Cosas de mujeres.

CONSEJOSFARMACIA
ACTUAL

Por José Vélez García-Nieto

Asoc. Esp. Farm.

de Letras y Artes

[email protected]

Cosas de mujeres

Aun a
riesgo de resultar políticamente incorrecto y sabiendo que no se estila en
estos tiempos la diferenciación por razones de sexo, conviene mantener algunos
criterios en materia farmacológica para comprender que no es lo mismo medicar a
mujeres que a hombres, sin que por ello el galeno correspondiente sea tachado de
sexista o decimonónico.

En estos tiempos de avances
espectaculares en los tratamientos de muchas patologías, la Ciencia también
cuenta con algún que otro resbalón: a veces, por desconocimiento de datos,
otras porque sólo la experiencia en periodos relativamente largos permite
encuadrar las conclusiones adecuadas.

Las mujeres han sufrido durante
siglos, y casi siempre con resignación y silencio, los avatares de su propia
naturaleza. La menstruación, los embarazos o la menopausia eran procesos en los
que se sumaba un factor de presión externa a lo que realmente sucedía en el
interior del organismo. Incluso, en ciertas religiones se asocian vestimentas y
comportamientos denigrantes a esos momentos concretos.

La sociedad occidental, que cree
saberlo todo, experimentó la llamada Terapia Hormonal Sustitutiva (THS) para
combatir los desórdenes e incomodidades de la menopausia, etapa que en la
actualidad se asocia a afecciones de mayor calado como la aparición de la
osteoporosis, lo que fuerza a poner en marcha actuaciones de carácter
preventivo. Si la THS fue un verdadero boom farmacológico en su día ? todo se
resolvía aportando externamente las hormonas que ya no somos capaces de
fabricar-, ahora se ha comprobado que en algunas mujeres son mayores los
peligros de un uso indiscriminado que sus teóricos beneficios.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page