ESTÁS LEYENDO...

Cosmética “teen”: los cuidados de la p...

Cosmética “teen”: los cuidados de la piel adolescente

Cuanto antes, mejor. Este es el mantra a seguir cuando se trata de adelantarse y prevenir el proceso de envejecimiento cutáneo. De ahí la importancia de iniciar una rutina de cuidados en la adolescencia, sobre todo en lo que respecta a tres aspectos: limpieza, hidratación y protección solar.

Aunque las señas de identidad de una piel adolescente son una buena hidratación, tersura y luminosidad, también tiene una serie de “enemigos” a batir (exceso de grasa, puntos negros y acné, principalmente) que hacen absolutamente necesario adoptar una rutina cosmética con productos específicamente adaptados a este tramo de edad (15-25 años, aproximadamente). Tal y como explica la farmacéutica Inmaculada Canterla, especialista en Dermocosmética y fundadora de Cosmeceutical Center, uno de los principales problemas a los que se enfrentan estas pieles es la sobreproducción de seborrea hormonal, “y por eso es normal tener una mayor secreción de glándulas sebáceas. Lo importante es controlar que ésta no sea excesiva y que no se combine con células muertas de la piel que puedan bloquear el folículo piloso, ya que bajo un poro taponado se puede producir el entorno perfecto para la bacteria epidérmica Propionibacterium acnes, que hace que la piel se inflame produciendo lesiones visibles y que el acné se multiplique descontroladamente. El segundo problema en importancia podría ser la pigmentación residual postinflamatoria derivada de procesos como el acné”.

En la misma línea, la doctora Natalia Ribé, experta en Medicina Cosmética y directora del Institut Dra. Natalia Ribé, comenta que “dado que la pubertad es una etapa de cambios hormonales, las consecuencias para la piel suelen ser mayoritariamente desórdenes foliculares y una mayor secreción sebácea. Las pieles adolescentes se suelen caracterizar por la aparición de espinillas, granos, sebo y poros dilatados, que pueden acabar derivando en el tan temido acné. Como, además, en esta edad, y especialmente en el caso de los chicos, aumenta la transpiración cutánea, se incrementa el exceso de grasa de forma desproporcionada”.Teniendo en cuenta estas peculiaridades, la doctora Ribé define cuál es el ABC de la rutina de cuidados de la piel adolescente: limpieza, hidratación y protección solar.

Beauty

Limpieza
Sin sexo ni edad

Se podría decir que el principal objetivo de los cuidados destinados a la piel adolescente es “salvar al poro” ya que esta zona de la epidermis es la principal perjudicada de la hiperproducción sebácea. Y esta “misión de rescate”, la higiene es imprescindible ya que, además, se trata de la estrategia más sencilla y eficaz para dejar respirar la piel, aportarle oxígeno y hacer que mantenga la luminosidad característica a estas edades. “Un adecuado ritual de limpieza permite controlar el exceso de grasa.

1.      Las rutinas de limpieza son las mismas para chicos y chicas: dos veces al día, e insistiendo en la zona T (aletas de la nariz, la barbilla y la frente), con productos adecuados”, señala la farmacéutica Luz García Toro, directora de comunicación de los laboratorios Arkopharma. La doctora Ribé coincide en la necesidad de aplicar este ritual, de forma meticulosa, dos veces al día, y destaca la importancia de la limpieza nocturna, antes de acostarse, tanto si se usa maquillaje como si no.

2.      En cuanto al tipo de productos empleados para realizar este gesto cosmético, las expertas son unánimes: tienen que ser específicos y no grasos: “puede ser con espuma, gel, etc. Lo importante es que retire la suciedad y el exceso de grasa sin agredir. Además, se puede realizar una suave exfoliación (nunca profunda) de vez en cuando, siempre con productos adecuados y nunca si hay brote de acné. Las espumas y geles utilizados deben incluir agentes de limpieza no agresivos y no contener alcohol o jabón en su formulación. Existen ingredientes procedentes de las plantas que poseen un efecto anti-inflamatorio y calmante que son muy recomendables, como por ejemplo la manzanilla y la rosa mosqueta. Una buena estrategia es aplicar unas gotitas de aceite de árbol de té, que tiene propiedades antisépticas y suavizantes que mejoran el acné. Se recomienda mezclarlo con la crema hidratante”, comenta Luz García Toro. Por su parte, Inmaculada Canterla recomienda el uso de un producto suave que contenga hidroxiácidos y que tenga un elevado poder de penetración, pero también que disuelva y limpie a nivel superficial. “También puede incluir ingredientes con actividad antiinflamatoria, bactericida, etc, como niacinamida, gluconato de clorhexidina, que tiene acción desinfectante, y ácido azeláico, para hacer peeling diario”.

productos1
Hidratación + protección solar
Tándem ganador

1.      Respecto a esto, hay una falsa creencia que defiende que las pieles grasas en general y las más jóvenes en particular no necesitan este tipo de productos porque pueden aumentar aún más la secreción sebácea, algo que no es cierto, ya que estas epidermis también necesitan de una dosis diaria de hidratación para lucir sanas y reparar los efectos de las agresiones externas. Pero, ¿cuándo aplicar la hidratante?. “Siempre después de una limpieza profunda, utilizando para ello productos no comedogénicos, para evitar así, en la medida de lo posible, el bloqueo de los poros”, dice Natalia Ribé. Lo ideal es recurrir a estos productos por la mañana, antes de salir, para así asegurar la hidratación de la piel durante toda la jornada y mantener su aspecto fresco.

2.      “Otro de los principales problemas a esta edad, probablemente derivado de la falta de conciencia del peligro de la radiación solar, son las quemaduras solares y sus consecuencias”, explica la doctora Ribé. “Por la mañana, antes de salir de casa, incluso en invierno, hay que aplicar una crema con SPF alta (30 o 50). Es importante concienciar a estas edades sobre los efectos nocivos del sol, ya que no hay que olvidar que la piel tiene memoria y los excesos que se comenten en la juventud se pagan llegada la edad adulta”.

3.      En cuanto al uso de otros productos cosméticos como, por ejemplo, el contorno de ojos, Natalia Ribé señala que “teniendo en cuenta que la piel de esta zona es la más fina de todo nuestro cuerpo, ya podemos hacernos una idea de los cuidados específicos y delicados que ésta necesita. Por eso, y como medida preventiva, puede ir bien el uso de un contorno de ojos de primeros cuidados, trabajando con pequeños toquecitos la zona con la misma hidratante del resto del rostro. Lo verdaderamente importante a esta edad es no obviar la hidratación de esta zona, pero no es necesario recurrir a productos de contorno antiedad para pieles maduras”.

4.      Por su parte, Inmaculada Canterla advierte de que hay una serie de productos e ingredientes que no están indicados para los cuidados cosméticos a estas edades: “Todos aquellos especialmente formulados para el envejecimiento, tratamiento de las arrugas estáticas, para el aumento del espesor, la elasticidad o la firmeza, como por ejemplo los factores de crecimiento (growth factor). Lo que sí está indicado siempre son los fotoprotectores y los antioxidantes, para reducir los efectos perjudiciales de los radicales libres y proteger la piel de los daños adicionales”, afirma.

poroductos2





COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *