se diluye un puñado de sal gruesa. Luego,
empapamos esta mezcla en unas compresas que rodeen los ojos y dejamos que actúe
durante diez minutos. Este gesto favorece la absorción de líquidos. Otro truco
clásico e infalible es la aplicación de rodajas de pepino.

-…Y cómo
camuflarlas: para hacerlas desaparecer en tiempo récord, coge un cubito de
hielo y pásalo por la zona afectada (el frío produce la contracción y un efecto
lifting). Al maquillarlas, hay que emplear colores oscuros a fin de
camuflarlas: para ello, se debe aplicar un tono de base de maquillaje más oscuro
sobre la hinchazón y, alrededor, un tono más claro, matizando al final con una
ligera capa de polvos.

3. Arrugas de expresión: también conocidas
como ?patas de gallo?, son la consecuencia directa del desgaste al que está
sometida la piel de esta zona, lo que se traduce en falta de elasticidad e
hidratación pobre.

-Cómo
prevenirlas… llevando siempre gafas de sol que no obliguen a ?forzar? el
gesto, y empleando a diario cremas hidratantes, protectoras y regenerantes.

…Y cómo camuflarlas:
es muy importante extender y difuminar muy bien tanto la base de maquillaje
como las sombras para evitar que se ?cuarteen? al gesticular, haciendo todavía
más notorias las arrugas.  Y en caso de
que se trate de arrugas más profundas, recurrir a los productos de efecto
tensor y alisante

Productos
cosméticos: sus credenciales

Para el
contorno de ojos no vale cualquier producto, por muy suave que sea. Esta zona
precisa una cosmética específica que sea hipoalergénica, testada
oftalmológicamente, libre de potenciales agentes irritantes y rica en
ingredientes calmantes, descongestionantes, hidratantes y regenerantes. La
amplia gama de cosméticos específicos para esta zona actúan en varios frentes:
rehidratan la zona, corrigen y difuminan las arrugas, disminuyen la
hiperpigmentación, mejoran el tono, drenan y descongestionan, aumentan la
producción de colágeno, refuerzan la epidermis de cara a agresiones futuras,
etc… Se recomienda empezar a usarlos a partir de los 20-25 años.

El quid está en la aplicación

Por la mañana
y por la noche y con la yema de los dedos: éstas son las claves para conseguir
que los productos para el contorno de ojos resulten  efectivos. A la hora de aplicarlos, hay que
adoptar distintas pautas según sea el problema a tratar:

– Para las
ojeras, se debe aplicar abundante producto por todo el párpado inferior con
alisamientos suaves, desde el lagrimal hasta las sienes, sin presionar.

-Para las
bolsas, extender por el párpado inferior mediante presiones suaves y rítmicas,
desde el lagrimal hasta las sienes, realizando este movimiento al menos cinco
veces.

-Para las
patas de gallo, sujetar la piel de la zona abriendo las líneas y pequeñas
arrugas a la vez que se extiende el producto. Realizar ligeros pasos circulares
con la yema del dedo durante unos 15 segundos.

-Para la piel
seca o deshidratada, aplicar una capa gruesa de crema y cubrirla con una gasa
previamente humedecida con agua mineral tibia. Dejar actuar durante 15 minutos

Gimnasia y masajes: para mirarte mejor

AEROBIC Y STREETCHING OCULAR

Para
fortalecer la zona y “poner a tono” sus músculos, nada mejor que un
poco de aerobic: gira los ojos moviéndolos de un lado a otro; parpadea diez
veces con rapidez y luego descansa. Y, también, una dosis de streetching para
trabajar los párpados: cierra los ojos, apretándolos bien y, luego, ábrelos al
máximo, manteniendo las cejas altas.

AUTOMASAJE

Es el mejor
aliado de la cosmética para mejorar la circulación y refrescar la mirada:
desliza las yemas de los dedos desde la parte exterior de los ojos hasta el
párpado inferior y vuelve al principcio. Repite este movimiento tres veces y,
al terminar el tercer cículo, presiona las sienes durante 15 segundos. Para
drenar, reafirmar y eliminar la hinchazón, pellizca suavemente las arrugas superficiales
y profundas con el pulgar y el índice desde fuera hacia dentro del contorno de
ojos, repitiendo este movimiento cinco veces.

4 gestos con mucho “ojo”

1. Hay que
evitar frotarse enérgicamente la zona del contorno de ojos para evitar así la
flacidez y la aparición de bolsas.

2. El
desmaquillado es un gesto que hay que cuidar, ya que puede acelerar la
aparición de arrugas. Hay que utilizar siempre productos específicos, aplicados
con un algodón y siempre usando uno distinto para cada ojo. En caso de
“emergencia” la vaselina puede ser un buen sustituto

3. Para
eliminar las máscaras de ojos waterproof hay que emplear siempre
desmaquilladores específicos, frotando suavemente la pestaña con el algodón sin
tocar la piel

4. Tanto los
productos exfoliantes como determinadas mascarillas deben evitarse en la zona
de los ojos, ya que sus ingredientes pueden irritarla. Para preservarla, nada
mejor que protegerla de cualquier posible contacto colocando medio disco de
algodón debajo de cada ojo

4 soluciones exprés

1. Para los
pliegues en los párpados: hay que aplicar siempre una sombra muy clara y mate
sobre todo el párpado, para fijar bien el color y evitar que la sombra se
acumule en los pliegues.

Se deben usar
siempre tonos mates y evitar los perlados, que acentúan las arrugas

2. Para
maquillar ojos con lentillas: hay que ponerlas antes de maquillarse y quitarlas
antes de retirar el maquillaje. Se deben usar sombras que se adhieran bien al
párpado para evitar que puedan entrar al ojo partículas de maquillaje

3. Para los
ojos irritados: si son resultado de pasar muchas horas enfrente del ordenador y
van acompañados de sequedad, visión borrosa o dolores de cabeza, es
imprescindible usar una pantalla con efecto filtrante, realizar pausas de unos
cinco minutos cada media hora, evitar que la luz se refleje en la pantalla y
mantener el monitor a una distancia aproximada de unos 60-70 cm. de los ojos

4. Para los
párpados caídos: utilizar siempre una sombra de ojos hidratante
(preferiblemente en crema) que suavice la capa externa de la piel y oculte las
pequeñas venas.

Cejas: las grandes olvidadas

Aunque son el
telón de fondo de nuestros ojos y una de las piezas clave para transformar una
expresión anodina en una mirada espectacular, suelen ser las grandes olvidadas del
cuidado facial. Lo primero es determinar qué forma de ceja es la que más
favorece y después, definirlas con la ayuda de una pinza, despejando primero la
piel y  las cejas de todo rastro de grasa
y maquillaje y después ir depilando pelo por pelo, empezando por los que están
fuera de la línea trazada, siguiendo el sentido del crecimiento del vello y
tirando de la piel con la yema de los dedos pulgar e índice.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page