ESTÁS LEYENDO...

Email Marketing. Creando la base de datos de la fa...

Email Marketing. Creando la base de datos de la farmacia

El email marketing es una de las herramientas de marketing más antiguas y, si se hace bien, de las que más resultados podemos obtener. Como siempre, hay que definir bien los objetivos a conseguir y teniendo en cuenta que, posiblemente comencemos con una base de datos de “0” emails, no podemos plantearnos unos objetivos finales a corto-medio plazo. En este post intentaremos enumerar los principales pasos y estrategias para conseguir nuestra primera base de datos de direcciones de clientes de la farmacia y comenzar con una campaña de email marketing.

Recopilación de emails. Los concursos son nuestros aliados

El primer paso, lógicamente, es recopilar tantos emails como podamos de nuestro cliente objetivo. En nuestro caso, tenemos la oficina de farmacia como punto de encuentro de los pacientes así que, debemos aprovechar esta ventaja y exprimirla al máximo.

Una táctica que suele funcionar es, usando uno de los monitores del mostrador de la farmacia o una tablet, invitar al cliente a cumplimentar un formulario digital de registro con  su nombre, su email (con esto sería suficiente) y algún otro dato más que nos interese. Como “gancho” podéis organizar un pequeño sorteo: “Solo con rellenar un sencillo formulario, entrarás en el sorteo de… (lo que tengáis en oferta en la farmacia)”. El paciente obtiene un posible beneficio participando en la promoción y nosotros comenzamos a recopilar información de nuestros clientes.

Otro método es la newsletter de noticias. Colocaríamos un aviso en la web de la farmacia invitando al usuario a suscribirse a nuestra newsletter. Esto nos compromete a tener un trabajo más periódico que un sorteo o promoción eventual, ya que el paciente esperará un email con noticias o promociones de la farmacia semanalmente, al menos. Este método es algo más lento a la hora de crear nuestra base de datos.

Además, los formularios de contacto de nuestra web también nos servirán para conseguir emails nuevos, siempre y cuando avisemos en los términos de uso que deben aceptar que sus emails pueden ser usados para futuras comunicaciones.

Ordenar y planificar nuestra base de datos

Puede que hayamos conseguidos nuestros emails de pacientes de canales distintos. Ahora debemos ordenarlos atendiendo a la procedencia de la información, a la información en sí y a la utilización que vamos a dar a esa base de datos.

Si los datos nos han llegado a través de un sorteo de cosmética rejuvenecedora, posiblemente el 90% de los emails sean de mujeres de entre 35-50 años. Esas direcciones podrían estar en una lista llamada “pacientes mujeres 35-50” y la podremos utilizar para hacerles llegar una promoción especial para ese tipo de cliente. Ser ordenados nos ayudará a conseguir los objetivos que nos marquemos con las campañas de emailing.

Una vez que tengamos unos 300-500 emails, podemos empezar a planificar nuestra primera campaña de emailing. Escogeremos una de nuestras listas o la base de datos completa y nos marcaremos unos objetivos.

Consejos y recomendaciones

¡¡El spam es malo!! Debemos grabarnos esto a fuego en nuestra mente. No es buena idea mandar todos los días un email de promociones a nuestros pacientes, ya que podemos provocar que este se dé de baja y echar por tierra nuestra imagen de farmacia maravillosa y supermoderna. Debemos dar lo que el paciente quiere: información de la farmacia, información de promociones atractivas, noticias de salud, recomendaciones farmacéuticas… Con esta mezcla de contenido podemos mostrar a nuestro cliente objetivo 2 promociones semanales junto con información útil, sin saturarle y con posibilidades de convertirlo en ventas… Pero esto es otra historia de la que ya hablaremos.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *