ESTÁS LEYENDO...

“Cuando nace un bebé prematuro, toda la familia ne...

“Cuando nace un bebé prematuro, toda la familia necesita cuidados”

“Cuando nace un bebé prematuro, toda la familia necesita cuidados”

Palabras de Concha Gómez, presidenta de la Asociación de Padres y de Niños Prematuros (APREM)

El 17 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Prematuridad, por lo que la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM) hace una llamada a la sociedad para concienciar en torno a los problemas de salud y de desarrollo que conlleva la prematuridad en los niños y cómo afecta esta a la familia. En la consecución de este objetivo, la asociación pondrá en marcha diferentes actividades, en colaboración con familias, profesionales, empresas colaboradoras y administración.

En este sentido, con motivo de este Día Mundial, celebrado internacionalmente en 2018 por décimo año consecutivo, la asociación recuerda que, aproximadamente, “un 10% de los niños que nacen en el mundo, lo hacen prematuramente”. Además, solo en España, la cifra de nacimientos prematuros supera el 7% del total, según el Instituto Nacional de Estadística. “Una de las causas más importantes de partos prematuros es la edad materna, más elevada en países como España e Italia; fenómeno que tiene su explicación principal en la falta de empleo o su precariedad, junto a la dificultad que existe en nuestro país para conciliar la vida doméstico-familiar y profesional”, afirma la presidenta de APREM, Concha Gómez.

La prematuridad es una condición neonatal que potencialmente afecta a muchos ámbitos del desarrollo. Los niños que nacen prematuramente, y más los que lo hacen muy pronto, tienen más riesgo de desarrollar trastornos del neurodesarrollo y problemas gastrointestinales o respiratorios, debiendo atender adecuadamente esta última complicación, siguiendo las recomendaciones que la Sociedad Española de Neonatología establece para la inmunización de estos pequeños. “Si los bebés que nacen prematuramente no reciben la atención necesaria a lo largo de su desarrollo, sí que podemos hablar de un problema de salud pública”, afirma Concha Gómez.

Asimismo, desde el momento en que estos bebés nacen, los padres deberían convertirse en los principales cuidadores de sus hijos e integrarse en el equipo que los atiende. En este sentido, desde APREM destacan la importante labor que conlleva el programa de cuidados que está poniendo en marcha el Servicio de Neonatología de La Paz, en el que los cuidadores principales son los padres y que tiene resultados positivos, no solo para el bebé, sino para la salud de toda la familia. “Cuando nace un bebé prematuro, toda la familia necesita cuidados, porque es un tipo de nacimiento para el que nadie está preparado y más si se produce con muy pocas semanas de gestación”.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.